¡Ostras! me ha escrito el CEO
26 septiembre, 2017
Microsoft Store, algo más que un nuevo nombre para Windows Store
26 septiembre, 2017

Cinco consejos para presentar correctamente la ayuda de pago único

El pago único de la prestación de desempleo es casi la única ayuda existente para los autónomos emprendedores que quieren crear una empresa, manteniéndose casi inalterada durante las últimas décadas.

 

¿En qué consiste el pago único?

La ayuda es sencilla de presentar y consiste en que aquellas personas que tengan al menos por cobrar 90 días de prestación de desempleo, lo que conocemos como paro, pueden recibir todo el dinero de una sola vez para invertir en su negocio y darse de alta como autónomo.

Esta ayuda la da el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE), existiendo documentación muy útil en su página web sobre el pago único, pero veamos unos consejos muy útiles para que la presentes correctamente:

 

1. Conoce bien cuando te corresponde de pago único

Una de las principales variables que debes conocer para poder planificarte es cuánto te puede corresponder de paro, ya que es el elemento clave para definir la financiación que vas a emplear para tu negocio.

Para conocer este importe, tienes dos opciones: te lo facilitan en tu oficina de empleo o puedes intentar calcularlo (incluso si todavía estás trabajando). Para este último caso, el SEPE tiene una herramienta de cálculo de la prestación, ya que, en base a una serie de preguntas sobre tu situación laboral, puedes realizar una estimación del importe mensual que podrías cobrar y durante cuánto tiempo.

 

2. Elige bien en qué quieres invertir

El pago único te permite gastar todo lo que te corresponda de paro en inversión para tu negocio y/o dejarlo como fondo para cubrir los pagos de autónomo a la Seguridad Social, no estableciéndose un porcentaje máximo que destinar a cada cosa.

En este sentido, es muy importante la elección que hagas, ya que se destinará a inversión lo que creas necesario adquirir en primera instancia y el resto del dinero sobrante será para financiarte las cuotas que autónomo que pagarás cada mes.

Por esto, es aconsejable medir muy bien la inversión, no adquiriendo cosas innecesarias para que una cantidad equilibrada de tu pago único quede para cubrir esos pagos a la Seguridad Social. Este dinero te lo irán ingresando mes a mes hasta que se agote.

 

3. Presenta los presupuestos al detalle

A la hora de presentar la solicitud de pago único, la cantidad que vayas a solicitar como inversión se te otorgará siempre que presentes presupuestos, facturas proforma o borradores de contratos a nombre del solicitante y que documenten en lo que vas a invertir, no valiendo facturas, ya que no se permite solicitar como pago único cosas ya pagadas.

Es muy importante que presentes exactamente aquel gasto o inversión que vayas a realizar, para que cuando te toque presentar las facturas una vez pagadas coincidan todas con lo presupuestos.

 

4. Paga por transferencia o con tarjeta

Evita pagar en metálico. En la medida de lo posible, intenta pagar por transferencia o con tarjeta, debiendo estar siempre la cuenta corriente a nombre del beneficiario del pago único, y la cuenta destino a nombre del proveedor, sin intermediarios.

Con esto, evitarás meter la pata en fechas de pago y a la hora de justificar podrás demostrar que has realizado los pagos para el fin que se te ha dado el pago único.

 

5. Controla cuando te van a ingresar y prepara bien la justificación

Debes ser consciente de los plazos en los que se realizará el ingreso, ya que te pagarán lo que hayas solicitado de pago único un día 10 de mes. Así, en vez del paro de ese mes, te ingresarán el pago único completo (la suma de lo que hayas presupuestado).

Por tanto, cuando lo solicites, calcula unos 20 o 30 días que se tarda en tramitarlo, y en el primer día 10 que salga después de ese cálculo, probablemente recibirás el ingreso. No obstante, es un aspecto que deberás contrastar con tu oficina de empleo.

Una vez recibido el ingreso, tienes que preparar la justificación, debiendo tener en cuenta que, como no la hagas adecuadamente y en plazo, te pueden hacer devolver el dinero.

Para justificar, tienes un mes desde que has recibido el ingreso, debiendo entregar las facturas con los documentos que acrediten el pago de cada una de ellas, el alta de autónomo y el modelo 037 de alta censal.

 

6. El pago único está exento de tu declaración de la renta

Como último consejo, más bien un recordatorio, ya que es una duda que te asaltará durante al año siguiente de haber recibido el pago único, ¿tengo que tributar en el IRPF por haber recibido este dinero?

Pues la respuesta es no, ya que en el artículo 8, del Real Decreto-ley 4/2013, de 22 de febrero, de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo, se fija que, si bien las prestaciones por desempleo tributan en el IRPF como rendimientos del trabajo, también se establece una exención cuando se perciban en la modalidad de pago único a partir del 01/01/2013.

En este sentido, hay que recordar que, hasta este cambio, anteriormente había un límite de 15.500 euros en dicha exención, y que tanto la exención actual como la anterior están condicionadas al mantenimiento de la actividad como autónomo durante cinco años.

 

Por Javier Navarro