Las ventajas de la gamificación para la estrategia de marketing de tu negocio

gamificación

Empresa

La gamificación aporta a la estrategia de marketing un elemento competitivo y lúdico. ¿Qué beneficios tiene la aplicación de este tipo de técnicas para un negocio?

El uso de la gamificación como una forma de optimizar una estrategia de marketing es cada vez más popular, sobre todo en el ámbito del universo digital. Una campaña de marketing de contenidos puede ser más atractiva e interactiva si introducimos elementos basados en el juego. Se trata de una forma de conseguir esa conexión emocional tan buscada con la audiencia y, a largo plazo, puede llegar a traducirse en clientes fieles a la marca. ¿Cómo se utiliza la gamificación y cuáles son sus ventajas para el marketing?

[hde_related]

¿Qué es la gamificación?

Nick Pelling acuñó el término de gamificación en el año 2004 para su consultora Conundra. En 2007, la firma Bunchball fue la primera en ofrecer este tipo de dinámicas de juego para las empresas como un servicio. La gamificación es un mecanismo de juego. Consiste en aplicar las dinámicas y conceptos que son propios de los juegos y llevarlos a diferentes áreas como la educación, el marketing, los negocios, etc.

Es una forma de aprovechar esa predisposición que tienen las personas hacia la competición y el juego, para convertir determinadas tareas en algo más divertido. Además, puede utilizarse con el objetivo de fidelizar clientes.

No hay que confundir la gamificación con el advergaming. Este sería el desarrollo de juegos para una campaña de publicidad. Es decir, sería una campaña publicitaria basada en un juego, pero que no cambia ni hace que un proceso sea más entretenido.

Gamificación para la estrategia de marketing: ventajas y beneficios

Las formas más habituales de gamificación para estrategias de marketing son los sistemas de logros y recompensas, como podría ser Foursquare. También es muy utilizada la visualización de la progresión, como la barra de porcentaje de los perfiles en LinkedIn o Infojobs.

Otros casos son los niveles, como ocurre en algunos foros de debate, que premian la fidelidad de los usuarios asignando roles. En el agregador de contenidos de Mktfan.com, por ejemplo, no solo se votan los artículos que suben los usuarios, sino que se premia a los que más comentarios realizan, los que suben más temas o los que tienen la mayor cantidad de artículos publicados, entre otras cosas.

gamificación

Interacción continuada entre usuarios y marcas

Conseguir que los usuarios interactúen de forma continuada es uno de los objetivos de las marcas. De hecho, son muchas las que buscan compartir más contenidos para captar la atención de los usuarios y generar más engagement y conversiones. Esto se puede conseguir gracias a la gamificación.

No dejamos de ver cómo llegan al mercado productos que utilizan este tipo de métodos, como aplicaciones deportivas que utilizan métodos de juego para hacer seguimiento de los movimientos de sus usuarios. Por ejemplo, en 2012, Nike lanzó su FuelBand, una pulsera que permite monitorizar el número de pasos y el ejercicio que realiza el usuario y añadir los datos en forma de un sistema de puntuación que cuenta todos los movimientos. Además, tiene un elemento social, de forma que los usuarios pueden competir entre sí, o animar a sus amigos a comenzar en el mundo del deporte. Proponer desafíos o retos hace que los portadores de este tipo de pulseras estén más motivados para hacer deporte.

Los usuarios pueden desbloquear logros, hacer competiciones o compartir sus progresos, de modo que se genera un engagement continuo con la marca y el producto.
No solo eso, sino que la gamificación en casos como este hace que determinadas tareas, como hacer ejercicio, sean más animadas e interesantes.

Nuevas oportunidades de promoción

Es habitual en el marketing digital utilizar la gamificación como una vía efectiva para lanzar nuevas promociones o incitar a las compras a través de descuentos. Para ello, suelen utilizarse sistemas de puntos y recompensas. De este modo, los clientes ganan puntos por cada producto que compran y, al llegar a cierta cantidad, reciben una recompensa en forma de descuento o regalo.

La caja Disfrutabox utiliza un sistema de este tipo. Después de cada caja mensual, envían una encuesta a los usuarios para que evalúen los productos recibidos. Con esta evaluación se consiguen puntos que luego son canjeables por descuentos en los siguientes pedidos. Si se llega a los 100, la siguiente caja sería gratuita.

Fidelización de clientes

Nescafé ha lanzado recientemente su Premio Members Club, el nuevo programa de fidelidad. Los usuarios, al introducir los códigos de las cajas de café, reciben puntos que acumulan y que llevan a conseguir regalos.

Una de las razones por las que la gamificación puede ser buena para un negocio es porque ayuda a cumplir el objetivo de fidelización de los clientes, así como a atraer nuevos usuarios.

Hacer más interesante una tarea aburrida

En el ámbito de la educación, la gamificación ayuda a que las lecciones puedan ser adictivas y divertidas. No paran de llegar aplicaciones como Duolingo, con la que aprender idiomas puede hasta engancharnos gracias a que incluye elementos como vidas, seguimiento de la racha, niveles, puntos, contrarreloj, etc.

No paran de surgir apps y startups que utilizan la gamificación y sirven para hacer promociones. Es el caso de Liight, una herramienta que emplea métodos de juego para que los usuarios sean más sostenibles. La compañía ya tiene cerrados acuerdos con diversas marcas para ofrecer a los usuarios retos y premios interesantes.

La gamificación ha llegado al mundo del marketing para quedarse, por lo que habrá que estar pendientes para ver qué dirección toma en el futuro y cómo nos sorprende.

Imágenes: Pixabay

Archivado en
Subir