Pymes

España, el país europeo con más emprendedoras

Si bien es cierto que pese a los avances de los últimos años aún queda mucho camino por recorrer para alcanzar la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, la brecha de género entre emprendedores continúa estrechándose en el mundo y España ocupa una posición destacada en este asunto. Así se desprende del último Informe Mundial GEM 2018/19 (Global Entrepreneurship Monitor), que lleva 20 años estudiando de forma ininterrumpida el comportamiento de la dinámica emprendedora en países de los cinco continentes.

El principal índice que analiza el GEM es la Tasa de Actividad Emprendedora (TEA), es decir, las ideas de negocio que tienen hasta tres años y medio de vida entre la población de 18 a 64 años. Debido a que la actividad emprendedora tiende a ser más alta en los países menos desarrollados, la TEA general de países como Chile (25,1%), Guatemala (27,5%) o Angola (40,8%) es mucho más elevada que la de las economías europeas, que poseen los índices de emprendimiento más bajos del mundo, como Chipre (3,9%), Italia (4,2%) o Alemania (5%).

Anna Mercadé: “Las empresas con más mujeres en la dirección ganan más, dan más bienestar a sus equipos y miran a largo plazo”

En lo que se refiere a España, la actividad emprendedora continúa en aumento, al elevarse del 5,2% al 6,4%, y se acerca a las cifras anteriores a la crisis (7,6% en 2007). Aun así, la tasa de negocios establecidos (con más de tres años y medio en el mercado) desciende un punto, situando a España en el 6%, por debajo de la media de los países europeos y norteamericanos, donde es del 7,4%, consecuencia de la baja actividad en los años de crisis.

Muy cerca de la paridad de género entre emprendedores

En el caso de la TEA femenina, ha vuelto a incrementarse, pasando del 5,6% al 6%, disminuyendo así la brecha entre hombres y mujeres a la hora de poner en marcha una actividad por cuenta propia, y ya son seis años los que lo hace de manera consecutiva. Y es que en nuestro país la actividad emprendedora se acerca a la paridad de género. Nueve mujeres inician un negocio por cada 10 hombres, una tasa superior a la media de Europa, donde solo se cuentan seis mujeres por cada 10 hombres emprendedores. Así las cosas, España se erige en líder europeo en proyectos de emprendimiento capitaneados por mujeres.

 

Mira aquí el gráfico en profundidad

Un contexto favorable al emprendimiento

No es la única buena noticia del informe GEM sobre España. Este prestigioso estudio de la Global Entrepreneurship Research Association, que en nuestro país cuenta con una red de más de 100 investigadores coordinados por el Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE), ha introducido un nuevo indicador. El Índice de Contexto de Emprendimiento Nacional (NECI) valora ahora las condiciones del entorno para emprender, como políticas gubernamentales, burocracia e impuestos, infraestructuras, educación en emprendimiento o transferencia de I+D, entre otros factores.

De las 54 economías que aportaron datos para este nuevo indicador, España se coloca en el puesto 16, por encima de países como Alemania (19º), Japón (20º) o Reino Unido (30º). El primer puesto en el ranking lo ocupa Catar, mientras que Estados Unidos figura en sexto lugar. Lo crean algunos o no, los expertos valoran positivamente a España en lo que respecta a las iniciativas gubernamentales de impulso al emprendimiento y a las infraestructuras con las que cuenta el país, aunque aún consideran insuficiente la educación en emprendimiento tanto en etapa escolar como universitaria, y ven necesarias políticas que reduzcan los trámites burocráticos y las cargas impositivas.

En cuanto al emprendimiento corporativo, al contrario de lo que sucede con el TEA, este suele ser más elevado en las economías desarrolladas. En este caso, España, con un índice del 1,7%, se sitúa muy lejos de países como Irlanda que, con el 8,6%, ostenta el primer puesto en la tasa de intraemprendimiento (EEA).

Perspectivas de creación de empleo

En términos generales, el informe refleja un descenso en el nivel de las expectativas de creación de empleo. Según los autores, estos cambios podrían deberse a las limitaciones relacionadas con la contratación y el mantenimiento de los empleados. Pero también podrían reflejar preferencias de trabajo autónomo o modelos de negocios donde los emprendedores, en lugar de contratar internamente, operan como parte de una red, conectados gracias a las nuevas tecnologías. En España, el 44% de los emprendedores tiene previsto generar algún empleo en los próximos cinco años, y alrededor de un 9% planea contratar a seis o más empleados para el crecimiento de sus iniciativas, manteniendo la cifra de años anteriores. Estados Unidos (71,8%) es la economía desarrollada con la mayor proporción de emprendedores que esperan crear puestos de trabajo en los próximos cinco años, mientras que en Europa el promedio se sitúa en el 49,4%.

Imagen | Pixabay

Subir