como-pedir-dias-vacaciones-empresa

Empresa

Guía básica para pedir vacaciones en tu trabajo

Se acerca el verano, y con ello el buen tiempo. Muchos españoles aprovechan el clima para pedir vacaciones y disfrutar de su ocio. Pero llega el momento de pedirlas y surgen dudas. ¿Cuántos días de vacaciones me corresponden? ¿Cómo se las pido a mi responsable?

La mayoría de los trabajadores buscamos coger las vacaciones en estas fechas. Eso hace que pugnemos por los mismos días. En empresas que no cierran en verano, mantener unos servicios mínimos depende de la asignación de días libres. En las que no, la elección no depende del trabajador.

vacaciones ilimitadas

¿Qué estarías dispuesto a dar por tener vacaciones ilimitadas?

¿Cuántos días de vacaciones me corresponden?

Para saber cuántos días de vacaciones nos corresponden, tenemos tres documentos básicos. Cada uno de ellos puede señalar un número diferente de días libres, lo cual puede causar confusión. La diferencia entre día laboral y natural, también. Veamos por partes:

El Estatuto de los Trabajadores [RDL 2/2015] marca un mínimo de 2,5 días por mes trabajado. Entendiendo “mes” como 30 días naturales o mes natural (febrero, por ejemplo, tiene 28 o 29 días). Tanto si hemos trabajado todo enero y febrero como si lo hemos hecho del 15 de enero al 15 de marzo, nos corresponden cinco días.

El convenio colectivo que nos corresponda (viene en tu contrato de trabajo) puede marcar más días. Hay ciertos convenios que dan más días aparte de los 2,5 por mes natural. Un convenio jamás puede restar días del Estatuto de los Trabajadores.

El contrato laboral nos indica, además de la jornada y el centro de trabajo, los días de vacaciones. Si tenemos habilidad para negociar, podemos rascar algún día más. Un contrato jamás puede restar días al convenio o al Estatuto de los Trabajadores.

¿Y si el trabajo es de media jornada? Pues se aplica lo mismo. Un “día” laboral no tiene por qué durar ocho horas. Tanto si tu jornada dura tres, cinco o siete horas, los días se cuentan del modo expresado arriba.

¿Cuándo puedo cogerme las vacaciones?

vacaciones-empresa-dias

Hay varias reglas fijas a la hora de cogernos vacaciones. La primera de ellas es que en muchos convenios hay pautas claras sobre cómo coger días libres. Eso significa que no tendremos tanta libertad para elegir.

Por ejemplo, puede incluir un rango “del 1 de junio al 30 de septiembre”, días máximos “con un máximo de 20 días naturales” o mínimos “y un mínimo de dos semanas”. Ten en cuenta que la empresa no tiene potestad para incumplir el convenio.

La segunda es que los días de vacaciones se fijan de común acuerdo entre el empresario y trabajador (dentro de las reglas de arriba). Si no se llega a un acuerdo, podemos recurrir a estrategias de resolución de conflictos. Y, en última instancia, por vía judicial.

Un ejemplo: si la empresa cierra en agosto, así aparece en nuestro contrato y esto consume el grueso de nuestros días de vacaciones, poca maniobra tendremos. Pero si la empresa abre todo el año puede haber conflicto. ¿Qué pasa si dos trabajadores piden el mismo día?

Muchas empresas establecen en su política de empresa alguna regla adicional, como dar preferencia a trabajadores con mucha antigüedad, días por sorteo o por orden de petición. De nuevo, algo así debe aparecer en el contrato. De lo contrario, como trabajadores podemos reclamar.

¿Cómo se solicitan las vacaciones en una empresa?

Si trabajamos en una gran empresa, probablemente tengamos mecanismos telemáticos y digitales para pedir vacaciones. Algún sistema integrado con recursos humanos y contabilidad. Rígido, pero fiable. En caso de que trabajemos en una pyme, deberemos hablar directamente con los responsables.

pedir-vacaciones-responsable

Se aconseja siempre hablar con compañeros y responsables a la hora de pedir las vacaciones. En primer lugar, por educación, y en segundo para que puedan informarnos de la disponibilidad y conflictos. O de las reglas de arriba. Muchos trabajadores desconocemos nuestro convenio.

Una posibilidad es reunir al equipo de trabajo y acordar entre todos las vacaciones. Sin embargo, siempre se recomienda realizar una petición formal mediante algún sistema de registro, como el email. Y esperar confirmación. Algo con lo que poder justificar nuestra ausencia en la compañía.

Tener pruebas de la petición y confirmación de las vacaciones es nuestra mejor baza ante posibles problemas. No ya legales, que también, sino posibles conflictos en el equipo. Por ejemplo, que dos personas hayan pedido los mismos días y el responsable, despistado, haya cedido a la petición de ambos.

Imágenes | Jeff Sheldon, Charles Deluvio 🇵🇭🇨🇦, Rawpixel

Subir