voluntariado por donde empiezo

Pymes

Quiero hacerme voluntario pero no sé por dónde empezar

Ser voluntario es una actividad humana basada en la ayuda desinteresada hacia otras personas, el entorno o mecanismos que actúan sobre ambos. Se trata de una actividad no remunerada complemento de nuestro perfil laboral agrupada en el sector quinario o quinto sector económico. ¿Quieres saber por dónde empezar? Estás en el lugar adecuado.

jubilacion depresion lo que nadie te cuenta

Aislamiento social: lo que nadie nos dijo de la jubilación

La Fundación Esplai (voluntariado.net) resume esta búsqueda personal con seis preguntas básicas: ¿Qué te mueve? ¿Qué necesidades y problemas hay en tu entorno? ¿Qué puedes hacer tú? ¿Con qué organización quieres colaborar? ¿Estás a punto para implicarte? Vamos a seguirlas.

¿Qué tipo de voluntariado estás buscando?

El primer paso para entrar en el mundo del voluntariado es saber qué es lo que buscamos apoyar. ¿Sabes en qué quieres ayudar a la sociedad? En el Artículo 6 de la Ley 45/2015 de Voluntariado se establecen hasta 10 tipos diferentes de ámbitos de actuación.

  1. Social: que trabaja con personas.
  2. Internacional: orientado a la cooperación.
  3. Ambiental: lucha contra el impacto antropológico negativo.
  4. Cultural: sobre acceso a la cultura.
  5. Deportivo: favorece la cohesión social y los valores deportivos.
  6. Educativo: orientado a complementar la educación.
  7. Socio-sanitario: con actividades relacionadas con la salud.
  8. De ocio y tiempo libre: educación no formal que fomenta el crecimiento personal y cohesión.
  9. Comunitario: en busca de la mejora de la comunidad.
  10. Protección civil: orientada a la gestión de emergencias.

Estos tipos de voluntariado no son compartimentos estancos. Con frecuencia se combina más de uno para dar lugar a un perfil determinado, pero nos van a servir a la hora de buscar en qué ámbito queremos trabajar.

¿Cuáles son nuestras habilidades personales?

El voluntariado parte del altruismo de sus integrantes. Si bien es cierto que se fomentan actividades que nos llenen como personas, también se demandan personas con capacidades que sumen en sus respectivos roles como voluntarios.

Así, un ingeniero que trabaje en el diseño de redes de agua será un buen candidato para un proyecto de cooperación internacional en el que sea necesario el rediseño de una estación de suministro en un ámbito rural; un profesional sanitario formado tendrá más sentido en el ámbito socio-sanitario; y alguien que haya estudiado métodos de enseñanza podrá aportar en el educativo.

Hay muchos tipos de voluntariado, como es el caso de la protección civil, que actúan como ‘cajón de sastre’ por necesitar un gran número de habilidades. Pero también forman a personas en competencias básicas como el apoyo ante accidentes, formación de civiles en emergencias o primera cobertura sanitaria.

Las necesidades de tu entorno

El voluntariado exige tiempo. Aunque es cierto que uno puede ser voluntario desde casa —pensemos en el teletrabajo de operadores de teléfono o técnicos en remoto—, el grueso del voluntariado exige desplazamiento y presentarse en un lugar.

Se aconseja que sea un emplazamiento cercano, a ser posible al que se llegue caminando. Por suerte la mayoría de las organizaciones de voluntariado son locales (actúan a nivel de barrio) o cuentan con centros distribuidos cercanos a nuestra casa. Realizar una búsqueda en Google Maps puede ser buena idea si desconocemos qué asociaciones hay a nuestro alrededor.

Otra es informarse en las diferentes asociaciones de barrio. En ellas habrá personal especializado que sabrá orientarnos sobre lo que necesita cada zona. En algunos barrios hará mucha falta personal de acompañamiento para personas mayores, en otra equipos de limpieza y en una tercera cocineros para comedores sociales, por poner algunos ejemplos frecuentes.

voluntariado por donde empiezo ayudar

Cada entorno es único, y para aprovechar mejor nuestras capacidades lo óptimo es que conozcamos la problemática de nuestro barrio y aledaños para aplicar a las diferentes ofertas. También podemos buscarlas en internet.

Portales web de voluntariado

Existen algunos portales especializados en actividades de voluntariado como es el caso de Haces Falta. En esta página web encontraremos voluntariado presencial, internacional y virtual, así como un gran número de campos para ir filtrando, a semejanza de los portales de empleo.

Uno de los campos más interesantes es el que permite seleccionar el Objetivo de Desarrollo Sostenible de la ONU que buscamos atacar. La lista incluye, de forma sintetizada: pobreza, hambre cero, salud y bienestar, educación, igualdad, agua, energía limpia, trabajo, industria, ciudades resilientes, consumo responsable, acción por el clima, vida submarina, ecosistemas, paz y alianzas.

Unicef, Acnur, Samur, Cruz Roja y un gran número de sociedades orientadas a rendimientos sociales y medioambientales también disponen de páginas web y bolsas de voluntarios, por lo que también podremos buscar su presencia en nuestro entorno para ver si su orientación encaja con nuestra aportación.

El voluntariado en el currículum

El voluntariado es un tipo de trabajo no remunerado, pero trabajo. Exige constancia, capacidad, habilidades, desempeño y otros elementos característicos de cualquier profesional. En las guías oficiales de voluntariado puede leerse cómo “los expertos de recursos humanos recomiendan” incluir nuestra experiencia de voluntariado para marcar la diferencia con otros candidatos.

Imágenes | iStock/kuarmungadd, iStock/doble-d

Subir