Autónomos

Homyspace, líderes en el alojamiento temporal para empresas

Hay ocasiones en las que las empresas necesitan desplazar de forma temporal a sus trabajadores a distintos destinos para proyectos puntuales. Por lo tanto, se ven en la necesidad de buscar alojamiento temporal acorde con el viaje por trabajo que van a realizar estos empleados.

Ante la falta en España de una empresa que gestione este tipo de operaciones, un grupo de jóvenes emprendedores pensaron en esta gran oportunidad de negocio: alojamientos para empresas y trabajadores desplazados temporalmente en toda España en pisos equipados con todas las comodidades para sentirse como en casa: nevera, salón con TV, cocina y menaje completo. De esta forma, las empresas dejan de perder el tiempo buscando entre inmobiliarias y propietarios, y delegan esta gestión a esta empresa.

Hablamos con Angel Mayoral, CEO de Homyspace, para que nos cuente cómo empezó este proyecto y cómo ha ido evolucionando una idea que surgió para cubrir la necesidad de uno de sus fundadores.

¿Qué o quién os inspiró para montar vuestra propia empresa? ¿De dónde viene ese primer impulso?

Fue todo parte del evento que organiza Demium Startups, una incubadora con sede en varias ciudades, incluida Valencia, llamada Allstartup. Allí es donde nos conocimos los socios fundadores. Cada uno estábamos en un equipo distinto y tuvimos claro que queríamos trabajar juntos.

En el evento de Allstartup, uno de los modelos de negocios que podíamos elegir para desarrollar era un copycat que se trababa de alojar a empresas en un edificio con servicios comunes como lavandería, cantina, etc. Pensamos que implantarlo en España era complicado, y ese modelo de negocio solo prevalecía en Los Angeles o San Francisco. En particular, yo venía del mundo del retail, y tuve una experiencia donde, por trabajo, me tuve que desplazar a Barcelona y no sabía si me iba a quedar a vivir, así que buscaba un apartamento por 3 ó 4 meses. Me costó muchísimo tiempo y muchos recursos encontrar un apartamento temporal, y en su momento pensé que sería una gran oportunidad de negocio, pues el mismo problema lo tendrían muchos trabajadores.

Empezamos a trabajar en la estancia media en general, no estaba centrado en ningún nicho en particular. Sabíamos que teníamos una oportunidad ahí, pero aun no habíamos hilado suficiente. A partir de ahí empezó la organización de Homyspace.

 

Contadnos, ¿qué es lo que tiene de diferente Homyspace para sus clientes?

En pocas palabras, Homyspace pone en contacto a empresas que tienen necesidad de alojarse por estancias medias, generalmente más de un mes con proveedores o propietarios ya sean particulares o dueños de plataformas que tienen pisos disponibles para alojarlos. Para las empresas, trabajar con homyspace es tener toda la gestión de los desplazamientos bajo control, ahorrar mucho en su política de viajes alojando a los trabajadores en pisos/apartamentos temporales en comparación con un hotel y contar con una flexibilidad total en las fechas. Los propietarios cuentan con una plataforma completamente legal donde alquilar el inmueble porque gestionamos los contratos y las facturas. Alojar a empresas es sinónimo de tranquilidad, seguridad en el pago, ausencia de problemas, legal y rentable.

Si tuviese que destacar un aspecto de entre todas las ventajas para los clientes sería la flexibilidad con la que trabajamos, adaptándonos a las necesidades particulares de los clientes. Cada sector, cada tipo de desplazamiento tiene sus particularidades e intentamos cubrirlas todas.

 

¿Cómo fueron los inicios? ¿Con qué sorpresas os encontrásteis?

Como todos los inicios, fueron duros. Estábamos barajando las posibilidades con el alquiler de media estancia. Estábamos observando el mercado y haciendo pruebas. Intentamos captar producto sin tener clientes. Fue bastante complicado. Probamos diferentes cosas, hasta nos lanzamos a hacer vídeos del producto para ver qué formato funcionaba, y entre diferentes campañas para captar pisos, nos encontramos la sorpresa: nos entró nuestra primera reserva. Era una empresa de construcción que quería desplazar 12 trabajadores a Palma de Mallorca, donde tenían una obra. Rápidamente lo gestionamos y les alojamos en una villa no muy lejos de Palma para que estuviesen todos juntos. Les ahorramos 9.000€ en comparación a lo que les podría haber costado los hoteles/aparthoteles de la zona,  y el propietario del inmueble pudo completar su calendario anual para la temporada baja. Este primer cliente nos ha reservado 8 veces más en distintas ciudades durante nuestros 20 primeros meses de vida y al propietario de este primer inmueble le hemos generado más de 25.000€ de ingresos.

Esa fue una gran sorpresa para nosotros porque buscando producto encontramos la forma de captar a nuestros clientes.

 

¿Tuvisteis a mucha gente a tu alrededor que pensaran que era una locura?

Sinceramente, no. A modo personal, la gente de mi alrededor ya sabía que si quiero hacer algo, lo voy a hacer. Con lo cual, nadie pensó que no lo hiciéramos. Sabían que era arriesgado, porque por un tiempo reduces tu nivel adquisitivo, pero no tuve ningún comentario negativo ni pensando ‘no lo vas a conseguir’ sino, todo lo contrario, mucho ánimo y mucho apoyo y sobre todo desde mi familia y mi mujer.

¿Qué relevancia ha tenido el uso de redes sociales a la hora de dar a conocer Homyspace?

Nosotros somos un B2B y por nuestro enfoque de negocio, nos ha servido para generar confianza y conocimiento de marca pero no para adquisición de clientes.

 

Si tuvieras que escoger un momento de satisfacción vivido en vuestra empresa, ¿con cuál os quedaríais?

Hemos vivido muchos momentos, me cuesta encontrar uno mejor que otro. Lo que más me motiva/satisface son las ocasiones donde puedes echar la mirada atrás y ver cómo la gente que ha entrado desde cero en Homyspace y asume nuevos retos, puestos de responsabilidad liderando departamentos. Somos fieles defensores de la promoción interna, para nosotros lo más importante y mejor de Homyspace es el equipo.

 

¿Alguna anécdota divertida de vuestros clientes?

Tenemos muchas, de entre ellas, lo primeros que me vienen a la mente es un caso real de un cliente que ha estado con Homyspace casi desde los inicios y siempre son muy simpáticos con nuestros proveedores. Esta vez se alojaron en Badajoz durante unos meses de verano, y  la próxima noticia que tenemos es que nos envían una foto de los trabajadores con la propietaria celebrando el último día de alquiler con una barbacoa todos juntos. Me gusta porque también nos hace ver que el contacto de un propietario que siempre trata bien a los inquilinos hace todo el proceso mucho más fluido.

Otro que recuerdo también le ocurrió a una de los gestores personales que lleva las relaciones con las empresas. Nos pidieron alojamiento en Cartagena, y después de pasar varias opciones, la empresa no se decidía por ningún piso, y nos echamos a captar producto en la zona. De repente la vemos hablando con unos proveedores y cerrando condiciones de colaboración para unos apartamentos, hasta que se dio cuenta más tarde que era en Cartagena de Indias en Colombia. Nos reímos mucho con la confusión, pero de paso cerramos uno de nuestros primeros acuerdos internacionales.

 

Una ventaja y una desventaja de ser emprendedor

La ventaja principal es todo lo que aprendes, tanto de negocios como habilidades interpersonales. Ser emprendedor es hacer un máster en todos los aspectos. La desventaja es que hipotecas una parte de tu vida personal.

 

¿Cómo ves la empresa en unos años?

Nos veo siendo líderes mundiales en el alojamiento temporal para empresas a media estancia, presente en todos los países. Ese es el objetivo desde el minuto cero de la empresa.

 

¿Qué consejos le daríais a alguien que quiere montar su propia empresa?

Les diría que que va a ser duro, que piensen si es el momento, si se pueden permitir una temporada grande con ingresos reducidos, con total dedicación a la empresa, si están en un buen momento anímico, etc.

Una vez dentro, les aconsejaría que apunten alto, lo más alto que puedan, porque siempre conseguirá algo grande. Si apuntas bajo, te exiges poco, llegarás bajo. Todo siempre equilibrando tus exigencias con una gran humildad para lograrlo. Otra cosa que considero clave es buscar y contratar a gente mejor que tú, rodéate de gente con talento y permite que se confundan. En Homyspace tenemos permitido cometer errores, pero no está permitido no aprender de ellos.

 

Dinos una frase que te haya inspirado a ti y que les sirva a aquellos que todavía no se atreven a emprender.

“Más alto que nosotros sólo el cielo”. Enrique Bunbury

Subir