Geoblink, la startup de moda que ayuda a las tiendas a situarse bien en el mapa
24 enero, 2017
Cómo vender por Internet sin tener una tienda on-line
26 enero, 2017

Problemas y retos con los que se va a encontrar tu empresa en 2017

La conformación del Gobierno, entre otras cosas, ha elevado la confianza de los empresarios españoles, que, de acuerdo con el International Business Report de Grant Thornton, se muestran optimistas (55%) y creen que la economía española crecerá este año.

Este ambiente de confianza no implica que todo esté hecho, sino que hay que trabajar cada empresa en lo suyo para seguir creciendo, sorteando, como siempre, los problemas y retos que van apareciendo cada día. A continuación, anotamos algunos con los que los empresarios, autónomos y emprendedores españoles tendrán que lidiar durante 2017.

 

 

Restricciones en los pagos en efectivo

En este 2017 se limita el importe para realizar pagos en efectivo a una cantidad de 1.000 euros como máximo, después de que el Gobierno decidiera reducir este límite fijado en 2.500 euros desde el año 2012, según se establece en el artículo 7 de la Ley 7/2012, de 29 de octubre como medida de control del fraude.

Se debe tener en cuenta que éste límite se de 1.000 euros se refiere a la cantidad total que tengamos que abonar, debiendo tenerse en cuenta la suma de los “[…] importes de todas las operaciones o pagos en que se haya podido fraccionar la entrega de bienes o la prestación de servicios”.

Como empresario debes contemplar que incumplir esta normativa puede suponer una infracción administrativa grave. Así, las personas o empresas infractoras, tanto pagadoras como receptoras del dinero, pueden ser sancionadas por la Agencia Tributaria con una multa del 25% sobre la cantidad pagada y que exceda los 1.000 euros permitidos.

 

Subidas de los gastos en Seguridad Social

El anuncio realizado hace unas semanas con la aprobación decreto ley que contempla una subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) del 8% para 2017 afecta directamente a todo lo que tenga que ver con las cotizaciones a la Seguridad Social de las empresas.

Por un lado, esta subida hará incrementar las bases mínimas de cotización en todos los regímenes de la Seguridad Social, subiendo los costes laborales de la empresa, sin olvidar que los convenios colectivos que se firmen a partir de ahora se verán afectados, ya que habitualmente a negociación de los salarios de los mismos se suele utilizar como referencia el SMI.

Por otro lado, el autónomo propietario de una sociedad o los autónomos con diez o más empleados también se verán afectados, teniendo que pagar unos 300 euros más al año en las cuotas de la Seguridad Social, ya que esta subida del  8% se aplica sobre la base mínima de cotización.

 

La asignatura pendiente de la digitalización

Las tendencias digitales que se nos plantean en este año 2017 son una gran oportunidad para aquellas empresas que han ido aplazando continuamente la adaptación a las TIC.

Cada vez más, los hábitos de consumo de los clientes hacen que aquellas empresas que no se  adapten e incorporen la digitalización a sus cadenas de valor, conviertan lo que podría ser una oportunidad en un verdadero problema, al no resultar competitivas ante un mercado que avanza a golpe de desarrollo tecnológico.

 

La mejora del consumo

La subida de precios (entre otras cosas, del petróleo) y la fiscalidad elevada pueden suponer que el crecimiento del consumo de los hogares se ralentice, si bien seguirá con tendencia creciente en este 2017, ya que la economía española creció un 3,2% en 2016 y prevé un crecimiento del 2,5% en este año que comenzamos.

Esta situación puede suponer, a pesar de la incertidumbre que genera la amenaza continua de subida del IVA en algunos productos, que las empresas puedan plantearse mantener o incluso aumentar los niveles de facturación actuales.

 

Incremento de los precios del petróleo y los suministros

La entrada de un nuevo año siempre lleva aparejada actualizaciones generales de los precios de los principales suministros, para particulares pero también de las empresas. Por ejemplo, el gas y la electricidad han empezado el año con subidas, situándose el precio de esta última en su precio más alto en tres años.

Paralelamente, los cambios que se van a producir en el precio del barril del petróleo, que en los últimos tiempos ha estado en mínimos, van a mantener su tendencia al alza, estimándose una subida para este año del 7%, lo que finalmente repercutirá en los precios del carburante y del transporte, tan importantes para muchas de las empresas.

 

Adaptación a la nueva norma de Protección de datos

La aprobación del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que ha impuesto un nuevo marco normativo para el conjunto de países europeos, supondrá algunos cambios que deberá tener en cuenta el empresario, pudiendo aprovechar este 2017 para ir modificando procedimientos que serán de obligado cumplimiento a partir del 25 de mayo de 2018.

Uno de los cambios más sonados afecta al derecho al olvido, debiendo ser conscientes las empresas (y sus responsables de ficheros) que los ciudadanos pueden solicitar que sus datos personales sean suprimidos cuando, entre otros casos, estos ya no sean necesarios para la finalidad con la que fueron recogidos.

En relación a esto, también se crea el derecho a la portabilidad, que implica que hay que poder facilitarle sus datos al interesado, si éste lo solicita, en un formato que le permita su traslado a otro responsable de ficheros de otra empresa.

Igualmente, se introducen otros cambios, como pueda ser el aumento de la edad para prestar el consentimiento de la cesión de los menores hasta los 16 años o el incremento de las cuantías de las sanciones por incumplimiento de la normativa.

En definitiva, retos y algún que otro quebradero de cabeza que los empresarios deben asumir desde enero, si no quieren lamentarse en diciembre. Ánimo.

 

Por Javier Navarro