La Tienda de Valentina, de no vender una camiseta en meses a facturar cinco millones al año

Empresa

La Tienda de Valentina: de no vender una camiseta a facturar 5 millones al año

De no vender ni una camiseta en meses a facturar cinco millones de euros en 2017 y gestionar unos 700 pedidos al día. Es lo que ha conseguido en solo dos años La Tienda de Valentina.

¿Cómo ha llegado Aldi a tener más de 10.000 establecimientos en más de 18 países?

En 2015 nacía como un pequeño negocio online de ropa low cost para mujeres y hoy es un ecommerce de éxito y un claro ejemplo de cómo se puede triunfar con una buena estrategia de captación y posicionamiento en internet. Detrás de esta firma de Elche están tres jóvenes: Beatriz Sánchez, su hermano Jesús Sánchez y Sergio Valero.

Todo surgió después de que a la madre de Beatriz y Jesús le diagnosticaran una enfermedad en 2013. “Tras recibir tratamiento durante dos años, se recuperó, pero la marcó a nivel psicológico y queríamos darle una distracción”, contaba Sánchez en diciembre pasado tras recibir el Premio Joven Empresario 2017 de la Federación de Asociaciones de Jóvenes Empresarios de la Provincia de Alicante (Jovempa). Entonces, Sánchez trabajaba por cuenta propia como community manager y comentó a su hermano la idea de crear una página en Facebook en la que vender ropa de bajo coste de distribuidor para que su madre pudiera gestionarla de manera sencilla y tuviera así la mente ocupada.

Sánchez se acaba de comprar un coche y no tenía dinero suficiente para embarcarse en esa aventura, así que con los 200 euros que le prestó su hermano Jesús crearon La Tienda de Valentina, que se llama así por un personaje del Circo del Sol. “Con ese dinero, fuimos a diversos distribuidores de ropa a comprar algunas chaquetas, camisetas… Al principio fue duro porque pasaban los meses y no vendíamos ninguna prenda“, recordaba esta treintañera.

En un intento por enderezar las cosas, decidieron contactar con algunas influencers -“que ahora son famosas, pero que en aquella época aún no cobraban”-. La idea funcionó y los pedidos comenzaron a llegar por WhatsApp. “El día que teníamos seis o diez pedidos, nos hacíamos una foto” para inmortalizar el momento, contaba Sánchez con motivo de los premios JOVEMPA.

Aún no tenían página web y fue Sergio Valero, pareja de Beatriz, quien propuso crear una para dar visibilidad a la firma ilicitana en Internet. “La primera semana conseguimos lo que hasta ese momento habíamos logrado en todo un mes: 3.000 euros”, relataba por su parte Valero, el encargado de liderar la eficaz estrategia de marketing online de la empresa. Desde entonces, este pequeño negocio familiar no ha dejado de crecer.

Precios asequibles, entrega rápida y minuciosa atención al cliente

La Tienda de Valentina, de no vender una camiseta en meses a facturar cinco millones al añoEn la actualidad, disponen de unas oficinas de 300 metros cuadrados y de un almacén de 7.000 en el Parque Empresarial de Elche, desde donde envían cerca de 700 pedidos al día, con picos de hasta 2.500, según los datos de la web de la empresa. Además, ya no compran ropa de otros fabricantes, sino que la diseñan ellos mismos.

¿Las claves del éxito? Los precios asequibles, la velocidad de entrega, una cuidada atención al cliente y una eficaz estrategia de marketing online son algunas de ellas, lo que les ha permitido diferenciarse de la competencia y meterse a la clientela en el bolsillo. Tal como destacan en su web, “más del 90% de las compradoras repite”.

Su avanzado sistema informático de gestión -que puede verse en las pantallas gigantes que hay instaladas en las oficinas- es otro de sus puntos fuertes. Les permite cruzar datos en tiempo real sobre lo que las usuarias están buscando en su web, mirando y comprando, de modo que pueden intuir lo que desean, optimizar al máximo las campañas de publicidad y marketing online, y preparar los pedidos lo más rápido y eficazmente posible.La Tienda de Valentina, de no vender una camiseta en meses a facturar cinco millones al año

Ascenso imparable

El año pasado, La Tienda de Valentina cerró con cinco millones de euros de facturación y en el primer trimestre de 2018 ha crecido un 30% en ventas con respecto al primer trimestre de 2017.

La empresa prepara ahora la apertura de una segunda tienda física en Valencia, tras dar el salto del mundo online al offline con la inauguración de un primer establecimiento en Elche, donde están sus oficinas y su almacén. Espera continuar con una apertura en Madrid y ampliar mercado por Europa. Y si la progresión continúa como hasta ahora, la firma ilicitana planea incluso cruzar el charco y abrirse camino en Latinoamérica.

Ya son 70.000 compradoras valentinas solo en España. “Conseguimos más de 1.000 clientas nuevas a la semana, el 90% repite pedido y el 60% lo hará dentro de los próximos 30 días”, según Sánchez. Algo impensable para esta joven emprendedora cuando, allá por 2015, veía pasar los meses sin vender una sola camiseta.

Imágenes | La Tienda de Valentina | Carlos Muñoz

Subir