¿Qué es el SEM y cómo puedes aplicarlo a tu negocio online?

Dyson, el Apple del pequeño electrodoméstico

24 enero, 2018

Podiprint, al startup española que ha cambiado el mundo editorial

25 enero, 2018

¿Qué es el SEM? Explicamos el Search Engine Marketing y cómo puedes aplicarlo a tu negocio online

sem

Tener presencia en Internet es indispensable a día de hoy para aparecer en las búsquedas que realizan los usuarios en el medio. De esta forma, cada vez es más habitual para los negocios utilizar diferentes opciones de publicidad online con el fin de ganar una mayor visibilidad, y una de las más importantes es el SEM o la publicidad en motores de búsqueda.
Se trata de una forma efectiva de llegar a nuestra audiencia a través de buscadores como Google, Bing o Yahoo, por ejemplo. Sin embargo, son muchos los negocios que todavía no conocen los beneficios de utilizar el SEM en su estrategia de marketing.

sem
 

¿Qué es el SEM?

Cuando hablamos de SEM, estamos hablando de Search Engine Marketing o Marketing en Motores de Búsqueda. Normalmente, el concepto hace referencia a las campañas de publicidad de pago en los diferentes motores de búsqueda, siendo Google el rey en este sentido.

El sistema que se utiliza para SEM es conocido como PPC (Pay Per Click) o pago por click. De esta forma, la empresa paga cierta cantidad de dinero al buscador en el que se anuncia cada vez que un usuario hace click en su mensaje publicitario. Lo más habitual es elegir la plataforma de Google Adwords para este tipo de campañas, que funciona a través de un sistema de publicidad basado en pujas por determinadas palabras clave. Esto quiere decir que, cuanto mayor es la competencia por una palabra clave concreta, mayor será el coste de la publicidad.

sem google adwords

Cuando hacemos una campaña con Google Adwords, nuestro anuncio aparece antes de los resultados de búsqueda orgánicos de Google, marcado con la palabra “Anuncio, como se puede observar en la imagen anterior.
 

No confundir con el SEO

Es muy común, para negocios que están comenzando a adentrarse en el marketing digital, confundir los términos SEO y SEM. Por eso, es importante saber diferenciarlos y tener en cuenta que pueden ser complementarios el uno del otro.
Cuando hablamos de SEO, nos referimos al Search Engine Optimization o posicionamiento en buscadores, y, hoy en día, es indispensable tenerlo en consideración como parte de nuestra estrategia de marketing de contenidos, como una forma de posicionar nuestro negocio entre los primeros puestos del ranking de resultados de Google de forma orgánica, sin necesidad de realizar ninguna inversión. Esto se consigue a base de crear una estrategia de content marketing sólida, y los resultados pueden ser más a medio/largo plazo.

El SEM implica una pequeña inversión, y tiene la ventaja de que permite dar un empujón al negocio a corto plazo. De este modo, puede resultar muy útil cuando lo que se busca es conseguir una mayor visibilidad en muy poco tiempo, por ejemplo.

Lo mejor es tratar de definir un plan de marketing en el que estén integradas ambas estrategias. Hay que tener en cuenta, que, el negocio dejará de aparecer en su posición anterior a los resultados orgánicos una vez que se termina la campaña publicitaria. Sin embargo, con una buena estrategia de posicionamiento SEO, el negocio puede permanecer entre los primeros resultados de búsqueda de forma continuada.
 

¿Cuáles son los beneficios del SEM para un negocio?

sem

  • Una campaña de SEM implica un riesgo muy reducido, puesto que únicamente se paga cuando se consiguen resultados a través de clicks en los anuncios.
  • Puede adaptarse a todo tipo de presupuestos. Es más económico que otros medios más tradicionales.
  • Permite competir con grandes empresas en las mismas condiciones.
  • La empresa tiene un control casi en tiempo real y muy detallado de los resultados de las campañas que se están llevando a cabo.
  • Control también en el gasto de las campañas online, ya que permite poner un límite al presupuesto diario, así como el precio máximo para pagar por cada click.
  • Campañas muy personalizadas: con el SEM es posible segmentar los anuncios al máximo, ofreciendo diferentes mensajes a distintos perfiles de clientes, por ejemplo. De este modo, la publicidad puede adaptarse al usuario en función de las palabras clave que utiliza, su lugar de procedencia, el idioma, sexo, intereses, y muchos más factores.
  • Es muy fácil de llevar a cabo, ya que herramientas como el Planificador de Palabras Clave de Google Adwords, Google Trends o Google Analytics, facilitan las tareas para los negocios y son muy intuitivas de utilizar.
  • Ofrece un ROI (Retorno de la Inversión) alto, en comparación con otros medios más tradicionales como la radio o la televisión.
  • Permite aumentar el tráfico de calidad hacia la web del negocio de forma sencilla y rápida si lanzamos una campaña que esté bien optimizada, algo clave si lo que buscamos en conseguir nuevos clientes.

No todo son ventajas, ya que, debemos pensar, que, dependiendo del sector en el que se encuentre nuestro negocio, puede haber mucha competencia. Esto hace que la puja por determinadas palabras clave pueda salir más cara de lo que pensábamos en un principio.

Además, dar con la clave a la hora de optimizar una campaña para que tenga éxito puede llevar su tiempo. Por eso, en SEM hablamos de hacer una compra inteligente, de modo que es fundamental organizar bien el presupuesto en función de los distintos tipos de anuncios, así como saber dónde colocarlos y cuál es el momento más adecuado para hacerlo, entre otras cosas.
 

Claves para aplicar una estrategia de SEM

Antes de llevar a cabo una estrategia de SEM, es necesario realizar una investigación de palabras clave, para ver cuáles son las mejores a la hora de pujar por ellas, y las que tienen una menor competencia. Las palabras clave son el sustento tanto del SEM como del SEO, por lo que este paso es muy importante.

Además, también es fundamental tener claros algunos factores importantes, como los objetivos que queremos conseguir (tráfico, alcance, conversiones, etc.), cuál nuestro público objetivo y sus características (ubicación, sexo, intereses, etc.), el presupuesto con el que contamos para cada día, la página a la que llevarán los anuncios, las campañas y grupos de anuncios, y cuál será el contenido de los mismos.

El SEM es una alternativa al SEO cuando lo que se busca son resultados rápidos y efectivos a la hora de conseguir una mayor visibilidad en los motores de búsqueda. Actualmente es una de las mejores opciones de marketing a tener en cuenta si tenemos un negocio y necesitamos darlo a conocer en Internet en un corto periodo de tiempo. Y, en combinación con el SEO, podemos conseguir grandes resultados para nuestra empresa con una estrategia bien planificada.

Para estar al día de toda la actualidad síguenos en: