Así triunfan las marcas pet-friendly

29 diciembre, 2017

¿Cómo ha llegado Aldi a tener más de 10.000 establecimientos en más de 18 países?

1 enero, 2018

La falta de motivación, una de las principales causas del cambio de trabajo

La vida laboral de una persona es muy larga. Pasamos muchas horas del día en una oficina, frente a un ordenador, con nuestros compañeros de trabajo… Y la desmotivación puede llamar a nuestra puerta en cualquier momento. Hoy queremos acercarnos a los motivos por los que una persona decide cambiar de empleo. Algo que seguramente sorprenderá a muchos, puesto que el dinero no es la principal razón.

Insatisfacción en el trabajo

Para hacernos una idea de lo que estamos hablando, no hay más que leer el macro-estudio a nivel global que hizo en su momento la red social LinkedIn. En él, se pretendían analizar las causas que hacen que una persona se mude de empleo. Un estudio que nos permite descubrir qué es lo que de verdad importa a un trabajador.

Así, la razón principal no es otra que la falta de motivación, un elemento clave no sólo para que un trabajador esté contento, sino para que el trabajo en general sea más productivo y eficiente. El estudio subraya que el 45% de los encuestados da como primera razón el hecho de estar estancado en su carrera profesional. Algo que les generaría una gran insatisfacción. En segundo lugar, tenemos otra razón de peso: la falta de sintonía con los jefes, a la que aluden el 41% de las respuestas.

Éstas razones repercuten directamente en la implicación de los empleados, pues lastran el esfuerzo de un trabajador a la hora realizar sus funciones. Si nos preguntamos por el dinero, una razón que quizá muchos pensarían que se encontraría en primer lugar, tenemos que bajar hasta el quinto puesto para descubrirla, con un 34% de las respuestas.

Este informe de LinkedIn queda refrendado por otro más actual presentado por TinyPulse. En este caso, estaba centrado en las estrategias adecuadas para retener a los empleados y, de nuevo, ni el salario ni la seguridad de tener un trabajo durante un tiempo prolongado aparecen entre las primeras opciones por las que un empleado decidiría quedarse en una empresa. Una vez más, es la motivación que ese trabajador recibe lo que le hace sentirse bien con su trabajo.

La razón fundamental para buscar un nuevo trabajo sería, según lo que nos presenta este estudio, no poder crecer profesionalmente. Algo que nos revela que una empresa debe trabajar para que la motivación se traduzca en oportunidades de desarrollo para sus empleados.

La brecha digital

Un interesante factor que nos habla también de las causas que influyen en la motivación es el relacionado con la brecha digital. Según un estudio de Capgemini y LinkedIn, hasta un 60% de los empleados sigue formándose en competencias digitales.

La explicación es sencilla. Sienten que en su trabajo están estancados en ciertos procesos y rutinas, que sus habilidades tecnológicas pueden quedar obsoletas, algo que les podría generar muchos problemas si se quedan sin ese trabajo y necesitan conseguir uno nuevo. Por eso, las empresas necesitan invertir en la formación de sus trabajadores. Pues si éstos han de seguir aprendiendo por su cuenta pueden acabar pensando que la empresa no se preocupa por su futuro laboral. Algo que, de nuevo, les hará caer en la falta de motivación y puede desembocar en la búsqueda de otro empleo.

¿Qué se busca en la nueva empresa?

Si un trabajador sin motivación quiere cambiar de empleo, ¿qué buscará en la nueva empresa? El estudio de LinkedIn nos da algunas claves:

-Mejores oportunidades en su carrera profesional (59% de las respuestas).

-Mayores beneficios o incrementar el salario (54%).

-Un trabajo que le motive más (47%).

-Un puesto que se adapte más a sus intereses y capacidades (47%).

Luchando contra la falta de motivación

¿Y qué podemos hacer, como trabajadores, para que esa falta de motivación no nos afecte ni influya? Aquí presentamos un pequeño resumen muy práctico e informativo:

-Tener claros nuestros objetivos laborales.

-Construir un espacio de trabajo en el que nos sintamos cómodos.

-Mejorar la relación con nuestros compañeros.

-Cumplir con la agenda de trabajo prevista.

-Expresar nuestras opiniones y sentimientos.

-Tratar de divertirnos.

La pregunta maldita

Aun así, si la falta de motivación nos lleva a querer cambiar de trabajo, presentamos un consejo que puede ser de mucha ayuda. Seguramente, en la entrevista que hagamos para conseguir el nuevo puesto nos pregunten por qué queremos cambiar de empleo.

Pues bien, según los expertos, esa respuesta siempre debemos enfocarla desde un ámbito positivo. Así, en vez de hablar de por qué no nos gustaba nuestro antiguo trabajo, es mejor comentar qué esperamos encontrar en ese nuevo puesto: funciones diferentes, tareas motivadoras, un sector que nos resulta interesante…

No es que la motivación en el trabajo sea clave, sino que la falta de ella será el motivo principal para cambiar de empresa. Atender a las necesidades de los trabajadores ayudará a solventar las situaciones conflictivas.

Por Noelia Martínez

Imagen | Pixabay

Para estar al día de toda la actualidad síguenos en: