José Luis Sáenz, alias Pepe Chuletón, tiene una carnicería en La Rioja desde hace casi treinta años y una web desde la que hace envíos a España y a todo el mundo. Nombrado "Autónomo del año" en 2017, cuenta con más de 22.000 seguidores en Facebook.

Pymes

Pepe Chuletón, el carnicero ‘influencer’

Dice el refrán que “renovarse o morir” y José Luis Sáenz Villar, más conocido como Pepe Chuletón, lo ha seguido a pies juntillas. Este empresario riojano regenta la carnicería La Despensa en Calahorra (La Rioja), un negocio que nació en 1883 con su bisabuelo Julián y que de este pasó a su abuelo Pepe, luego a su padre Carmelo y ahora a él.

Al frente del comercio desde hace casi 30 años, Sáenz ha sabido adaptarse a las nuevas tecnologías y demandas de los consumidores, y, combinando tradición y modernidad, ha logrado que sus productos sean todo un éxito. No solo en la carnicería de Calahorra a la que acuden numerosos fans, sino en internet.

La Despensa vende online su carne a toda España, a algunos países europeos y a otros lugares del mundo como Washington, Costa Rica y Jamaica, mientras Sáenz, reconocido como “autónomo del año” en 2017 por la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), es una estrella en las redes sociales. Tiene más de 22.000 seguidores en Facebook, 3.000 en Instagram y algunos de sus vídeos en YouTube superan las 100.000 visitas. Unas cifras que harían suspirar a cualquier influencer.

La Tienda de Valentina, de no vender una camiseta en meses a facturar cinco millones al año

La Tienda de Valentina: de no vender una camiseta a facturar 5 millones al año

Innovar para sobrevivir

Pero ¿cómo empezó todo? El origen de este fenómeno hay que buscarlo en la crisis económica, cuando, para reactivar el negocio, Sáenz decidió apostar por los chuletones de primera calidad, de ternera, vaca y buey. Comenzó a anunciar La Despensa en emisoras regionales y a enviar pedidos a domicilio. Y entonces tomó la que probablemente haya sido la mejor decisión de su carrera: entrar en las redes sociales para acercarse a los clientes tras la sugerencia de una de sus empleadas. Pepe Chuletón utiliza Facebook, Twitter, Instagram y YouTube para subir selfis de clientes que acaban de comprar un chuletón, dar consejos sobre, por ejemplo, cómo hacer el mejor asado o compartir las ofertas del día.

Nunca me hubiera imaginado llegar tan lejos. En la carnicería hay muy buen ambiente, así que, cuando nuestros clientes venían a comprar, salíamos y les echábamos una foto con la pieza de carne. Ellos la compartían en sus redes sociales y las veían familiares y amigos de Aragón o Navarra, que, a su vez, nos hacían algún pedido”, ha relatado el conocido carnicero a medios locales. “Y así, poco a poco, fuimos llegando a todo el mundo“.

Diferenciarse del resto

Otro de los aciertos de Sáenz, Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo por la Asociación Europea de Economía y Competitividad, ha sido la diversificación de su negocio. Y es que, para marcar la diferencia, empezó ofreciendo hamburguesas bajas en grasa y sal, y ahora las vende de gin-tonic, de Tijuana, de alcaparras con piña, de regaliz negro con queso roquefort y de cabrales a la sidra, sin dejar de lado productos tradicionales como el chorizo riojano picante o el queso curado a la cerveza negra.

El gran despegue del negocio se produjo en 2015, cuando dio el salto a internet. Desde entonces, las ventas se han disparado, la plantilla ha aumentado de tres a siete trabajadores y está en marcha la ampliación del local de Calahorra.

Pepe Chuletón tiene también registrada la marca Telechicha, su red de reparto de carne a domicilio que hace envíos en 24 horas a España y al resto de Europa. En todos los casos, la carne viaja en crudo, envasada al vacío y en cajas térmicas con hielo seco.

José Luis Sáenz, alias Pepe Chuletón, tiene una carnicería en La Rioja desde hace casi treinta años y una web desde la que hace envíos a España y a todo el mundo. Nombrado "Autónomo del año" en 2017, cuenta con más de 22.000 seguidores en Facebook.

Modernidad no reñida con la tradición

Pepe Chuletón es una empresa puntera en la venta de chuletones de vaca y buey auténtico certificado de Tolosa, Galicia y León, chuleta de sidrería y chuleta de vaca vieja con marmoleado especial. Es la única firma en España que cuenta con siete tipos de carnes de buey certificadas, como Valles del Esla, wagyu (Kobe nacional), Buey de trabajo Gallego y auténtico Buey de arrastre de Tolosa. La maduración de la carne se hace con muy poca humedad, lo que le da un característico sabor mantecoso que la ha hecho famosa.

“Somos los únicos en España con siete carnes certificadas, no somos de los que damos vaca por buey”, ha señalado Sáenz a la prensa. “Y creo que si hemos llegado hasta aquí es precisamente por eso, porque somos sinceros y siempre damos la cara“.

Para este empresario riojano, que ha recibido ofertas para comprarle la marca y abrir franquicias, los comercios de toda la vida también pueden ser modernos y estar a la última sin perder la calidad y la tradición. Él, desde luego, cuarta generación de una saga familiar de carniceros, ha sabido reinventarse y, con la calidad de sus carnes y un manejo inteligente de las redes sociales, dar la vuelta al negocio para seguir adelante.

Imágenes | Pepe Chuletón

Subir