Bere Casillas, el sastre que volvió a nacer con YouTube - Hablemos de empresas
Estudiantes universitarios

Gates, Jobs, Ortega… empresarios de éxito sin estudios superiores, ¿qué han tenido en su lugar?

9 febrero, 2018
Supply Chain Management

Supply Chain Management o cómo gestionar la cadena de suministro para facilitar el mejor servicio al cliente

12 febrero, 2018

Bere Casillas, el sastre que volvió a nacer con YouTube

El caso de Bere Casillas es el típico de redención empresarial (y vital) gracias a la tecnología. Antes de la crisis, poco se podía imaginar este sastre granadino cómo Internet le iba a cambiar la vida. Casillas lleva entre telas desde los 16 años. Su padre ya se dedicó a esto. De esta manera, ya ha cumplido más de tres décadas dedicado a un oficio la mar de tradicional, la confección de trajes a medida para hombres.

 

De la bancarrota a la reinvención gracias a YouTube

En su Granada natal, y hasta que estalló la crisis económica, a Casillas le iba de fábula. Gente importante paraba por su imponente tienda de 300 metros en el corazón de la ciudad de la Alhambra para dejarse aconsejar. Casillas llegaba a vender la friolera de más de 12.000 trajes al año. No es de extrañar que viviera por encima de sus posibilidades. En entrevistas y siempre que se lo preguntan, Casillas reconoce que en los años de las vacas gordas no ahorró nada y, por eso, el colapso económico le cogió con el pie cambiado.

En 2007, la competencia china, la crisis, la falta de pedidos y las deudas casi le llevaron a la bancarrota. A su puerta tocó el banco que antes le trataba con honores para decirle que le retiraba los créditos, lo que le llevó al borde del precipicio. Sin embargo, la vida de Casillas, que es una fábula de la que cada uno puede sacar sus propias enseñanzas, dio un giro inesperado. Cuando peor estaban las cosas, y siguiendo el consejo de otros, Casillas grabó de forma muy rudimentaria su primer vídeo en YouTube. En él enseñaba a hacer un simple nudo de corbata. Él cuenta que lo grabó más de 60 veces, hasta que le salió perfecto. Su obstinación y perfeccionismo se explican porque Casillas desconocía que luego el material se podía montar. “Entré en Internet por pura desesperación”, recuerda Casillas.

La autenticidad es lo que funciona

Además, reconoce que en sus inicios en YouTube cometió la equivocación de presentarse como lo que no era, impostando la voz y ocultando su acento andaluz a base de poner eses al final de las palabras. Luego, se dio cuenta que no ese no era el camino correcto, y que la gente lo que más apreciaba, además de los consejos prácticos para vestir más elegantemente, era precisamente su autenticidad.

Efectivamente, Casillas no es un señor relamido ni elitista, a pesar de que se mueve en un mundo de mucha pompa y postureo, y viste ¡cómo no! de forma impecable. Si uno le oye hablar en sus vídeos o en las muchas charlas que da a jóvenes empresarios, Casillas destaca precisamente por lo contrario: es directo, familiar y claro. Y recurre a consejos muy prácticos para ayudar a todo el mundo a mejorar su apariencia, muchas veces sin gastarse un euro.

Con el paso del tiempo, la audiencia premió esa sinceridad y esa gracia natural de Bere Casillas, y hoy el sastre de Granada que en 2007 estuvo a punto de arruinarse ya cuenta con casi 200.000 suscriptores en su canal y más de 25 millones de visualizaciones de sus vídeos. La eclosión de Casillas en Internet y sus continuos viajes a Madrid para hacer networking y encontrar clientes le ayudaron a reflotar su negocio y, además de un establecimiento en Granada, el sastre también cuenta hoy con una tienda en pleno cogollo turístico de Madrid, cerca de Cibeles y del exclusivo hotel Ritz, para atender a su creciente clientela.

El móvil, nunca en el bolsillo del pantalón

Además, se asoció a la marca Trajes a medida, que hoy es un site primorosamente diseñado donde uno puede encargar trajes a medida desde 400 euros, americanas, camisas de lino o todo tipo de complementos, o saber cómo llevar un chaleco como si fuera Sean Connery o combinar colores y tejidos para no sólo vestir bien, sino marcar estilo.

Bere Casillas también se ha convertido en un speaker habitual en reuniones de empresarios en las que, en minutos, se mete al público en el bolsillo relatando con gracia su peripecia como empresario y su trayectoria personal. También acaba de escribir un libro, ‘Hombres con estilo’ (editorial LID), donde ha recopilado toda su sabiduría y consejos, y donde cuenta, por ejemplo, que la elegancia no es cuestión de dinero, que los colores lisos en las camisas siempre son más convenientes que las rayas y que llevar el móvil en los bolsillos del pantalón es inaceptable. El móvil, recalca, siempre debe ir en el interior de la americana. El libro es un resumen de su ideario, construido a base de buen gusto, conceptos fáciles de entender y transmitidos con un lenguaje llano, e interesantes para cualquiera.

Expansión exterior

Además, Casillas cerró el pasado verano una ronda de inversión a través de crowdfunding que le ha proporcionado 174.000 euros para iniciar su expansión internacional. El artesano de Granada quiere llevar su sastrería a países como EEUU, México o Chile a través de un sistema de franquicia. Su peripecia es, pues, una historia de superación con Internet y las nuevas tecnologías de fondo.

Por Juan I. Cabrera

Para estar al día de toda la actualidad síguenos en: