Pymes

Ouh Lo Là, la startup para alquilar ropa y estar a la moda

Alquilar ropa en vez de comprarla, sí es posible. En estas líneas presentamos a Ouh Lo Là, una startup de Fashion Renting, el nuevo modelo de negocio basado en la economía circular, donde las mujeres pueden disfrutar de un armario infinito sin necesidad de malgastar dinero o acumular prendas que apenas utilizarán en contadas ocasiones.

“Nace con el objetivo de incitar a las mujeres a comerse el mundo con el último empujoncito que necesitan, un look de infarto. Queremos hacer sentir a las mujeres radiantes aunque no dispongan de una economía holgada para conseguirlo”, nos comenta Lola Ribas, fundadora y CEO de Ouh Lo Là, a quien entrevistamos a continuación.

qué es Vranded y quién está al frente

Vranded, uniformes a la carta y a la moda

¿De dónde vino la idea que te impulsó a montar esta startup?

La idea surgió de una necesidad propia. Me encontraba comprando ropa en ZARA y “necesitaba” comprármelo casi todo para atender a varios compromisos sociales y profesionales del mes, desgraciadamente no podía hacerlo. Entonces pensé, veamos, ¿qué puedo hacer para ir siempre a la moda y vestir nuevos modelitos sin necesidad de gastarme todo mi sueldo? ¡Ojalá existiera el alquiler de prendas de ropa para el día a día! Ahí se me encendió la bombillita y no dejé de darle vueltas, hasta que desarrollé la idea para el proyecto de mi trabajo de final de máster que estaba cursando en aquel momento.

Ouh Lo Lá es un nombre muy atractivo y original para una marca de moda. ¿Cómo surgió?

Me encontraba en casa con mi amiga Rocío, con la que compartía piso en mi época en Madrid, buscando posibles namings para el proyecto. Solíamos hacer brainstorming para este tipo de cosas, ella es periodista, muy creativa e ingeniosa, y tengo confianza plena en ella. Es entonces cuando, yo sentada en la mesa de comedor y ella fumando en la ventana, surgió Ouh Lo Là, la unión de la expresión francesa Ouh La La y mi nombre, Lola. Queríamos que el nombre transmitiese el efecto que provocarían nuestras Guerrilleras, bien como llamamos a nuestras clientas, a la hora de utilizar el servicio.

¿Podrías resumirme brevemente qué tendría que hacer para tener en mis manos una caja con ropa?

Para recibir una BOX, tienes que entrar en www.ouhlola.com y crearte un perfil. En dicho perfil rellenas un simple cuestionario especificando tus tallas, gustos y necesidades, es decir, si necesitas prendas casual, para ir a la oficina o para algún evento más especial. Escoges qué BOX quieres recibir, FLASH, STAR o DIVA BOX y si solo quieres recibir una o suscribirte. Es entonces cuando las estilistas crean tu BOX totalmente personalizada. De dos a seis días como máximo, la recibirías en tu domicilio, y pasado el tiempo de disfrute, mensajería pasaría de nuevo a recogerla.

Emprender no es fácil. ¿Cómo fueron los inicios? ¿Cuál fue la mayor sorpresa o curiosidad que encontraste?

Emprender es duro, pero sin duda es una de las experiencias más maravillosas que he vivido. La vida del emprendedor es inestable y con un futuro incierto. Luchas por algo en lo que crees firmemente, pero eres tú contra el mundo. Te encuentras con muchos obstáculos que debes ir esquivando, y además te adentras en un mundo totalmente nuevo, donde tienes que actuar según tu mínima o nula experiencia. Los inicios, también son duros, lancé el negocio desde el comedor del piso de Madrid, tuve que volverme a Valencia principalmente porque la vida en la capital me costaba mucho de mantener.

Mi mayor sorpresa, fue, al testear el producto, que realmente mis guerrilleras no se correspondían con el perfil que yo tenía en mente. Enfoqué el modelo para chicas jóvenes, de entre 20 a 30 años principalmente, pero me di cuenta que mi mayor porcentaje de clientas tenía entre 30 y 50 años.

El esfuerzo y el trabajo bien hecho también traen muchas alegrías. ¿Cuál ha sido la mayor satisfacción?

Realmente acabo de empezar como aquel que dice, pero mi verdadera satisfacción es mirar atrás en el tiempo, a aquella tarde comprando en ZARA, y ver que he convertido una simple idea en una realidad. Ya no una realidad sino ver mes a mes como suben las ventas y la facturación gracias a la persistencia y la lucha. La felicidad que puedo aportar a mis clientas es realmente mi mayor satisfacción, sin duda. Cada vez que nos hacen saber cuánto les soluciona la vida el servicio o que ya no pueden vivir sin él, es la mayor alegría que puedo sentir.

La industria textil es la segunda más contaminante y Ouh Lo Lá invita a vestir bien y a sentirse a gusto con la imagen de uno mismo siguiendo un método más sostenible y económico. ¿Cómo veis el futuro a corto plazo de este sector?

El futuro ahora mismo, es algo más impredecible debido a la situación del COVID. Esta “guerra” nos ha hecho retroceder en nuestro camino y nuestras predicciones. Aún así, me mantengo muy positiva, estoy deseando que todas nuestras clientas salgan de nuevo a comerse el mundo. A corto plazo, vamos a ronda de inversión.

Y a largo plazo, ¿qué os gustaría conseguir?

A largo plazo, pretendemos que el Fashion Renting sea realmente una alternativa en un tercio de los hogares españoles para el uso diario y que Ouh Lo Là permanezca en el top of mind de las marcas.

Y ya para terminar, ¿algún consejo para aquellos que todavía no se atreven a emprender sus propios proyectos?

Emprender es un proceso que te enriquece personal y profesionalmente. Emprendiendo demuestras valentía, y aunque creas que estás solo, hay muchos otros emprendedores alrededor luchando al igual que tú. Te encontrarás muchos baches, te llevarás muchas decepciones y tus emociones fluctuarán a gran escala, pero luchando lo conseguirás, uno no puede rendirse. La satisfacción del trabajo logrado es incalculable y sin duda, al final del proceso, serás más fuerte, habrás adquirido grandes conocimientos, y lo mejor de todo, habrás logrado tu sueño. Mi consejo es intentar entrar en aceleradoras como puede ser Lanzadera de Juan Roig, no te sentirás solo y crecerás mucho más rápido.

Subir