¿Son más innovadoras las empresas que cuentan con más mujeres trabajando y en su dirección?

Empresa

Muchos investigadores están interesados en el papel de las mujeres en la innovación. Les importan cuestiones relacionadas con la equidad y la justicia social, pero también con una mayor eficiencia en el empleo de los recursos y con el impulso del crecimiento económico.

Es el caso, por ejemplo, de la consultora Rocío Lorenzo, que con su equipo ha realizado una investigación sobre el papel de la diversidad en la innovación y, en concreto, la influencia que tiene la presencia de mujeres en los puestos de dirección sobre el nivel de ingresos procedentes de la innovación en las empresas.

 

¿Depende del entorno la influencia de la mujer en el éxito innovador de las empresas?

En principio, el equipo de Rocío Lorenzo partía de la idea de que sí: las mujeres pueden ser muy positivas para fortalecer el perfil innovador de las empresas, pero siempre que el entorno fuera el adecuado. Suponían que, por ejemplo, los beneficios de la incorporación de la mujer a puestos de dirección se centrarían, fundamentalmente, en empresas con un estilo de dirección más abierto.

Sin embargo, tras encuestar a 171 empresas, los resultados son sorprendentes. Las empresas con más mujeres en puestos de dirección son más innovadores independientemente de las condiciones del entorno al que se enfrentan.

No obstante, encuentran que no vale solamente con incorporar testimonialmente a alguna mujer. Por el contrario, esa relación entre el papel de la mujer y la innovación se nota solamente si, al menos, se supera una cifra de alrededor de un 20% de mujeres en puestos de dirección.

El huevo o la gallina, las empresas innovadoras o las mujeres en la empresa

Hay una cuestión importante que se plantea el equipo de Rocío Lorenzo: la dirección de la causalidad. Es decir, hay una relación entre diversidad en las directivas e innovación, pero no sabemos en qué sentido va.

Parece razonable que pueda haber una relación en los dos sentidos. Una empresa que sabe incorporar perfiles heterogéneos podrá servirse de múltiples aportaciones, más creatividad, ideas y puntos de vista. Eso favorece la innovación. Pero, por otro lado, una empresa innovadora es más probable que tenga la mentalidad lo suficientemente abierta como para acoger perfiles diversos y recoger la aportación de mujeres con todo tipo de características.

Hemos avanzado en el papel de la mujer en la innovación, pero nos queda muchísimo camino

Las últimas décadas han sido protagonizadas por el enorme crecimiento de la formación académica de las mujeres y su incorporación a los trabajos por los que se obtiene una remuneración monetaria.

El resultado de ese proceso según el informe Women Matter 2017, elaborado por McKinsey&Company, es llamativo. Sin una incorporación al trabajo retribuido de la mujer como la vivida desde los 90, el PIB español sería un 18% menor.

Sin embargo, queda mucho por hacer. Sí hay más mujeres en trabajos remunerados, pero no crece al mismo ritmo el número de mujeres en puestos directivos. Además, España es uno de los países rezagados de la UE en la incorporación de las mujeres en la dirección.

Colaboración entre mujeres y hombres

Así, por ejemplo. el Instituto de la Mujer calcula que en 2016 el porcentaje de mujeres en los órganos de dirección de empresas del IBEX 35 era de un 13,27%. Esta cifra triplica el 4,29% que se alcanzaba en 2007, pero todavía está lejos de los objetivos.

Por su parte, McKinsey&Company también estima que, de llegar al nivel de los países más avanzado de la UE, el PIB podría ser un 8% mayor en 2025. Más optimista se ha mostrado hace unos días Mario Garcés, secretario de Estado de Servicios Sociales, al predecir que la incorporación integra a las empresas del talento femenino podría hacer crecer el PIB español un 14%.

El equipo de Rocío Lorenzo también ha estudiado el caso alemán. Al igual que en otros países, observan que no ha crecido la proporción de mujeres en la dirección en la misma medida en que se han incorporado a la realización de estudios y a la participación en los mercados de trabajo remunerado.

El papel de las mujeres en la innovación es muy relevante. Está relacionado con su incorporación a puestos de dirección. Es, al mismo tiempo, una vía para que más personas gocen de un abanico más amplio de oportunidades. Finalmente, sabemos que puede aportarnos un importante crecimiento económico, ¿lo aprovecharemos?.

Por Gonzalo García Abad.

 

Archivado en
Subir