Proteger el negocio durante el verano

Pymes

Cómo proteger tu negocio durante las vacaciones

Las vacaciones son un momento de riesgo para las pymes. Tomarlas con tranquilidad exige tomar medidas de seguridad para proteger el negocio durante las vacaciones.

¿Cuáles son los principales riesgos vacacionales en los negocios?

En primer lugar, hay un riesgo de caos organizativo. A falta del “titular” de cada puesto, es posible que se generen pequeños cuellos de botella. Incluso, de forma excepcional, puede haber grandes colapsos. Puede haber muchos cabos sueltos sin atar y, al regresar al ritmo normal de trabajo, podemos observar un atasco organizativo.

La ciberseguridad en pymes es un quebradero de cabeza

El 87% de las empresas no puede hacer frente a las amenazas digitales

El segundo gran riesgo es el reputacional. Ganarse la confianza de los clientes es un duro trabajo que hay que sostener de forma continuada en el tiempo. Perderla puede ser cosa de unos minutos. La relajación de las vacaciones, el desorden organizativo o la falta de adaptación a las necesidades especiales que reclama esta época del año, entre otros factores, pueden traernos una avalancha de clientes descontentos.

En tercer lugar, existe un riesgo más silencioso, pero íntimamente relacionado con los anteriores, que es el relacionado con los datos clave del negocio. El verano es una época propicia para descuidar protocolos de seguridad, ser víctima de ciberamenazas o, simplemente, un momento en el que puede que bajemos la guardia en la actualización de nuestras medidas para asegurar la protección de los datos.

Cómo actuar para proteger los datos durante las vacaciones

Debemos tener claro que el objetivo final es que ni nuestros clientes, ni nuestros procesos perciban de ninguna manera la llegada de las vacaciones. Y eso, en el mundo actual, depende en gran medida de que todos los datos estén protegidos y los flujos de órdenes e información gocen de una buena planificación.

Teletrabajando en verano

Lo primero será encontrar las fórmulas de conciliación entre la continuidad de servicio y la desconexión digital de los empleados. Esto es, por un lado, una necesidad organizativa y reputacional que tanto los clientes como los propios procesos demanda. Y por otro, un derecho reconocido por la ley.

Ello reclamará, con frecuencia, que otras personas se responsabilicen de las tareas que llevan habitualmente quienes están de vacaciones. Por lo tanto, hay que realizar un análisis previo de riesgos y amenazas en los flujos de información en el negocio.

Cómo evaluar amenazas en los flujos de información veraniegos

En los negocios, la anticipación vale su peso en oro. Antes de la partida de vacaciones, hay que dedicar un tiempo a aclarar cómo serán los procesos veraniegos y cómo les afectarán las vacaciones de los sucesivos empleados. Y una parte de ese tiempo ha de dedicarse a analizar peligros.

Por ejemplo, pensemos en la posibilidad de que un sustituto, no habituado a los protocolos de una determinada tarea, abre un archivo adjunto malicioso en un correo electrónico pensando que podría ser algo importante que quizá desconociese.

Amenazas informáticas

Otro aspecto con cierto peligro es el empleo de equipos y dispositivos que habitualmente emplean otras personas. En todo caso, han de garantizarse los derechos que el ‘titular’ habitual pueda tener en orden para proteger su intimidad. Además, hay que tomar medidas para que la impericia del suplente pueda convertirse en un punto débil que nos haga más propenso a ciberamenazas como, por ejemplo, que alguien se haga maliciosamente con el control del dispositivo.

X by Orange protege los dispositivos de tu empresa

X by Orange cuenta con X Protection, una avanzada solución de seguridad integral para proteger los dispositivos de la empresa. Incluye tres soluciones en una:

  • Protege los dispositivos de software malicioso.
  • Comprueba que las redes wifi a las que nos conectamos sean seguras.
  • Funciona como un antiransomware y antivirus avanzado en tiempo real.

Trabajando en verano

Además, cuenta, entre otras, con las siguientes ventajas:

  • No necesita servicio de instalación.
  • No exige compromisos de permanencia ni tiene penalizaciones.
  • Está permanente actualizada.
  • Protege los móviles, tablets y ordenadores personales de la empresa con independencia de su ubicación.
  • Cuenta con una versión de prueba de 15 días que podemos disfrutar aunque no seamos clientes de Orange.

Por lo tanto, nos encontramos con X Protection ante una poderosa herramienta para proteger nuestro negocio también en verano con la que mantendremos la seguridad de la información importante que almacenamos en nuestros dispositivos durante todo el año.

Imágenes | Headway 🇸🇮 Janko Ferlič – @specialdaddy, LinkedIn Sales NavigatorMichael Geiger  en Unsplash

Subir