Cómo hacer de la asertividad nuestro mayor aliado en el trabajo

4 agosto, 2017

Cómo afecta la digitalización a las diferentes áreas de la empresa

4 agosto, 2017

Quién es quién en el big data: los nombres propios del negocio de moda

El trabajo más sexy del momento: científico de datos. El mercado más prometedor de los últimos años: el big data. El futuro de la tecnología inteligente: los datos. Ya pocos dudan que convertir los ceros y unos del universo digital en información relevante es una de las claves para el éxito empresarial en la próxima década. Algunas compañías lo saben desde hace años y han tomado la delantera.

Aunque estén de moda, las listas son siempre algo complicado. Sobre todo, si los objetos del ranking son difíciles de comparar. Aun así, lo vamos a intentar. Aquí te presentamos ocho de las compañías líderes en big data, más con la intención de averiguar por dónde van los tiros que con la de elaborar un ranking definitivo. Algunas son gigantes tecnológicos, otras, startups emergentes, pero todas tienen algo que decir en el panorama internacional del negocio de los datos.

 

Los rostros del big data

Repasando dos de los rankings internacionales más recientes, publicados por Forbes y el portal especializado en datos Datamation, estos son los cinco nombres propios, a nivel internacional, que no faltan en cualquier listado que intente abarcar la creciente industria del big data.

Tableau. A pesar de su nombre afrancesado, esta compañía empezó como un proyecto de investigación de la universidad de Standford, en Estados Unidos. Hoy, es una de las herramientas más utilizadas para explorar, analizar y presentar visualmente bases de datos. Su popularidad radica en la potencia de la plataforma, en que puede gestionar bases de datos de cualquier fuente (de Excel a Hadoop) y en que se maneja desde multitud de dispositivos.

IBM. No necesita gran presentación. El gigante del hardware, líder del mercado con algunos de los primeros ordenadores personales de la historia, ha encontrado en el big data la forma de resurgir de sus cenizas.

Por un lado, se está centrando en el desarrollo de sistemas remotos, o en la nube, con máquinas de gran capacidad para ofrecer servicios de análisis de datos a las compañías que no pueden permitirse sus propias máquinas de computación. Por otro, se ha enfocado también en el software. Plataformas como Informix e InfoSphere se han convertido en herramientas muy utilizadas. Además, su programa Cognos está ganando importancia en el sector de business intelligence o, lo que es lo mismo, análisis de datos para mejorar la toma de decisiones empresariales.

 

Wavefront. El llamado SaaS, las siglas en inglés de software como servicio, es el campo de acción de esta compañía. Su plataforma en la nube ofrece análisis de inmensas cantidades de datos en tiempo real. Además, en su equipo de ingenieros trabajan mentes que han pasado por Google, Facebook, PayPal o Twitter.
Aunque no tenga que ver estrictamente con datos, Wavefront destaca por otro aspecto: es una de las compañías de big data más valoradas por sus trabajadores. Según Forbes, el 94% de sus empleados recomendaría la empresa a sus amigos y el 100% aprueban la labor de su CEO, Peter Cittadini.

Microsoft. Otro de los gigantes que quiere encontrar en el big data su camino de vuelta al liderazgo mundial. Microsoft llegó un poco tarde a la fiesta de los datos, pero sus aplicaciones y servicios se han popularizado rápidamente gracias a su versatilidad. Eso sí, a nadie se le escapa que se ha labrado su posición a golpe de talonario.
A través de una alianza con Hortonworks, Microsoft ha lanzado HDInsights, una herramienta para analizar grandes conjuntos de datos estructurados o desestructurados. Además, ha adquirido Revolution Analytics, una de las pocas plataformas de análisis que utiliza el lenguaje de programación R, y cuenta con iTrend para visualización de datos y SQL Server para cálculo en Hadoop, uno de los primeros softwares libres en esto del análisis de datos masivos.

Alteryx. Si por algo se merece esta compañía ser nombrada, es por su rápido crecimiento. En 2010 nacía como una startup más en California y en 2015 conseguía atraer más de 160 millones en inversiones. Su campo de acción es el análisis de big data para el mundo de los negocios.
Según Datamation, su éxito reside en que permite la utilización de técnicas avanzadas a usuarios sin conocimientos técnicos, es decir, permite al empresario convertirse en una especie de científico de datos. Su herramienta de análisis integra y fusiona datos de casi cualquier tipo de fuente y los ordena y expresa de forma clara para mejorar la toma de decisiones.

 

¿Y en España?

A nivel internacional, seleccionar cinco compañías es complicado. De hecho, por el camino se han quedado líderes de la industria tecnológica como Google y Amazon Web Services, y plataformas y herramientas muy utilizadas como MapR, SAP, SAS, Oracle o Cloudera.

En España, sin embargo, aunque las tecnologías del big data se utilizan cada vez más, todavía no se usan a gran escala. Según un informe de la Comisión Europea, solo un 8% de las corporaciones españolas había integrado herramientas de big data en su sistema a finales de 2016. En nuestro país tampoco hay muchas compañías que generen en sí mismas tecnologías disruptivas. Pero haberlas, haylas.

 

Sngular. Esta compañía madrileña, que ya está presente también en los mercados de México y Estados Unidos, desarrolla soluciones personalizadas para varias de las fases del ciclo digital de una empresa. Todo, gracias a la utilización del big data. Arquitectura en la nube, computación cognitiva, realidad virtual, marketing digital o data science son algunos de sus campos de trabajo. Entre sus clientes se encuentran BBVA, ING, Amazon o Audiense.

Synergic Partners. Desde Madrid a Barcelona, esta consultora digital especializada en big data es uno de los grandes negocios españoles en el campo de análisis de datos. Básicamente, si es que esto del big data puede ser básico, utilizan técnicas de data science, data engineering y visualización de datos para generar conocimiento relevante para cada cliente.

Inbenta.  Es, sin duda, una de las startups más disruptivas del mercado. De hecho, fue una de las 10 nuevas compañías que, en 2016, consiguieron atraer rondas de inversión por encima de los 10 millones de euros. Mediante técnicas de big data y machine learning, Inbenta se centra en la inteligencia artificial. Su objetivo: conseguir llenar Internet de (ro)bots asistentes que se comporten como humanos y aprendan de sus propios aciertos y errores.

Para acabar, una predicción. A finales de 2016, el mercado global del big data había generado más de 130.000 millones de dólares. En 2020, la consultora IDC asegura que sobrepasará los 200.000 millones. Además, en los próximos años, de la mano de los dispositivos conectados, el llamado Internet de las Cosas, el número de datos no dejará de crecer. ¿Aún eres de los que dudas dónde está el negocio del futuro?

 

Juan F. Samaniego

Para estar al día de toda la actualidad síguenos en: