Pymes

Meller, la marca que auna diseño, urban, good vibes, cultura y experiencias

Meller es una marca que respira juventud. Se compone de factores como el diseño, urban, good vibes, cultura, experiencias. Todo ello a través de un producto trendy, cuidado, de calidad y a un precio justo que se mueve gracias a las redes sociales y la comunidad que han conseguido agrupar.

En Hablemos de Empresas, hemos podido hablar con Sergi Benet, cofundador y CEO de Meller, y nos ha contado cómo está siendo tener una empresa como Meller.

 

1. ¿Qué o quién os inspiró para montar vuestra propia empresa? ¿De dónde viene ese primer impulso?

Los tres socios fundadores teníamos vocación por crear nuestro propio camino y nos tiramos a la piscina. Se suele aconsejar entrar primero en empresas consolidadas o multinacionales para coger experiencia, pero en nuestro caso las ganas de montar algo pudieron más que la búsqueda de experiencia previa y nos lanzamos a Kuala Lumpur a una incubadora para empezar algo directamente desde allí.

Monday is the perfect day to correct last week's mistakes ☀️ #meller

A post shared by MELLER (@meller) on

2. Cuéntanos, ¿qué es lo que tiene de diferente Meller?

Meller está viva. Es un equipo de personas con unos valores envidiables que comparten una misma visión y que quieren que la marca respire su propia personalidad. De ahí que cuidemos tanto la imagen y todo lo que rodea la marca. Todos los miembros del equipo la sentimos nuestra, una representación de nosotros mismos, solo que con mucho más alcance del que podríamos esperar cuando empezamos.

Meller es diseño, urban, good vibes, cultura, experiencias. Todo ello a través de un producto trendy, cuidado, de calidad y a un precio justo que se mueve gracias a las redes sociales y la comunidad que hemos conseguido agrupar.

Maori Roos Camel ☀️#meller

A post shared by MELLER (@meller) on

3. ¿Cómo fueron los inicios? ¿Con qué sorpresas os encontrasteis?

Un poco atípicos, ya que normalmente a las empresas les cuesta mucho arrancar, las primeras ventas, primeros fichajes, etc, y a nosotros nos pasó un poco al revés. Empezamos muy bien, con una inversión inicial moderada y vendiendo desde el primer día. Era verano y nuestro único producto cuando empezamos eran las gafas de sol. Empezamos con un pedido y al principio solo nos compraron amigos y conocidos en algún evento que hicimos.  Luego reinvertimos lo conseguido y empezamos a hacer ads online. Ahí es cuando empezó a despegar. Pasamos de vender puntualmente x gafas a vender cada día de manera constante a través de nuestra página web.

Luego vino una época complicada porque las gafas de sol ya no se vendían en Septiembre y ahí fue cuando tuvimos que buscar algo de financiación, pues intentamos ir a Australia buscando el verano, pero allí no fuimos capaces de vender tanto como en España y nos fulminamos todos los beneficios. En esta búsqueda de capital nos encontramos muchos “noes” que luego nos felicitaron por lo que habíamos logrado cuando pensaban que simplemente vendíamos porque caíamos bien. Nos sorprendió que aún cuando habíamos vendido más de 10.000 unidades la gente pudiera pensar que se trataba de amigos o amigos de amigos…

4. ¿Hubo gente a vuestro alrededor que pensó que era una locura?

Sí, mucha. Sin ir más lejos, nuestra propia familia. Por aquel entonces no había mucha gente que confiara en que tres recién salidos de la carrera pudieran llegar a vender a través de redes sociales lo suficiente como para vivir de ello. Durante una temporada, incluso uno de los fundadores tuvo empezar a trabajar para ir ingresando algo paralelamente y yo me puse a hacer entrevistas. Estuve a punto de entrar también en una consultora, pero finalmente entró el capital y me volqué 100% en Meller.

Make it possible ⚡️ #mellerbrand

A post shared by MELLER (@meller) on

5. ¿Cuál ha sido la mayor satisfacción que os ha reportado vuestra empresa?

Hay miles, pero una de la que más nos impactó a los tres, fue un día que en una cena de empresa se acercaron a nosotros dos miembros del equipo y nos dijeron que Meller les había cambiado la vida, que habían encontrado su lugar y que eran muy felices. Es increíble que alguien pueda sentir algo así gracias a algo que empezamos desde 0 hace poco tiempo.

6. ¿Qué relevancia ha tenido para vosotros el uso de redes sociales a la hora de dar a conocer Meller?

De una escala del 1 al 10, diría 12, pues como comentaba, Meller nace gracias a las redes sociales y aún hoy en día, vive gracias a la comunidad y a todo lo que pasa en las redes sociales. Es bonito ver crecer una comunidad a la que le gusta lo que se hace. Es una historia contada a lo largo del tiempo y que cada vez tiene más espectadores interesados, no solo en los productos, sino también en ver cómo evoluciona, cómo va creciendo y que nos va contando.

Part of the weekend never dies 💥🚀 #mellerbrand

A post shared by MELLER (@meller) on

7. Una ventaja y una desventaja de ser emprendedor

Es difícil  para mi pensar en ventajas y desventajas, pues no he visto nada más que emprender y no tengo con qué comparar, pero como principal ventaja diría la capacidad de crecer, evolucionar y aprender. Literalmente, no hay límite. Puedes tirar hacia dónde te apetezca, crecer por dónde quieras y aprender de lo que más te guste. Esta libertad la veo difícil de encontrar de otra manera que no sea emprendiendo.

Y como principal desventaja diría la tensión. Tienes que tener mucho estómago para aguantar las miles de veces que parece que se alinean todos los planetas para que todo salga al revés.

8. ¿Cómo veis el futuro?

Brillante. Creemos realmente que acabamos de empezar y cada vez vemos más potencial en lo que hacemos. Cada día salen nuevas oportunidades dónde menos lo esperamos. Parece que contra más creces, más se multiplican las posibilidades si vas haciendo las cosas bien.

9. ¿Qué consejos le darías a alguien que quiere montar una empresa?

Que sea consciente de que habrá momentos malos y esté preparado para ello desde el día uno, pero siempre hay una salida para todo y que los buenos momentos compensarán con creces los malos.

Life's too short to wear boring accessories 🕶 #meller

A post shared by MELLER (@meller) on

10. Una frase inspiradora para aquellos que todavía no se atreven a emprender

Una de Baz Luhrmann, que para mi habla literalmente del emprendimiento a largo plazo y huye de la moda de montar un pelotazo rápido y huir con el dinero a toda costa. Es la siguiente:

“Sometimes you are ahead, sometimes you are behind, the race is long, and in the end, it’s only with yourself.” 

También va relacionada con lo que comentaba antes. Meller es una representación de nosotros mismos y la cuidamos como si fuera nuestro hijo. Es un proyecto a largo plazo que al final va a formar parte de nuestras vidas durante mucho tiempo. Son muchas horas juntos.

Subir