Autónomos

Base reguladora: qué es, cómo se calcula y cómo te afecta para tus prestaciones sociales

La base reguladora es uno de los conceptos más importantes a la hora de calcular todas las prestaciones sociales, como por ejemplo la jubilación, el desempleo o una baja por enfermedad común.

Sin embargo, a pesar de que todos los trabajadores, en mayor o menor medida, van a disfrutar de sus prestaciones contributivas, lo cierto es que pocos conocen la importancia de la base reguladora. Pero, ¿qué es y por qué es tan importante? Te lo explicamos.

¿Cuándo es más rentable jubilarse? Estas son las cuentas básicas

¿Qué es la base reguladora?

La base reguladora es un baremo que se utiliza para calcular la cuantía de diversas prestaciones contributivas de la Seguridad Social. Se utiliza, entre otras cosas, para determinar la prestación por incapacidad temporal, la prestación por paternidad, la prestación por desempleo y, por supuesto, las pensiones públicas.

El cálculo de la base reguladora parte de las bases de cotización del trabajador, dependiendo de la cobertura que se quiere calcular. Por ejemplo, en el caso de la jubilación o del permiso de maternidad, se tendrá en cuenta la base de cotización por contingencias comunes; para calcular la incapacidad temporal por accidente laboral, la base de cotización por contingencias profesionales, y para la prestación por desempleo, se tendrá en cuenta la base de cotización por desempleo.

Para los asalariados, las bases de cotización se determinarán en función del salario prorrateado a 12 pagas del trabajador. Los autónomos, en cambio, cotizan en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, y pueden elegir libremente su base de cotización entre la mínima, que en 2021 asciende a 944,40 € al mes, y la máxima, de 4.070,10 €.

¿Cómo se utiliza para determinar las prestaciones sociales?

El cálculo de la base reguladora no se calcula igual en todas las prestaciones sociales. Dependiendo del tipo de prestación, la Ley General de la Seguridad Social establece una forma de cálculo diferente de la base reguladora y, a su vez, la cuantía de la prestación será un porcentaje de esta base.

Base reguladora en la jubilación

En el caso de la jubilación, la base reguladora se calcula en función del periodo de cómputo, es decir, de las bases de cotización de los últimos años de vida laboral. Desde el 2013, este periodo viene aumentando de manera progresiva desde los 15 años de ese momento y hasta el 2022, cuando aumentará hasta los últimos 25 años.

La forma de calcularlo es sencilla. En 2021, se suman las bases de cotización de los últimos 24 años (288 meses) y se dividen entre 336, es decir, 14 * 24. El motivo es que la pensión pública se recibe en 14 pagas, aunque las bases de cotización se prorrateen en las nóminas a 12 meses.

Para cobrar el 100% de la base reguladora, la ley exige un número mínimo de años cotizados que, al igual que el periodo de cómputo, se irá incrementando hasta 2027, cuando alcanzará los 37 años.

Base reguladora para incapacidad laboral

En el caso de la incapacidad laboral, la base reguladora se calcula de manera diaria, dividiendo la base de cotización entre el número de días cotizados. Sin embargo, en este caso no se cobra el 100%, sino un porcentaje que depende del tipo de contingencia.

  • En el caso de contingencias comunes, se cobra el 60% de la base reguladora desde el día 4 de la baja y hasta el 20, y el 75% desde el día 21 en adelante.
  • Para las contingencias profesionales, siempre se cobra el 75% desde el primer día de la incapacidad.

La base reguladora en los permisos de paternidad y maternidad

Para el cálculo de los permisos de maternidad y paternidad se toma también la base reguladora diaria del mes anterior al de inicio del descanso y se multiplica por el número de días de disfrute del permiso. En 2021 se ha equiparado el permiso del padre con el de la madre, de manera que habrá que multiplicar la base reguladora diaria por 112 (16 semanas). La prestación equivale al 100% de la base reguladora.

En el caso de que la totalidad del permiso no se disfrutase de manera continua, la cuantía se calcularía multiplicando la base reguladora diaria por el número de días de disfrute de ese intervalo.

La base reguladora de cese de actividad del autónomo y desempleo

La base reguladora de la prestación por cese de actividad se calculará como el promedio de las bases de cotización por las que se hubiere cotizado durante los 12 meses continuados e inmediatamente anteriores a la situación legal de cese, computando a tal efecto el mes completo en el que se produzca esa situación.

En el caso de la prestación por desempleo, la base reguladora es el promedio de las bases de cotización por desempleo de los últimos 180 días precedentes a la situación legal desempleo o al momento en que finalizó la obligación de cotizar.

En ambos casos, la cuantía de la prestación será el 70% de la base reguladora. Esta es, también, la base reguladora sobre la que se calculan los ERTE.

En definitiva, la base reguladora es un concepto esencial sea cual sea la prestación contributiva que se va a calcular. Para ello, es importante conocer también las bases por las que el trabajador haya estado cotizando a lo largo de su vida laboral. En todo caso, las percepciones dependerán de lo que se haya cotizado previamente; cuanto más se haya cotizado, mayor será la cuantía de la prestación.

Imágenes | Pixabay.com\Shutterbug75, Pixabay.com\Pexels

Subir