Gamificación: la nueva técnica para reclutar al candidato ideal
28 noviembre, 2016
¿Youtuber, médico y emprendedor social? Te presentamos a Zubin Damania
28 noviembre, 2016

A caminar sólo se aprende caminando y a invertir… ¡con esta app!

El mundo de las apps resulta poco menos que inabarcable. Hay aplicaciones para todo, incluso para aprender a invertir.

Kuspit es una app que promueve la educación financiera a través de un juego interactivo para más tarde poner sus conocimientos en práctica, realizando las primeras inversiones accesibles. Sus usuarios pueden invertir en acciones, fondos comunes, ETFs e instrumentos del Estado. Los inversores son guiados en su proceso de inversión desde principio a fin.

Los beneficios del uso de la simulación y del gaming como camino al aprendizaje son evidentes y contrastados. Si además el asunto a tratar no es especialmente sencillo para el común de los mortales, la metodología del juego de simulación permite interiorizar conceptos y procedimientos de manera mucho más natural y sencilla, partiendo de la
regla básica de prueba-error.

kuspit1

Operar como un verdadero bróker, pero sin dinero real. Ensayos de futuras y “reales” inversiones con una fidelidad absoluta. Eso es exactamente lo que promete –y ofrece- Kuspit, que pone al servicio de sus usuarios una propuesta sencilla que permite invertir a través de diferentes instrumentos financieros para familiarizarse con el sistema. Sólo se necesita una conexión a Internet para el ordenador, o directamente utilizar el smartphone tras descargarse su app.

El origen de Kuspit

Kuspit es un portal de inversión creado por Rodrigo Ocejo en México DF. Cumple con todos los requisitos que exige la Ley del Mercado de Valores y se encuentra bajo la supervisión de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) de ese país. Nosotros les conocimos durante su paso por la South Summit, donde presentaron su interesante propuesta aún en ronda inicial de financiación.

“Kuspit es la forma más fácil de invertir online. Vimos que no había ninguna alternativa para la gente normal que quisiera tener una oportunidad en el mundo de las inversiones profesionales. Parecía un campo reservado sólo a la gente rica, no nos parece justo, y decidimos acometer la tarea de desarrollar una plataforma que pudiera acomodarse sin problemas a cualquiera que tuviera cinco dólares en el bolsillo”, explicaba Ocejo. “Queremos democratizar las inversiones de tal manera que cualquiera pueda invertir de manera segura como los profesionales”.

kuspit2

Para empezar con una exitosa carrera como experto en Bolsa, sólo hay que acceder a su web, ser mayor de edad y, una vez registrado, abrir de manera gratuita una cuenta “real”, desde la que empezar a operar. Al llegar a la pantalla de bienvenida, una “brújula” señala el camino hacia las cuatro secciones del portal: ‘Aprende’, ‘Infórmate’, ‘Invierte’ y ‘Comparte’, una suerte de tutoriales y guías sencillas que explican los principales aspectos que hay que conocer antes de empezar a poner dinero de verdad, en especial los riesgos y características de cada modalidad de inversión. Además, están disponibles noticias y estadísticas adaptadas a las necesidades de cada usuario, así como un espacio en el que compartir dudas con otros “jugadores”.

“El problema inicial fue cómo lograr hacer participar a gente común en una ciencia reservada a prácticas cada vez más sofisticadas. Era fundamental tener un sistema de feedback que nos permitiera escuchar a nuestros usuarios principiantes y atender sus dudas y peticiones para poder evolucionar juntos y crecer a la vez, de ahí los tutoriales y cursos de preparación”, añade Ocejo. “Pero la otra cosa que nos tomamos muy seriamente fue el poder ofrecer el rendimiento extremo que requiere un mercado continuo en tiempo real, así que debíamos poder movernos a esa velocidad, suponía una gran responsabilidad”.

Y desde ahí, directos a lo que se denomina ‘Portafolio de Pruebas’, una herramienta para practicar sin riesgo de perder dinero. Una vez completados los cursos básicos que se ofrecen, ya se puede empezar a “treidear” (sic.), del inglés “trade”, la palabra mágica del bróker. Para ello, se pone a disposición del usuario novato un millón de pesos, con el que se puede comprar cualquier título del catálogo que ofrece Kuspit.

Lobos del Ibex35

No es necesario más que hacer clic en los botones de ‘Treidear’ para emitir una orden de compra o venta virtual que son accesibles desde la sección ‘Mapa de Inversión’ y en las secciones ya señaladas de ‘Aprende’, ‘Comparte’ e ‘Infórmate’.

La simulación es total, el portafolio de pruebas funciona exactamente igual que el portafolio real, y en todo momento se puede tener acceso a una descripción de los títulos en los que se ha invertido, y lo que es un gran acierto, una posición relativa al nivel de riesgo del portafolio y su rendimiento.

kuspit3

Una de las grandes ventajas que los usuarios encuentran en esta plataforma es que, una vez que se han realizado todas las simulaciones deseadas con todos los tipos de instrumentos financieros disponibles, con diferentes escenarios y corriendo (sin riesgo real) todo tipo de riesgos, se puede cruzar la frontera de la virtualidad y convertirse en un inversor real, con dinero real y (riesgos reales) desde el mismo entorno conocido en el que se ha practicado, lo que ayuda a minimizar los riesgos del novato.

Para ello, el usuario sólo tiene que conectar con su entidad bancaria desde la web de Kuspit, realizar una transferencia electrónica a la cuenta Kuspit y comenzar a operar. Eso sí, todo bajo unos estrictos protocolos de seguridad de los datos y las operaciones, según señala Ocejo.

El puente entre América y Europa

“Tenemos la sede en México y nos estamos enfocando básicamente al mercado de América del Norte, lo cual no quita que estemos interesados en expandirnos por Europa y aprovechamos la South Summit para conocer esta parte del mundo y quizás conseguir algunos fondos inversores para su desarrollo”, explica el fundador de Kuspit. “Realmente creemos que hay un cierto aislamiento entre el capital ventura de EEUU y la UE y viceversa, y lo que está ocurriendo sobre el terreno en cuanto a startups. Después de tres o cuatro años, creo que es el momento de establecer algún tipo de puente y encontrar un socio local que me ayude a su expansión para ser también el número uno en España”.

Además, para motivar a los futuros expertos en Bolsa, la empresa pone en marcha varias veces al año los llamados ‘Desafíos Kuspit’, una competición entre usuarios que permite ganar importantes regalos y premios en metálico además de compartir los primeros éxitos en todas las redes sociales de la web financiera. ¿Acaso no se había dicho desde siempre eso de ‘jugar a la Bolsa’?

Por Javier Renovell