¿Qué competencias digitales debe dominar un trabajador en 2018? - Hablemos de empresas

Drone Hopper, drones para la extinción de incendios forestales

25 octubre, 2017
Muchas preguntas

54 preguntas para saber si deberías dejar tu trabajo

26 octubre, 2017

¿Qué competencias digitales debe dominar un trabajador en 2018?

competencias digitales trabajador 2018

La llegada de la tecnología digital al mundo empresarial ha movido algunos cimientos dentro de las organizaciones y ha modificado las preferencias de contratación. Hoy día es más versátil un trabajador que sabe localizar la información a uno que la tiene en la cabeza; y más rentable alguien flexible que sepa trabajar en la nube que quien acostumbra a trabajar en local.

competencias digitales trabajador 2018

Desde hace unos años esta transformación digital se ha acelerado, y en unos años las empresas usarán herramientas digitales en todos sus niveles. Esto significa que se buscarán expresamente competencias digitales en los currículums, y estos son reflejo de las competencias que los trabajadores han ido heredando. ¿Qué competencias digitales debe dominar un trabajador en 2018?

 

Conocimiento digital y gestión de la información: comprender en lugar de aprender

Aunque conocimiento digital es un cajón de sastre al que se ha ido sumando todas aquellas competencias digitales que son necesarias en las organizaciones, nos referimos a él como la capacidad de comprender cómo la tecnología ha cambiado las empresas y ha generado nuevas oportunidades de negocio.

Un trabajador con conocimientos digitales sabrá generar nuevas vías de ingresos y estar abierto a nuevas iniciativas que hagan uso de ordenadores, dispositivos y, por supuesto, de Internet, sin el que no se concibe esta revolución. Pero también comprenderá los nuevos proyectos de empresa basados en la tecnología y no se convertirá en un elemento de fricción empresarial.

A pesar de que es un valor que se atribuye a los jóvenes, estos siguen saliendo de un sistema educativo que premia el aprendizaje (memorización) en lugar del hecho de que sea resolutivo en su día a día; una capacidad muy demandada en la que los trabajadores senior tienen cierta ventaja por su experiencia.

Conocimiento digital y gestión de la información: comprender en lugar de aprender

Por contra, esta misma experiencia genera cargas, inercia y resistencia al cambio, y quienes llevan mucho tiempo en una empresa tienden a ver la digitalización como algo complejo a evitar.

Las empresas hoy día buscan en sus trabajadores una capacidad de síntesis de la información que no se demandaba hace unas décadas, siendo más importante saber de dónde obtener información fiable que el mantenerla toda en la cabeza.

 

Trabajo colaborativo en red y comunicación

Hace unos años se daba mucha importancia a trabajar en red, y hoy esto se matiza en trabajar (de manera colaborativa) en red. Ya no basta con comprender el sistema de carpetas y el tipo de archivos a utilizar, y es necesario comprender cómo se trabaja en equipo, a veces sobre un mismo documento.

Es frecuente dentro de las organizaciones que algunos trabajadores sigan pensando de un modo vertical en el que varios proyectos penden de su persona. Las consecuencias de esto es que siguen trabajando sobre su correo electrónico en lugar de hacerlo en el servidor del equipo, haciendo imposible que sus compañeros accedan a información clave para su trabajo.

Muy similar a esto es el caso de aquellos documentos de ofimática que un buen intraemprendedor generó en su momento pero que hoy día, varios años después, han terminado por desvirtuarse y perder el formato. La copia de la copia de la copia y la falta de un sistema entre compañeros acaban por perder la eficiencia.

La comunicación es clave no solo hacia el cliente final, sino a nivel de equipo, y establecer unas directrices de trabajo que marquen cómo hay que almacenar, conservar y modificar los documentos se vuelve necesario.

 

Renovarse continuamente y trabajar en un régimen de coompetividad

A pesar de que existen MOOCs y cursos para renovar nuestros conocimientos, la mayoría de ellos pueden ser aprendidos mediante el trabajo colaborativo de los profesionales con los que compartimos proyectos, y este aprendizaje continuo (de métodos, no de datos) se vuelve una forma permeable de estar al día.

Renovarse continuamente y trabajar en un régimen de coompetividad

Incluso en el mundo del autónomo, en principio aparentemente más aislado que el trabajador por cuenta ajena, se establecen lazos de ayuda y colaboración que redundan en beneficio mutuo. Hace unos años fue muy sonada la palabra coompetividad que fusiona la cooperación competitiva como estrategia.

El mundo digital ha desdibujado las fronteras de jefe y empleado para levantar uniones de colaboración basadas en coordinadores, responsables, compañeros, etc.

Este tipo de colaboración derivada de la digitalización puede resultar confusa para algunos trabajadores que requieren, por su educación laboral, de unas condiciones de trabajo estáticas. Al no encontrar asidero en un mundo digital en el que la flexibilidad para un mismo puesto no es constante requieren de una transformación más escalonada que a menudo no encuentran.

Sin embargo, esta no se implanta de modo instantáneo. Las 8 competencias digitales básicas (Roca Salvatella, 2014) que hace tan solo tres años marcaban la agenda digital han ido cambiando para dar respuesta al mercado laboral. Y a la demanda de profesionales, que se ve así en las startups españolas.

Marcos Martínez

Imágenes | iStock/Rawpixel Ltd, iStock/littlehenrabi, iStock/scyther5

Marcos Martínez

Marcos Martínez

Ingeniero por azar, autor por vocación y redactor de contenidos sin querer. Amante de la tecnología, porque nos llevará donde nunca hemos estado antes.

Para estar al día de toda la actualidad síguenos en: