Grandes Empresas

IoT para mantener a las mascotas siempre conectadas con sus dueños

Tecnología, mascotas e ideas innovadoras. La combinación de estos tres elementos está empezando a dar sus frutos en un mercado en alza. El sector de los animales de compañía ya mueve 1.000 millones de euros al año en España. Una cifra que sitúa a nuestro país en la quinta posición en gasto dentro de Europa.

La preocupación por su salud y bienestar ha aumentado en los últimos años. Así como el número de mascotas, presentes en el 40% de los hogares españoles, según la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMVAC). En cifras redondas, en España ya hay 20 millones, de los cuales casi 5,2 millones son perros y más de 2,2 son gatos.

Además de los productos destinados a su alimentación e higiene, se está observando un aumento en la adquisición de gadgets. Dispositivos que ayudan a los dueños en el cuidado diario de sus animales de compañía, pero sobre todo en aquellos destinados a su vigilancia y monitorización. Una tendencia que los especialistas en la venta de artículos para mascotas prevén que seguirá aumentado.

Internet de las Cosas: oportunidades, retos y ejemplos reales de uso por parte de las compañías

Por ejemplo, Enrique Santamaría, director de E-Commerce de Tiendanimal, nos comenta que “el aumento de la demanda en este tipo de productos lo hemos notado sobre todo desde la aparición de los smartphones, que supone que la sociedad ha asumido completamente su transformación y convivencia digital”.

Mascotas siempre localizadas

Uno de los gadgets más demandados son los GPS. Localizadores que permiten a los dueños de mascotas –sobre todo perros– saber dónde están aunque desaparezcan de su vista, y evitarse disgustos. La disponibilidad de este tipo de dispositivos se ha visto favorecida por la adopción del Internet de las Cosas (IoT).

Las comunicaciones máquina a máquina (M2M) han permitido que ideas como la de Jorge Escudero, cofundador de Dondo, se pudieran materializar. Un proyecto que nació hace tres años para satisfacer una necesidad particular: la de encontrar a su perro cuando se escapaba.

“Después de un par de sustos, decidí buscar algún sistema que me permitiera tenerlo localizado en todo momento”, recuerda Escudero. “Lo que encontré no me pareció adecuado, así que decidí crear Dondo”. Se trata de un sistema diseñado específicamente para mascotas que permite tenerlas localizadas en el móvil. No importa lo lejos que esté el animal de su dueño. Y tampoco hay que llevar otro dispositivo adicional. Solo se necesita el smartphone, colocar el localizador en el collar del animal y abrir la aplicación en el móvil.

Escudero cuenta a Hablemos de Empresas que para llegar a un producto como el que tienen ahora –del que destaca su fiabilidad– tuvieron que elegir muy bien a sus acompañantes. En una primera fase, buscaron un fabricante con garantías y se pusieron como prioridad utilizar componentes de calidad en el diseño del producto. “El hardware es muy importante en este tipo de dispositivos, pues necesitamos ser la más precisos posible”.

“En la siguiente fase pasamos a desarrollar el software que hace posible que todo funcione. Pero, además, queríamos que lo hiciera de la forma más sencilla posible para el usuario”.

En busca de la solución M2M perfecta

Con ambos objetivos completados y con el producto listo para lanzarse al mercado, empezó el trabajo de promoción, distribución y venta. Y también empiezan a llegar los primeros feedbacks de los clientes. Fue ahí cuándo detectaron que tenían que hacer una modificación sobre el proyecto inicial.

“Al principio solo comercializábamos el dispositivo, y era el cliente quien contrataba la tarjeta SIM por su cuenta”, explica Escudero. “Con el paso del tiempo vimos que los clientes reclamaban un producto ready to go, que pudieran utilizar desde el momento de la compra sin tener que hacer más gestiones. Así que decidimos incorporar la tarjeta SIM en fábrica”.

Empezaron a buscar opciones que les permitieran implementar estos cambios con agilidad. Las líneas M2M con las que venían comercializando el producto se limitaban solo a un servicio de conectividad. Lo que necesitaban era una solución IoT que dotara a su producto de un valor añadido.

Era imprescindible que cumpliera tres requisitos: conectividad con la mejor cobertura, sin límites y competitiva en precio. En Dondo consideraban que esta era la única forma de proporcionar las máximas garantías a sus usuarios. La solución M2M de Orange les ofrecía todo esto y algo más.

Al principio solo comercializábamos el dispositivo, y era el cliente quien contrataba la tarjeta SIM por su cuenta. Con el paso del tiempo vimos que los clientes reclamaban un producto ready to go, que pudieran utilizar desde el momento de la compra sin tener que hacer más gestiones

Jorge Escudero Cofundador de Dondo

“No solo se pone en marcha la infraestructura que conecta a la persona con su mascota. Además, los propios usuarios son capaces de gestionar los dispositivos de una forma más personalizada, efectiva y ágil”, explican desde la propia operadora. Y en mes y medio estaba listo el proyecto.

Acceso a la plataforma y control del terminal

Actualmente, los dispositivos Dondo ya vienen con la tarjeta instalada y el usuario puede empezar a utilizarlo desde el primer día . Esto ha supuesto mejorar la experiencia de uso, pero también tener un mayor control sobre cualquier incidencia. “La conectividad del dispositivo es una parte fundamental del servicio.  Ahora tenemos un mayor control de todo el proceso”, describe Escudero.

También reconoce que esto les obliga a gestionar eficazmente todas las líneas. “En este sentido el acuerdo firmado con Orange supone un salto de calidad importante. Nos ofrece un control total sobre cada línea, una plataforma clara e intuitiva que facilita cualquier gestión y una cobertura extraordinaria”.

Algo que ratifican desde Orange: “Gracias a nuestra solución M2M, se pueden obtener datos en tiempo real entre el usuario y su mascota. Lo que, en este caso, da la posibilidad de geolocalizarla desde su dispositivo móvil a través de la app”.

Escudero cree que las comunicaciones M2M no solo son una buena herramienta para controlar la ubicación del animal. También resultan útiles para supervisar su salud, controlar el ejercicio que realiza, su peso, lo que come, etcétera.

Todas esas posibilidades ponen en evidencia que la aplicación de las soluciones M2M son múltiples. Y a medida que nos vayamos acostumbrando a utilizar estas tecnologías en nuestro día a día, las empresas apostarán cada vez más por ello y surgirán aun más usos.

“En el sector de las mascotas, concretamente, el IoT está creciendo a un ritmo espectacular. El año pasado se hablaba de unos 500.000 dispositivos de localización GPS en mascotas y se espera que para 2021 la cifra llegue a los tres millones”, apunta el cofundador de Dondo.

Imágenes / Dondo

Subir