Tencent

Pymes

Tencent, el gigante digital chino del que los emprendedores de todo el mundo aprenden

Tencent es una compañía china de provisión de servicios a través de internet. Fue fundada en 1998 y hoy es, por ejemplo, el mayor gigante de videojuegos del mundo. Pero es mucho más que eso, invirtiendo en los más diversos sectores: desde la mensajería de texto móvil al contenido digital, pasando por redes sociales, los pagos digitales e incluso participaciones en otras importantes empresas como Tesla o Snapchat.

Tencent

Además, detrás de Tencent hay una de esas grandes historias de éxito empresarial. Una compañía que en menos de veinte años ha logrado entrar en el selecto grupo de las tecnológicas con mayor valor en bolsa del mundo. En el otoño pasado se situó como la quinta, tras superar a Facebook y ser la primera empresa de China y de toda Asia.

La historia de Tencent

Al año siguiente de su fundación, lanza el servicio de mensajería instantánea hoy conocido como QQ. En 2003 entra en los juegos online. En 2011 comienza a dar una vuelta de tuerca más con el lanzamiento de lo que luego se llamará WeChat (Weixin en China). Se trata de una aplicación con múltiples funciones que va mucho más allá del concepto de red social tradicional.

Mientras tanto, ha ido creciendo también a través de las adquisiciones. Ha tomado el control de un buen número de startups e incluso de empresas ya consolidadas. Por ejemplo, en el ámbito de los videojuegos ha adquirido participaciones significativas en empresas como Riot Games, Epic Games, Supercell…

Equipo trabajando con la tablet y el portátil

¿Qué enseñanzas puede sacar un emprendedor de la experiencia de Tencent?

La experiencia de Tencent es especial, pero de ella pueden sacar lecciones importantes todo tipo de emprendedores.

La primera se podría definir como una “asentada cultura emprendedora“. Los primeros éxitos pueden llamar a centrarse en “lo que se nos da bien”. Tencent ha optado por el reemprendimiento continuo, centrándose en satisfacer a los clientes con nuevas ofertas que mejoren constantemente sus expectativas.

Eso no es nada sencillo, fundamentalmente porque implica atender al mismo tiempo muchos negocios muy diferentes. Supone un incremento de la complejidad de la gestión, una elevada probabilidad de fracaso en alguno de los proyectos y dificultades para un manejo coherente de la información que genera cada una de las áreas de negocio.

Madre e hija con la tablet

En segundo lugar, se puede aprenden mucho en lo que respecta a la visibilidad. Las relaciones públicas son una de las preocupaciones de la mayoría de pequeños emprendedores. Se preguntan si su actividad les tiene que conducir necesariamente a una notoriedad en su ámbito social y, en ese caso, cómo deben gestionarla. Ma Huateng, fundador de Tencent, es un ejemplo claro de que, en este sentido, no existe una única receta de cómo debe conducirse la repercusión social.

Ma Huanteng evita prodigarse excesivamente en público. Eso no es tan extraordinario. Algunos líderes empresariales tan importantes como Amancio Ortega también procuran minimizar la exposición. Sin embargo, Ma Huanteng va un paso más allá, al resguardar con celo los detalles sobre su vida. Sabemos muy poco sobre él, pero conocemos lo más importante: su colosal obra empresarial.

Finalmente, uno de sus pilares es I+D+i+ejecución. Tencent dedica recursos a la observación de lo que se hace en todo el mundo con el fin de replicarlo. Sin embargo, va muchísimo más allá. Aproximadamente la mitad de sus empleados trabajan en I+D+i, lo que ha fructificado en un buen número de patentes.

Un Padre y sus hijos con una tablet

No obstante, Tencent concede una enorme importancia a la ejecución. Hay muchos emprendedores con buenas ideas, bien proyectadas, que fracasan en su puesta en marcha. Hay que ser muy rápidos y comprender todos los retos técnicos y del entorno. De lo contrario, alguien implementará mejor que nosotros nuestro propio proyecto, aprovechando su originalidad, pero realizando las adaptaciones necesarias para superar sus debilidades, que seguro que las tendrá.

Tencent es una empresa cuyas evoluciones conviene seguir. Es uno de los líderes tecnológicos presentes en muchos sectores. En los últimos tiempos es, además, uno de los grandes protagonistas de adquisiciones en todo el mundo.

Por Gonzalo García Abad.

Subir