Autónomos

Vatea Estudio, los emprendedores del buen gusto

Hay quien piensa que en los detalles está la diferencia. Colores, formas, texturas… todo juega un papel fundamental a la hora de decorar una casa. Cada vez más personas apuestan por darle un giro de imagen a sus hogares o negocios, bien por gusto, bien como inversión empresarial.

La forma de consumir el interiorismo ha cambiado. El interiorismo actualmente es un mundo que está en auge, con mucha demanda de profesionales y que no para de crecer. Cada vez hay más profesionales, más especializados y mucho mejor formados.

En Vatea Estudio saben muy bien de esto. Un estudio que nació bajo la pasión y el entusiamo de dos chicos que aunaron fuerzas para formarse en este ámbito y lanzarse al mercado empresarial.

¿En qué momento de vuestra vida decidisteis emprender? ¿De dónde viene ese impulso?

Suponemos que la idea siempre nos ha perseguido, y ha estado en nosotros. Digamos que el emprendimiento forma parte de nuestra filosofía, y no sólo por convertirte en tu propio jefe y estas cosas, sino por el hecho de hacer lo que amas y deseas en cada momento, sin miedo a equivocarte, sólo haciéndolo.

Ya teníamos experiencia en esto de ser emprendedores y llegado el momento vital decidimos dar un giro radical y cambiar totalmente. Anteriormente teníamos un gimnasio que vendimos y montamos el estudio de Interiorismo. Siempre sabíamos que era una verdadera pasión que queríamos convertir en profesión, por lo que mientras teníamos las empresas, nos fuimos formando como interioristas y llegado el momento, dimos el paso y cambiamos, aunque sucedió como algo natural, somos unos soñadores natos de ahí quizá venga nuestra mayor fuerza e impulso a la hora de emprender.

 

¿Qué diríais que tiene de diferente vuestro estudio del resto?

Principalmente el equipo que formamos. A la hora de afrontar un proyecto hay que trabajar mucho con los clientes de forma directa y hay que equilibrar muchos esfuerzos para lograr llegar a ellos, por lo que es fundamental que en el estudio no solo exista un único punto de vista, el complemento es esencial.

La diversidad de opiniones enriquece cualquier proyecto y eso crea un punto de diferenciación, porque llegamos a cualquier presentación con las ideas y conceptos muy depurados y eso el cliente lo percibe porque no dejamos nada a la improvisación. En Vatea Estudio no sólo creamos espacios funcionales o bonitos sino que acompañamos a nuestros clientes en un proceso de disfrute, enriquecedor y apasionante.

 

¿Cómo fueron los inicios? ¿Fue muy complicado arrancar con vuestro proyecto?

Los inicios no son fáciles, pero sí tuvimos mucha suerte. Unido a mucho esfuerzo y trabajo hizo que todo fuera una pequeña montaña rusa. Nada más comenzar con el estudio arrancamos con un proyecto integral de reforma y decoración de una vivienda.

Fue maravilloso que estos primeros clientes, ahora amigos, decidieran apostar por nosotros, y el resultado no pudo ser más satisfactorio para todos.

Todo vuestro entorno, ¿pensó que tu idea era una locura?

No, para nada, nuestro entorno nos apoyó desde el principio, ya que siempre nos habían visto que teníamos una sensibilidad especial y que podíamos dedicarnos al interiorismo. Siempre han creído en nosotros y en lo que hacemos.

 

¿Cómo ha sido el impacto de las redes sociales a la hora de daros a conocer?

Consideramos las redes sociales fundamentales en nuestro trabajo, muchísimos contactos para proyectos nos han llegado directamente por ellas.

Para nosotros, son una herramienta importantísima, además de que puedes llegar a mucha gente de manera más rápida. También es una manera de que vean tu día a día y tu trabajo. En Vatea Estudio intentamos cuidar este aspecto bastante.

Cuál es para vosotros la parte más divertida o satisfactoria de vuestro trabajo.

Sin lugar a dudas, la parte creativa, es la más emocionante, dejar volar la imaginación y darle a los clientes aquello que necesitan pero que no sabían que querían es muy gratificante para nosotros. Aunque disfrutamos prácticamente todas las fases de un proyecto; la parte de obra también nos apasiona, ver como poco a poco el proyecto va tomando forma del papel a la realidad y creciendo es genial.

 

Decidnos una ventaja y una desventaja de ser emprendedor.

La gran ventaja es que te dedicas a lo que sueñas y estás en constante aprendizaje. La desventaja principal que encontramos sería la falta de desconexión, dejar las preocupaciones en el estudio y disfrutar del tiempo libre.

 

¿Cómo veis vuestro negocio en unos años?

La verdad que no es algo que nos hayamos planteado, quizás nos vemos afrontando algún proyecto que no hayamos tenido oportunidad todavía de hacer en el estudio y que Vatea crezca siendo una firma de diseño referente en el sector.

¿Qué consejos le daríais a alguien que quiere montar su propia empresa?

Que se lance, en España no nos han inculcado mucho la cultura del emprendimiento. Nosotros tenemos la firme convicción de que siendo trabajador, honesto y creyendo en ti y en lo que haces, puedes llegar donde te propongas. Hay que tener pasión e ilusión para luchar por lo que quieres.

 

Una frase inspiradora que les sirva a aquellos que todavía no se atreven a emprender.

“No tengas miedo de intentarlo por miedo a fracasar, solamente lánzate y persevera para que aquello con lo que sueñas suceda”. Y otra frase que nos gusta mucho es “¡Házlo!, y si te da miedo, hazlo con miedo”

Subir