Autónomos

Las mascarillas reutilizables y solidarias que empezaron desde cero y desde casa

K de Maskarilla es una iniciativa que produce mascarillas de tela reutilizables, tanto para adultos como para niños.  Las mascarillas, de venta online, son de diseño, respetuosas con el medio ambiente y solidarias con los niños más desfavorecidos. Por cada 10 mascarillas vendidas, K de Maskarilla dona una a la fundación Cel Obert, que trabaja para la integración de niños y adolescentes en riesgo social y dificultades familiares mediante programas de familias de acogida.

El proyecto lo pusieron en marcha un pequeño grupo de emprendedores con el objetivo de poder ofrecer protección en el contexto de la pandemia por la COVID-19. En ese momento no se sabía que el uso de la mascarilla iba a ser obligatorio, pero intuyeron que en mayor o en menor medida iba a convertirse en un elemento más de nuestro día a día.

Desde K de Maskarilla también han querido favorecer a la economía local contando, para poner en marcha el proyecto, con autónomos y pymes locales de Barcelona. La iniciativa ha ido ampliando su oferta y han ido incorporado nuevos productos, como sprays higienizantes, sprays anti vaho para las gafas y accesorios anticontagio.

Hemos tenido la oportunidad de hablar con Josep Martí, socio-fundador de K de Maskarilla para conocer un poco más el proyecto.

Ouh Lo Là, la startup para alquilar ropa y estar a la moda

¿Cuándo y cómo surgió K de Maskarilla?

K de Maskarilla surgió a finales de abril para dar respuesta a lo que intuíamos qué pasaría: una alta demanda de mascarillas en el marco de la pandemia. Yo mismo, fundador y CEO de Neopolis Consulting, consultora de temas inmobiliarios y de protección de datos, junto con las hermanas Silvia y Lels Granado, fundadoras y directoras de la agencia Doblemano Comunicación, decidimos apostar por este nuevo proyecto dado que nuestros respectivos negocios estaban notando los efectos de la crisis provocada por la pandemia.

¿Cómo fue el inicio del proyecto?

Trabajar en un producto totalmente nuevo, desde cero, y en un campo en el qué no teníamos experiencia fue un desafío absoluto. Nos tuvimos que informar en tiempo récord de todo el conocimiento relacionado con el mundo de las mascarillas. Afortunadamente contamos con la experiencia en creación de marcas por parte de Doblemano Comunicación, lo cual fue básico para el desarrollo del proyecto.

¿Cuál ha sido la mayor satisfacción que habéis reportado hasta ahora?

El éxito de la iniciativa. No esperábamos tantísima demanda. El primer día que salimos con la web, hubo tanta demanda que nos quedamos sin stock. El primer mes ya duplicamos la previsión de ventas que teníamos en mente.

¿Qué relevancia ha tenido para vosotros el uso de las redes sociales a la hora de dar a conocer los productos?

El uso de las redes sociales ha sido unos de los factores clave. Nada más iniciar nuestras páginas en Facebook e Instagram nuestra presencia se fue extendiendo y hemos ido llegando a más y más personas. El hecho que varios clientes se hayan animado a compartir sus fotos luciendo  las mascarillas de K de Maskarilla nos ha ayudado mucho a crecer en número de seguidores.

Ha sido una aventura que volveríamos a repetir sin dudar.

Josep Martí, socio-fundador de K de Maskarilla

Una ventaja y una desventaja de ser emprendedor en estas circunstancias

Cuando tienes espíritu de emprendedor, estar en casa y no hacer nada es incompatible. Nuestra trayectoria profesional, el knowhow y los contactos fruto de un largo camino recorrido han sido una gran ventaja. La desventaja ha sido hacerlo todo desde cero y desde casa, eso ha sido lo más difícil. Pero ha sido una aventura que volveríamos a repetir sin dudar.

¿Cómo veis el futuro a corto plazo? ¿Qué planes tenéis?

A corto plazo, seguimos viendo el proyecto de la misma forma. Las mascarillas continuarán siendo un complemento más que nos tendremos que poner antes de salir de casa durante mucho tiempo. Hay mercado para todos. Nuestros planes pasan por seguir ofreciendo mascarillas para todos los gustos: diseños atractivos y tejidos diferentes. Os adelantamos que vamos a lanzar una nueva colección para el verano, con un tejido más fino que va a resultar más agradable para estos días de alta temperatura. Y la novedad es que esta colección va a ser reversible: dos mascarillas en una.

¿Algún consejo para aquellos que se han quedado con la duda de si emprender o no?

Cuando tienes una idea, lo primero que piensas es que mucha gente estará pensando lo mismo que tú, y probablemente sea cierto. Pero si tienes seguridad en ti y en tu equipo puedes siempre diferenciarte de la competencia. Así que animamos a cualquier emprendedor a hacer realidad su sueño.

Imágenes | K de Maskarilla

Subir