Empresa

Qué es el activismo de marca y por qué es tan fundamental

Vivimos en un momento empresarial donde prima el branding, por lo que cada marca opta por un tipo de estrategia para edificar su marca. Hay quienes eligen el activismo de marca como forma de branding. Anibal Rey, publicista, define el activismo de marca como “acciones, tácticas o estrategias que actúan sobre un grupo específico o en la sociedad entera, provocando un cambio positivo en los hábitos, las prácticas o en las realidades de la persona.”

Para los consumidores es importante que su marca de confianza se preocupe por los mismos temas que ellos, y de esta manera, sentirse identificados con los valores por los que apuesta la empresa. De hecho, en la actualidad, los usuarios tienen un creciente interés por la salud, el medio ambiente y los productos ecosostenibles. Es por eso que un gran número de marcas se han sumado al cambio, elaborando productos ecosostibles, orgánicos y saludables.

 

 

A pesar de que en la actualidad el activismo de marca está en auge, se prevé que en los próximo años tenga un papel fundamental. Por lo que, ofrecemos algunas razones por las que es importante el activismo de marca.

1. El consumidor necesita sentirse escuchado

Ya hemos hablado de los interesen que ocupan al consumidor actual. Cada vez son más conscientes del consumismo y lo que esperan de las empresas es que actúen de forma ética, haciendo hincapié en la Responsabilidad Social Corporativa. De hecho, hay usuarios que para sentirse vinculados con la marca, deben tener los mismos intereses sociales que ellos; lo que confirma que existe una relación más emocional entre el consumidor y la empresa.

 

 

2. Los usuarios participan más en la vida pública

Debido a la implantación de las nuevas tecnologías en el mundo actual y en especial, a las redes sociales, los usuarios han empezado a compartir su opinión y a reivindicar sus intereses. Por lo que están demandando que las empresas hagan más hincapié en la Responsabilidad Social Corporativa, así como en productos y servicios ecosostibles, orgánicos y saludables, que son los que más en auge.

 

3. Los empleados se sienten más motivados

Trabajar en una empresa que se preocupa- y ocupa- de temas que ayudan a mejorar el mundo en el que viven, hace que los empleados trabajen más motivados. Lo que, a largo plazo, es más productivo para la corporación ya que todos los trabajadores están satisfechos con la empresa y tienen un gran sentimiento de pertenencia.

 

Las empresas que muestran un interés por la sociedad y el medio ambiente, mejoran notablemente su imagen, ya que muestran su lado más humano y aportan su grano de arena para hacer, de este, un mundo mejor.

 

Marta Gámez

Subir