Empresa

Los 5 grandes cambios que Bill Gates pronostica para el mundo pos-COVID

El multimillonario Bill Gates, cofundador de Microsoft y uno de los grandes filántropos del planeta, ha vaticinado cómo será el mundo después de que termine la pandemia de COVID-19. El promotor junto a su mujer de la Fundación Bill & Melinda Gates considera que nuestra vida no volverá a ser como antes en cinco aspectos principales, relacionados con el ámbito laboral, según recoge la revista de negocios estadounidense Inc.com

Bill Gates ya no solo está ligado a Microsoft y al de un magnate de la informática; hoy es uno de los nombres más sonados en referencia al coronavirus. En 2015 predijo que la próxima “catástrofe mundial” sería un «virus altamente infeccioso” y a través de su fundación promueve con su mujer el desarrollo y la distribución de la vacuna contra la COVID-19 a economías en desarrollo.

El ‘workation’ y el ‘coliving’: las otras tendencias laborales que ha originado la COVID-19

Normalización de las reuniones a distancia

En primer lugar, el empresario, con la segunda fortuna más grande del planeta -solo superado por Jeff Bezos, de Amazon-, augura que, una vez esté controlada la pandemia, las reuniones de trabajo presenciales y los viajes de negocios se reducirán notablemente. “Al igual que la Segunda Guerra Mundial supuso la entrada de mujeres en el mercado laboral, lo que se mantuvo después, a partir de ahora nos preguntaremos: ‘¿Tengo que ir a ese lugar físicamente?”, opinaba en noviembre pasado en un podcast junto con la actriz Rashida Jones sobre los mayores retos a los que se enfrenta la humanidad. A su juicio, irá ganando terreno “la idea de aprender algo, tener una cita con el médico o una relación comercial a través de una pantalla con herramientas como Zoom o Microsoft Teams”.

Mejora de las herramientas de software

Siguiendo con sus pronósticos, no solo la idea de reunirnos de forma virtual parecerá más natural, sino que muchas de las herramientas que hemos estado utilizando en estos últimos meses para trabajar o estudiar en remoto van a mejorar enormemente. “El software era un poco torpe cuando todo esto comenzó, pero ahora la gente lo está usando tanto que se sorprenderá de lo rápido que innovaremos con él”.

Menor asistencia a la oficina

Relacionado con lo anterior, Gates también cree que acudir a la oficina de lunes a viernes será mucho menos habitual que antes del confinamiento, que ha demostrado en muchos casos la viabilidad de trabajar desde casa, aunque haya más empresas dispuestas al teletrabajo que otras. 

Eso tendría importantes repercusiones, lo que podría llevar, según el magnate, a que una compañía comparta oficinas con otra, de modo que los empleados de unas y otras entrarían a trabajar en días distintos. En su opinión, la rotación de personal podría convertirse en una constante a partir de la COVID-19, aunque la enfermedad ya no represente una amenaza.

Otros lugares en los que vivir

Las consecuencias de este nuevo paradigma laboral no acabarían aquí, pues este podría terminar redefiniendo nuestras ciudades, según Gates. Al no tener la necesidad de ir todos los días a la oficina, muchos podrían decidir alejarse de los centros urbanos, muy poblados y con alquileres excesivamente caros dada la alta demanda, y mudarse a zonas residenciales de barrios dormitorio. Incluso podríamos acabar repensando el diseño de nuestras casas. “En ciudades como Seattle y San Francisco, hasta una persona bien remunerada está gastando una cantidad increíble de su dinero en alquiler”, señalaba Gates en el citado podcast.

Más ganas de socializar

Debido a que las personas tendrán menos contacto social por la dinámica que impone el teletrabajo, aumentarán sus ganas de socializar y pasar más tiempo con familiares, amigos y conocidos de su entorno. “Podría cambiar el juego de equilibrios en este sentido”, apuntaba.

A pesar de que la vacuna podría estar disponible para gran parte de la población en tiempo récord, Gates cree que la normalidad tardará en regresar. La gente, de acuerdo con sus predicciones, evitará asumir riesgos si toda la población aún no está inmunizada. “Mucha gente seguirá siendo bastante conservadora en su comportamiento, especialmente si se relacionan con personas mayores, cuyo riesgo de enfermar gravemente es bastante alto”. Para él, la normalidad volverá cuando el mundo entero declare la pandemia bajo control.

No descarta que pueda haber otra próximamente, pero opina que no debería ser tan severa porque el mundo está ya más preparado para contenerla. “No seremos tan estúpidos la segunda vez”, concluía Gates.

Pese a todo, el considerado por muchos como un oráculo del coronavirus dibuja un futuro optimista de productividad laboral a distancia, comunidades más cohesionadas y una mejor preparación para enfrentar nuevos virus letales que pudieran surgir.

Imágenes: ChoiceLocal (Unsplash) | Maxime (Unsplash) | Dan Burton (Unsplash)

“Orange

Tarifas de internet, móvil y soluciones digitales para autónomos y pymes

Subir