Hawkers abre su primera tienda en Madrid en la última semana de julio
27 julio, 2017
Las 6 profesiones nuevas con más futuro
27 julio, 2017

Las grandes compañías han tomado la delantera en el negocio de las smart cities

Teléfonos smart, televisores smart, relojes smart… ¿semáforos smart? La tecnología inteligente y conectada hace tiempo que trabaja para mejorar las ciudades y el urbanismo. Las smart cities son una realidad y un negocio muy lucrativo para los que han podido posicionarse en este sector emergente.

En España, además, contamos con algunas de las ciudades más inteligentes del planeta. Barcelona y Santander, como señala un informe reciente de Fast Company, se encuentran entre las smart cities más desarrolladas de Europa, junto a Copenhague, Helsinki o Viena.

En la ciudad condal, se están llevando a cabo proyectos de conectividad y tecnología inteligente como Wi-Fi pública, red de semáforos y sensores interconectados, autosuficiencia energética o, incluso, un sistema operativo central, el City OS, que maneje todos los dispositivos conectados de la ciudad. Pero, detrás de todos estos avances, ¿quién está haciendo negocio en la industria de las smart cities?

 

Quién es quién en las smart cities

Sin salir de Barcelona, la ciudad catalana concentra un gran número de start-ups que investigan tecnologías disruptivas para el sector del urbanismo inteligente. Sin embargo, los líderes del mercado no están aquí, ni tampoco son españoles.

Según un informe reciente de Navigant Research, estas son las compañías que mayor volumen de negocio manejan en la industria.

 

 

Dos líderes

IBM. Su gran campo de investigación son los datos. A través de análisis de big data y computación cognitiva, IBM se ha hecho con el liderazgo de la industria con sus soluciones capaces de anticipar las necesidades de las ciudades, sus infraestructuras y sus habitantes en tiempo real.
CISCO. Una de las grandes compañías detrás de los proyectos smart de Barcelona. Su área de negocio se centra en soluciones de conectividad, sensores y la investigación en la ciberseguridad de las redes.

Y seis grandes competidores

– Schneider Electric. La compañía francesa, que facturó más de 24.000 millones de euros en 2016, se está posicionando en el desarrollo de soluciones de software para smart cities. Sus herramientas van desde el análisis de los eventos meteorológicos para anticipar posibles problemas hasta mejorar el ahorro de energía y agua.
– Siemens. La multinacional alemana no necesita demasiada presentación. El de las smart cities es una vertical de negocio más para este gigante tecnológico. Su campo de trabajo es, más que las ciudades, los smart buildings, edificios conectados que son eficientes a nivel energético e interaccionan con los usuarios. El principal objetivo, aseguran, es llegar a eliminar por completo las emisiones de CO2 de las construcciones.
Microsoft. La compañía creada por Bill Gates y Paul Allen siempre fue más de software que del resto de tecnologías. En el ámbito de las smart cities se centra en soluciones de conectividad para el Internet de las Cosas. Además, a través de su programa CityNext, colabora con diferentes socios para reforzar, a través de la tecnología, los servicios al ciudadano y el gobierno colaborativo, y reducir el uso de energía de las ciudades, prediciendo problemas y fallos en la red.
Hitachi. Las smart cities y el Internet de las Cosas se reducen, a menudo, a dos elementos: conectividad y gestión de grandes volúmenes de datos. Es precisamente en esta última, en el big data, donde Hitachi se ha posicionado, sobre todo a nivel seguridad. Sus herramientas, dicen, pueden incluso predecir crímenes mediante un sistema de inteligencia artificial que analiza los datos de miles de sensores repartidos por la ciudad.
Huawei. La compañía china se ha centrado en desarrollar infraestructura de comunicación y soluciones de intercambio datos abiertos, en las que colabora con otros socios, para crear los sistemas centrales para las smart cities del futuro.
Ericsson. Sostenibilidad y desarrollo colaborativo, esos son los pilares de la investigación de Ericsson. Entre sus primeros proyectos implementados, se encuentran la unificación de todos los sistemas de transporte de Holanda, con el sistema Translink, o la monitorización y el manejo, mediante big data, de la red eléctrica (smart) de Estonia.

 

 

Proyectos líderes también en España

Aunque ciudades como Barcelona o Santander son pioneras en la implementación de la tecnología inteligente, las compañías de investigación y desarrollo españolas se encuentran lejos del liderazgo de la industria. Sin embargo, a través del programa marco de la Unión Europea Horizonte 2020, se están desarrollando varios proyectos novedosos en nuestro país.

– Select for cities. Con el objetivo de crear una plataforma de IoE (Internet of Everything) destinada a smart cities de Europa, el proyecto piloto se está desarrollando en Amberes, Copenhague y Helsinki. El consorcio que se encarga del mismo está formado por dos empresas sevillanas, Emergya Ingeniería y Secmotic Innovation, y dos de La Rioja, JIG y Bosonit.
– Remourban. Eficiencia energética, movilidad eléctrica y plataformas digitales para la mejora de la calidad de vida. El proyecto piloto se está desarrollando en Valladolid de la mano de empresas españolas como GMV, Acciona o Iberdrola.
– Replicate. San Sebastián, Bristol y Florencia son las tres ciudades europeas que buscan “el renacimiento a través de la tecnología”, asegura el proyecto. Cuenta con el trabajo de compañías españolas como Dbus, Tecnalia, Ikusi o Endesa.
– SmartEnCity. Este proyecto, desarrollado en Vitoria, busca la rehabilitación de viviendas para mejorar la eficiencia energética y la reorganización urbana para mejorar la movilidad. Está siendo desarrollado por el ayuntamiento de la ciudad vasca junto a Tecnalia, Estudios GIS o Mondragón.

 

¿Dónde está y estará el negocio?

Urbanismo, ciudades, edificios o movilidad son términos que todos asociamos rápidamente con el sector de la construcción. Sin embargo, a la hora de hablar de smart cities, todo parece tener más que ver con la tecnología y las telecomunicaciones.

Así, según un informe reciente de Investopedia, estos son los sectores donde existe y existirá más demanda de soluciones en el campo de las ciudades inteligentes:

 

– Infraestructura para las TIC (tecnologías de la información y la comunicación)

– Alta tecnología para edificios inteligentes

– Smart homes, soluciones tecnológicas para hogares conectados e inteligentes

– Soluciones de seguridad para redes y plataformas

– Innovación y tecnología para el sector energético

– Herramientas para hacer más eficiente la movilidad urbana

– Tecnología para el sector salud y la gestión del agua y los residuos

 

Las predicciones de la industria siempre tienden a ser optimistas. Por eso no es de extrañar que los últimos informes señalen que el negocio de las smart cities generará, dentro de una década, cerca de 3,5 billones, millones de millones, de dólares. Se conviertan o no en realidad esas astronómicas cifras, pocos ponen en duda que tecnologías como el Internet de las Cosas o el análisis de big data cogerán las riendas de la gestión de nuestras ciudades.

Juan F. Samaniego