Adiós al currículum

Empresa

¿Una plataforma de empleo que pasa del currículum?

En 2006, el 80% de los contratos que se firmaban en España estaban “avalados por algún miembro de la empresa”.

Por aquel entonces, ya habían aparecido los primeros portales de empleo y empezamos a enviar los currículos de forma masiva. 10 años después se confirmaba que la mejor técnica para encontrar trabajo seguía siendo la de los contactos personales. ¿Adiós al currículum?

El currículum es un documento que aporta poco o ningún valor en el paradigma empresarial actual. Es por eso que empresas como Hiwook sirven de puente a marcas que buscan candidatos en base a sus conocimientos, no su pasado. Si el candidato resuelve con éxito una serie de pruebas, consigue una entrevista. Edad, género o procedencia son factores que carecen de importancia.

El currículum en blanco cada vez más extendido en los procesos de selección

¿Cómo funciona el modelo de Hiwook?

Imaginemos que somos una marca orientada al diseño web, a la generación de contenido o a la resolución de conflictos. La forma tradicional de buscar al candidato perfecto para estas funciones habría sido la de filtrar en plataformas de empleo por palabras como “programador”, “redactor” o “psicólogo”. Algunas técnicas más modernas orientadas a la inteligencia artificial (IA) siguen usando esta base.

Sin embargo, Hiwook y otras plataformas similares han dado la vuelta a la búsqueda de empleo. Lo que hacen es, en colaboración con la marca para la que buscan un candidato, diseñar un reto a la altura de las habilidades demandadas. Y publicarlo.

“Diseña en HTML un botón virtual que se ‘hunda’ y nos abra una ventana sin cerrar la anterior”

“Convénceme en 20 palabras para comprar el producto que ve en la imagen”

Las instrucciones de arriba bien podrían ser la prueba de acceso para los puestos mencionados. Aquellos candidatos que demuestren sus habilidades conseguirán una entrevista, independientemente de su currículum. Y es que tener un título no aporta los conocimientos específicos que buscan las empresas.

En la búsqueda de empleo, el currículum ya no es tan importante

¿Prescindiremos del currículum?

El currículum se ha convertido en los últimos años en una formalidad empresarial. Es similar a aparecer vestido de determinada manera el primer día de trabajo. Sin embargo, las empresas se han dado cuenta de que los conocimientos del empleado valen mucho más que su registro histórico.

Es aún más relevante en carreras técnicas cuyos estudios oficiales no son capaces de ponerse a la altura de las demandas del mercado. Pocas escuelas de ingeniería enseñan a modelar diseños de impresión 3D y la mayoría de las universidades de ingeniería informática siguen enseñando en base a código obsoleto como Fortran, por poner dos ejemplos.

A esto se suma la acumulación de títulos bajo el pretexto de que dan más oportunidades laborales. Es cierto que los titulados obtienen trabajos más estables y mejor pagados. Pero el factor clave no es la posesión del título. Sí lo es el camino recorrido de aprendizaje y las herramientas ganadas en el proceso.

 Aquellos candidatos que demuestren sus habilidades conseguirán una entrevista, independientemente de su currículum. Y es que tener un título no aporta los conocimientos específicos que buscan las empresas.

Las nuevas plataformas resume less (sin currículum) buscan precisamente enfatizar estos conocimientos ganados mediante la práctica. Frente a la ‘titulitis’ de años pasados, buscan filtrar candidatos de una forma diferente. Es justo en este marco en el que empresas como Hiwook están revolucionando la gestión de talento. Además, esta forma de enfocar la criba trae ventajas añadidas.

Una plataforma que sortea con éxito la discriminación

La discriminación curricular es bien conocida en el mercado laboral. La pregunta “¿Tiene pensado quedarse embarazada?” solo la recibía una mitad de la población, por citar un ejemplo conocido. Sin embargo, la exclusión de esta pregunta no garantiza un proceso en igualdad de condiciones para todos los candidatos. El motivo son los sesgos que tenemos como personas.

En la búsqueda de empleo, el currículum ya no es tan importante

En todo proceso de selección de personal hay sesgos inconscientes que no dependen de la ética del personal de recursos humanos. Podemos estar a favor de que trabaje nuestro padre, de 61 años, pero discriminar a todos los candidatos de más de 40 que pasen por nuestras manos sin ser del todo conscientes de los motivos por los que lo hacemos.

La edad es uno de los factores con más peso a la hora de generar barreras de acceso al mercado laboral. Pero ¿qué ocurre cuando la marca que organiza el proceso de selección no sabe tu edad? Si resuelves con éxito la prueba planteada en la plataforma, seas como seas y sin importar tu pasado, pasas la ronda.

Este tipo de procesos de selección no son completamente neutros. Eventualmente habrá un proceso presencial o semipresencial en el que el candidato entrará en contacto directo con la marca para la que podría trabajar. Sin embargo, es un importante avance hacia un mercado en igualdad de oportunidades.

Imágenes | iStock/Tero Vesalainen, iStock/fizkes, iStock/DragonImages

Subir