Seis rivalidades entre marcas que hicieron y hacen historia
inteligencia artificial y marketing

¿Inteligencia Artificial y marketing? Hay valor más allá de la palabra de moda

11 enero, 2018

Pizza Hut y Toyota se alían para crear el repartidor autónomo de Black Mirror

12 enero, 2018

Mi mejor enemigo: seis rivalidades entre marcas que hicieron y hacen historia

Para vender sus productos, las marcas tratan de ofrecer al mundo su mejor cara. Calidad, atención al cliente, precios competitivos… son algunos de los factores que nunca faltan. Y,  por supuesto, simpatía y cordialidad.

Pero la realidad de una marca puede no resultar tan bucólica cuando se ha de enfrentar a la competencia. Las rivalidades entre marcas poderosas que querían ser las primeras de su sector han escrito interesantes episodios dignos del mejor show televisivo. ¿Repasamos algunas de las más famosas?
 

Coca Cola vs. Pepsi

Refrescos de cola hay muchos, pero el mundo se divide entre los fans de Coca Cola y los de Pepsi. Ambas han competido por productos similares. No sólo el refresco original, sino también sus variedades light o descafeinadas.

Uno de los episodios más interesantes de esta guerra se vivió en 1975, cuando Pepsi hizo un “test a ciegas” de cata de bebidas, en el que los consumidores debían beber ambos refrescos sin saber a qué marca pertenecía cada uno. Más de la mitad de los consumidores prefería Pepsi.
 

Apple vs. Samsung

Ahora  que el móvil es el dispositivo más usado (y lo que nos queda), los smartphone de Samsung quieren cuestionar el dominio de Apple, protagonizando una de las rivalidades más fuertes. Lo suyo sí es una guerra en toda regla en la que entran en juego las patentes. ¿Quién inventó esto primero y quién está copiando el talento del otro?

Todo comenzó cuando Apple lanzó al mundo su iPhone en 2007. Nada volvería ser igual. Samsung renovó su línea de móviles y muchos dijeron que había copiado los diseños de su rival. Desde entonces no han sido pocos los juicios (que se han vuelto mediáticos) en los que se ha disputado quién desarrolló conceptos como deslizar para desbloquear”, “autocorrección” o “enlaces rápidos”.
 

Nike vs. Adidas

Los patrocinios deportivos son otro de los tótems que las marcas no pueden dejar de lado. De hecho, sus peleas habrían propiciado que, en los últimos años, se hubieran incrementado estos contratos en un 300%, casi nada.

Uno de los momentos más cruentos de esta guerra se vivió en 2015 cuando Adidas consiguió “arrebatarle” a Nike dos clientes tan poderosos como el Manchester United y la Juventus. Gracias, claro está, a una mejora en sus contratos. Poco importan las multas. En 2016, el Chelsea debía pagar 44 millones de euros por romper el compromiso con Adidas. En nuestro país, de hecho, esta rivalidad se asocia con los dos clubes más poderosos de nuestra liga: Adidas viste al Real Madrid, mientras que Nike hace lo propio con el Barça.
 

Atresmedia vs. Mediaset

En nuestro país, si hay dos marcas que compiten minuto a minuto exhaustivamente son los dos grandes grupos de televisión generalista. La batalla por la audiencia se vive sin pausas. Sus rivalidades son públicas y notorias para todos los que encienden su televisor. Han competido por presentadores, por formatos… Han tenido series parecidas, programas similares o franjas horarias que buscaban el mismo target.

Y por si los duelos de Telecinco y Antena 3 eran poco, sumaron más canales a esa lucha: laSexta y Cuatro son sus segundos de a bordo, pero con la llegada de la TDT muchos más jugadores entraron en liza. En noviembre, Telecinco consiguió ser la cadena más vista por décimo mes consecutivo con un 13,2% del share. Antena 3 fue segunda con un 12,1% de la audiencia.
 

Mc Donalds vs. Burger King

La comida rápida es una de esas especialidades que la vida moderna ha encumbrado. Hamburguesa, patatas fritas, bien de kétchup… Y los reyes de este mundillo son dos, cuya rivalidad se remonta a sus inicios. No en vano, este bocadillo de ternera es casi un símbolo nacional para los estadounidenses (o sin el casi), consumiéndose más 50.000 unidades al año.

Su enfrentamiento es tan grande que no han dudado en lanzar campañas en las que, directamente, el objetivo era menospreciar a su rival. Uno de los últimos casos se dio en 2016, cuando Mc Donalds creó una campaña en Francia contra su rival que Burger King no dudó en contrarrestar usando las redes sociales.
 

Instagram vs. Snapchat

La era tecnológica nos ha traído rivalidades que no por ser de nuevo cuño resultan menos corrosivas y duras. De hecho, la lucha por los usuarios, sobre todo, el público millennial, provoca peleas encarnizadas entre marcas como las redes sociales.

En 2016, todo el mundo hablaba de Snapchat. ¿Una red social de contenido efímero? Aunque algunos no lo entiendan, el hecho de que las publicaciones desaparecieran a las 24 horas fue un gran atractivo para muchos. Facebook trató de comprar la compañía, pero al no poder conseguirlo, decidió hacerle la competencia más dura. Incorporó Stories a su Instagram y copió todas las funcionalidades de Snapchat. La guerra entre ambas apps no deja indiferente a  nadie.

Imagen | Pixabay

 

Para estar al día de toda la actualidad síguenos en: