Sombrerería Albiñana, el salto exitoso de un negocio tradicional al digital
autónomos y emprendedores

De profesión, autónomo: una de cada tres altas en Europa se da en España

22 marzo, 2018
oficina conflicto resolucion trabajar

¿Es tu oficina un espacio conflictivo?

23 marzo, 2018

Sombrerería Albiñana, el exitoso salto de un negocio tradicional al entorno digital

Hemos hablado con Luis Bobes, responsable de Sombrerería Albiñana, uno de los establecimientos más antiguos y con más solera de la ciudad de Oviedo y que desde hace unos años ha emprendido con éxito su aventura de digitalizarse y crear su tienda online. Este pequeño negocio ha sido galardonado con varios premios, entre ellos el Premio Nacional del Comercio en 2012, y que es un ejemplo de transformación digital del sector retail, tal y como recoge el estudio eEspaña de la Fundación Orange.

Luis forma parte del programa de formación online gratuito ‘Sé + Digital’ impulsado por la Escuela de Organización Industrial (EOI), en colaboración con Orange y ha querido compartir con nosotros en esta interesante entrevista su experiencia de éxito de un comercio tradicional local en el salto al entorno digital. 

 

1. Vuestra empresa está fundada desde 1924… ¿Qué os inspiró para dar un giro y lanzaros a la aventura de la digitalización? ¿De dónde sale ese primer impulso?

Bueno, nosotros iniciamos la marcha de nuestro proyecto desde un punto no tan habitual como el resto de empresarios que se lanzan a crear una nueva empresa. En nuestro caso se trataba de continuar con un negocio familiar con mucha antigüedad a sus espaldas.

Con motivo de una jubilación y de un cambio forzoso de ubicación, tuvimos que tomar una importante decisión, continuar con el negocio o cerrarlo definitivamente. Ese posible cierre y la pérdida de todo el trabajo dedicado, nos hizo optar, quizás, por la decisión más complicada y lanzarnos a continuar con el negocio. Un proyecto que sabíamos tendría necesariamente que pasar por un profundo proceso de transformación y modernización. El comercio minorista estaba cambiando y los métodos tradicionales de trabajo comenzaban a no ser competitivos.

2. Cuéntanos, ¿qué es lo que tiene de diferente Sombrerería Albiñana en la parte digital?

Albiñana tiene muchas cosas diferentes. En primer lugar, que hemos desarrollado toda una metodología de trabajo, basada en la historia y en el buen hacer de los años que nos preceden. A todo esto nosotros le añadimos muchas horas de formación, de estudio, de análisis, que junto a la incorporación de las tecnologías y de la continua innovación hacen de nuestra Sombrerería un caso muy peculiar. Un proyecto que va cambiando y desarrollándose a lo largo del tiempo, pero sin perder de vista los tres principales pilares de Albiñana, que son la atención al cliente, la calidad del producto y el conocimiento del mismo. Quizás una de los aspectos que más llama la atención de nuestro proyecto es cómo un comercio de un sector tan tradicional como puede ser el de la sombrerería, ha evolucionado e innovado en un nuevo entorno digital.

3. ¿Cómo fueron los inicios? ¿Con qué sorpresas os encontrasteis?

Los inicios fueron duros, como en todos los negocios. Un proceso de supervivencia, que encima coincide con una crisis económica que hizo que se produjera una fuerte bajada del consumo. Si a todo esto le añadimos unos cambios rápidos en los hábitos de compra, nos encontramos ante la tormenta perfecta para el comercio minorista.
Cuando te lanzas a una aventura como esta, las sorpresas son continuas, quizás lo más destacable fue la falta de información sobre el proceso de digitalización en el comercio minorista, hablamos de hace 10 años, hoy en día hay mucho camino avanzado para no cometer los mismos errores en los que caímos nosotros.

4. ¿Hubo gente a vuestro alrededor que pensó que era una locura y que no funcionaría?

Pues sí. Mucha gente nos decía que no debíamos variar los métodos de trabajo que llevaban funcionando tantos años. Pero nosotros estábamos viendo que el comercio minorista estaba en un profundo proceso de evolución en otros países, y que aspectos como la venta online pronto llegarían con fuerza a España, como así ocurrió.

5. ¿Cuál ha sido la mayor satisfacción que os ha reportado este cambio?

La mayor satisfacción que me reporta Albiñana es ver cómo diferentes generaciones de una misma familia siguen confiando en nosotros y en nuestros productos. Eso te confirma que el trabajo basado en la calidad, el esfuerzo y la honradez es un buen método. Pero si hablamos de digitalización, las satisfacciones han sido muchas, quizás la primera sea la información que este nuevo entorno proporciona a nuestra empresa, datos que antes tardabas mucho tiempo en obtener y que ahora mismo podemos ver y analizar sobre la marcha.

Y por último una gran satisfacción en lo que se refiere a la promoción de marca, que gente de México, Argentina, Inglaterra, etc. vea tu trabajo como ejemplo, que tu forma de trabajar se muestre en cursos tanto a nivel nacional como internacional, nos llena de satisfacción y orgullo. Podemos decir que gracias a este proceso hemos sido capaces de colocar un comercio tradicional, sin casi presupuesto y de solo cuatro personas, en el mundo.

6. ¿Qué relevancia ha tenido para vosotros el uso de redes sociales a la hora de daros a conocer en el mundo digital?

Mucha, este nuevo medio nos ha permitido ponernos en contacto y conversar con nuestros clientes, que desde sus casas y sin desplazarse a nuestras tiendas, pueden compartir dudas, sugerencias y comentarios sobre cualquiera de los productos. Por otro lado ha sido el camino para abrirnos al resto de España, y también al mundo. No solo para vender, también para crear una comunidad en torno a nuestro negocio.

7. Una ventaja y una desventaja a la hora de emprender en la parte online

La ventaja, sin duda la promoción de tu marca y de tus productos en un ámbito mucho mayor del que puedes abarcar con tu tienda física.
La desventaja, la cantidad de tiempo, de conocimientos y de análisis que esto lleva aparejado. Trabajar en la red no es nada sencillo y requiere además de horas de dedicación, una gran dosis de creatividad y formación.

8. ¿Cómo veis el futuro?

El futuro lo veo complicado, pero a la vez interesante. Complicado por ser, el mundo del comercio minorista, un entorno que está cambiando muy rápidamente, tanto a nivel del consumidor como de competencia. E interesante por enfrentarse a estos nuevos retos, hay que tener todas las antenas desplegadas para apreciar estos cambios, y sobre todo de las necesidades del cliente. Si hay algo que no veremos en el futuro, será el aburrimiento.

9. ¿Qué consejos le darías a alguien que quiere atreverse como vosotros, a dar el paso a la digitalización de un negocio tradicional?

Le daría varios consejos, en primer lugar, que se dejase asesorar por profesionales y gente con experiencia. En segundo lugar que dedicase muchas horas a la observación, navegar y ver cómo lo hacen otras empresas puede darte pistas de cuál puede ser una buena estrategia.

Lo tercero, formación, es fundamental estar en un proceso de formación continuo, conocer las herramientas y ver las posibilidades que nos ofrecen. Esto nos hará ser más eficaces y no estar dando palos de ciego continuamente. La cuarta y para mí realmente importante, es no perder tu esencia, transmitir tu forma de trabajar de la misma manera, ya sea online como offline.
Y por último, paciencia, este es un camino largo en el que los resultados tardarán en llegar.

10. Una frase inspiradora que os haya motivado y os sirva en vuestro día a día

Quizás la que pasa más a menudo por mi cabeza es “Nada es imposible”.

 

Luis Bobes

Para estar al día de toda la actualidad síguenos en: