Share a coffee For es un ejemplos de startups solidarias

Pymes

Share a Coffee for y otras startups solidarias que deberías conocer

Un 80% de los españoles prefiere marcas que defienden valores como transparencia u honestidad. Share a Coffee For es una de ellas. Pero hay muchas más.

Share a Coffee For, solidaridad en taza

Desde la misma empresa se definen como una cafetera digital. Su propósito es sencillo. El usuario compra un “café virtual”, por un coste de dos euros. Y esta cantidad se convierte en una donación para el proyecto que prefiera.

Existen nueve categorías para colaborar: ayuda al refugiado, medioambiente, infancia, mujer, actividades educativas, cuidado a las personas mayores, ayuda en emergencias, protección a los animales y atención a la salud. Si vamos a lo concreto, encontramos iniciativas como comprar estufas para los refugiados en Grecia, el tratamiento hospitalario en Etiopía o leche para los comedores sociales de Madrid.

Pasión, honestidad y transparencia son los tres pilares sobre los que Isabel Ramos y Melania Arias forjaron su proyecto en 2016. Por ello, ofrecen información completa sobre cada uno de sus proyectos, cimentados en casi 20.000 cafés virtuales.

Cosentino, la empresa española que aboga por la sostenibilidad

Share a Coffee For ha recibido diferentes reconocimientos, como el premio Estartapeando. No solo por su labor solidaria, sino también por la sencillez con la que los internautas pueden usarla. Ahora, además, han creado una tienda online para seguir colaborando a través de la compra de tazas, bolsas o paquetes de café.

Economía solidaria

La economía solidaria engloba a las empresas que defienden la sostenibilidad y el colaboracionismo. Para ser exactos, según la Ley 5/2011, de 29 de marzo, de Economía Social, se define como el “conjunto de las actividades económicas y empresariales, que en el ámbito privado llevan a cabo aquellas entidades que, de conformidad con los principios recogidos en el artículo 4, persiguen bien el interés colectivo de sus integrantes, bien el interés general económico o social, o ambos.”

En los últimos 10 años, estas empresas se han multiplicado en España. En la actualidad, facturan unos 400 millones de euros y se extienden a todo tipo de sectores, como la banca o las telecomunicaciones.

Las startups solidarias tienen una cualidad inigualable: conectan con el ciudadano.

El consumidor empoderado demanda brand activism, empresas conscientes e implicadas con los problemas sociales. Share a Coffee For es solo un ejemplo de ello, pero cada vez son más las startups solidarias con proyectos similares.

Wolrdcoo

Worldcoo nació en 2012 y su propósito es crear un nuevo canal de financiación para las ONG’s. Trabajan con empresas de ecommerce, banca y retailers. Su fórmula consiste en colocar un widget en la página de checkout que informa al usuario de que puede ayudar a un proyecto solidario si suma un euro al pago total de su compra. Al hacer clic en el widget, ese importe se agrega de forma automática.

La transparencia es una cualidad básica para que funcione la confianza en esta startup. En su página oficial nos explican que es la empresa española con mejor certificación B Corp, así como que la tecnología empleada está acreditada como estándar europeo.

Deriva 360

En cuatro décadas, la basura que inunda los océanos ha aumentado más de un 100%. Uno de los residuos más contaminantes son las colillas de cigarro. Una sola puede arruinar hasta cinco litros de agua. Contra este problema, trata de luchar una de las startups solidarias más interesantes: Deriva 360. Su objetivo es reutilizar las colillas y transformarlas en objetos de diseño.

La empresa trabaja en Barcelona. Allí se calcula que cada día se tiran más de seis millones de colillas. Su trabajo consiste en recogerlas, extraer el acetato de celulosa, limpiar el material y crear productos sostenibles.

Auara

Auara es una empresa social que destina el 100% de sus ganancias a trabajar para llevar agua potable a lugares donde no hay. Combina la experiencia de marca con la de las ONG’s.

No donan dinero, sino que lideran y gestionan sus propios proyectos alrededor del mundo. Trabajan en Sierra Leona, Benin, Mozambique o Camboya. Y lo hacen mano a mano con entidades locales que conocen la realidad de sus habitantes. Quien quiera colaborar con ellos puede hacerlo a través de su web comprando su agua.

Saraiva

Startups solidarias que se enfocana en el cuidado de mayores

Se calcula que, en 2030, el 30% de los españoles tendrá más de 65 años. Urgen soluciones para el cuidado de nuestros mayores y las startups solidarias lo saben. Así, entendemos el éxito de Saraiva, cuyo lema es “Aprender a envejecer”.

Aplica métodos innovadores como el housing: centros en los que los mayores puedan sentirse como en su propia casa; la atención centrada en la persona (ACP) que fomenta la autonomía de cada individuo, o la diversión inteligente, con actividades motivadoras.

Y ahora, ¿una taza de café para brindar por estas empresas?

Imágenes | Share a Coffee For, Saraiva

Subir