Cómo una fórmula matemática puede ayudarte a conocer tu marca
3 julio, 2017
Vagueoo, la primera startup que te lleva comida a primera línea de playa
4 julio, 2017

El Creata, fabricante de ideas e ilustraciones

Desde octubre de 2005, el Creata, fabricante de ideas, desarrolla labores de diseño, creatividad, fotografía e ilustración, utilizando elementos gráficos y mensajes llenos de color y sencillez, transmitiendo lo máximo con lo mínimo. Está especializado en naming, identidad corporativa, diseño editorial, packaging, etc. Hemos podido hablar con Juan Montoro, más conocido como El Creata sobre emprender en el mundo de la publicidad y la ilustración, todo a continuación.

 

1. ¿Qué o quién te inspiró para montar tu propia empresa? ¿De dónde viene ese primer impulso?

Recuerdo que con 8 años le pregunté a mi madre por aquella especie de oficina que habían abierto cerca de casa, y cuando me explicó que allí se hacía publicidad y para que servía, reconozco que me picó el gusanillo. Desde entonces había soñado con tener mi propio espacio creativo, así que después de casi una década trabajando en estudios y agencias, decidí que era el momento de volar en solitario.

 

2. Cuéntanos, ¿qué es lo que tiene de diferente El Creata?

Básicamente desde que me levanto hasta que cojo el sueño, mi cabeza no para un segundo… es como una coctelera donde van entrando ingredientes, información, estímulos, que luego se transforman en ideas u ocurrencias, que unas veces aparecen espontáneamente y otras después de un brainstorming. Intento pensar sin miedo, dar libertad a los pájaros de mi cabeza, y que salga lo que salga, eso sí, cuanto más original y creativo sea el resultado, mucho mejor. Todo ello lo aplico a los campos del diseño, la publicidad, la fotografía y la ilustración.

 

3. ¿Cómo fueron los inicios? ¿Con qué sorpresas te encontraste?

No muy duros, los encargos fueron llegando relativamente rápidos, y la experiencia y el conocimiento del sector ayudaron, aunque cuando eres consciente de que te has convertido en Juan Palomo, te faltan manos y horas.

 

4. ¿Hubo gente a tu alrededor que pensó que era una locura?

Nadie, mi familia, círculo de amigos y compañeros de profesión me apoyaron desde el minuto uno.

5. ¿Cuál ha sido la mayor satisfacción que te ha reportado tu empresa?

Muchas, desde las lágrimas de una novia al ver sus fotos de boda a la sonrisa de un cliente tras presentarle el boceto de su campaña publicitaria, aunque mentiría si no dijera que cada vez que veo alguno de mis trabajos en prensa, televisión, internet o cualquier otro soporte.

 

6. ¿Qué relevancia ha tenido para ti el uso de redes sociales a la hora de dar a conocer tu trabajo?

Inmensa, ya que la capacidad de llegar a más público de diversos puntos del planeta crece de manera exponencial.

 

7. ¿Cuál ha sido el proyecto (o trabajo) que más satisfacción te ha reportado o cuál te ha gustado más hacer?

Infinidad, ya que me lo paso igual de bien diseñando para 7Up, Médicos del Mundo, haciendo fotos a un recién nacido o realizando un taller de ilustración infantil. Cada encargo, independientemente de su repercusión, me aporta experiencia vital, aprendizaje y conocer a gente fantástica.

8. Una ventaja y una desventaja de ser emprendedor

Como ventaja me quedo con el reto diario de la auto superación; la desventaja es que si las cosas no funcionan, es fácil tirar el reto a la basura.

 

9. ¿Cómo ves el futuro?

Con esperanza y espíritu luchador, a la vez que con una mezcla de entusiasmo y prudencia. Creo que el sector de la creatividad está en continuo crecimiento gracias a las nuevas generaciones de artistas, sea cual sea su disciplina, que nacen cargadas de ideas frescas, ímpetu y ganas de comerse el mundo.

 

10. ¿Qué consejos le darías a alguien que quiere montar una empresa?

Que se arme de paciencia, que aprenda a rodearse de gente que le aporte positividad, que aparte lo negativo cuanto antes, y que nunca pare de luchar, creer en alcanzar sus metas y ser feliz con su trabajo.

 

11. Una frase inspiradora para aquellos que todavía no se atreven a emprender

Las mentes libres vuelan más alto.