La reforestación del Amazonas de la mano de una startup española
21 julio, 2017
Campus de Emprendedores ofrece a sus participantes una financiación de 300.000 euros
24 julio, 2017

¿Qué puede hacer la inteligencia artificial por tu empresa?

La inteligencia artificial ya ha llegado a las empresas. Ya existen 7.000 compañías que usan tecnología que consideramos como futurista, del tipo de IA que sustituye parte de la mano de obra humana. Hacia 2022, 900.000 empresas usarán este tipo de inteligencia artificial, mientras que los expertos señalan que habrá que esperar hasta 2140 para ver cómo los robots jubilarán a los humanos.

Pero no solo las grandes empresas pueden hacer uso de tecnología puntera y aprendizaje automático. También es posible que pymes y autónomos se suban a la ola de la inteligencia artificial con aplicaciones para ellos. ¿Sabes qué puede hacer la inteligencia artificial por tu empresa? Te lo enseñamos.

Chatbots que atienden a clientes 24/7

La inteligencia artificial es un medio por el cual ordenadores y robots hacen tareas que normalmente requerirían inteligencia humana. Los chatbots (robots conversacionales) son una de las primeras aplicaciones prácticas que autónomos y pymes pueden usar en sus páginas web.

Estos chatbots, que cualquiera podemos instalar en nuestras plataformas a través de distintas agencias, trabajan 24 horas y pueden atender a decenas de personas al mismo tiempo. Se dice que uno de cada cuatro españoles ya ha hablado con uno de estos bots en las tiendas online.

 

Muy conocida es Chatbot Chocolate, primera plataforma 100% española que diseña chatbots para Telegram, Facebook Chat, WhatsApp, Slack, Line y Skype. Estos son mucho más específicos que Siri, Alexa o Google Now porque se entrenan con nuestra web.

Probablemente la más conocida a nivel mundial es Conversica, una aplicación bastante agresiva desde el punto de vista de ventas, que es capaz de relacionarse de manera autónoma con clientes potenciales a través de mail. Esta herramienta necesita leads previos, y nos informará si localiza clientes interesados.

 

Asistentes virtuales que nos ayudan como empresarios

Los asistentes virtuales también pueden echar un cable a los emprendedores. Por ejemplo, Inbox, la aplicación de gestión de correo y GTD dispone de un pequeño asistente que nos ofrece tres respuestas rápidas para cada email. Estas respuestas permiten contestar el email con un clic y facilitar el trabajo de gestión.

 

También basados en inteligencia artificial y aprendizaje automatizado están Gluru y X.ai. Se trata de dos asistentes personales que aprenden de nosotros y son capaces de gestionar nuestro calendario, avisarnos de citas o eventos, responder correos, gestionar nuestros archivos electrónicos…

 

Consejos de comunicación corporativa

Escaneando el Internet público, hay APIS como Crystal que nos ofrecen claves sobre los perfiles de personalidad de los clientes, dándonos consejos sobre cómo comunicarnos con ellos. La idea tras el proyecto es la de aumentar nuestra empatía hacia el cliente, conociendo de antemano sus preferencias y gustos.

Imaginemos que queremos personalizar la cesta de Navidad en base a los gustos de nuestros clientes. Conocer que a uno le gusta la restauración mientras que otro es fan del baloncesto nos ayudará mucho, y Crystal “lee” los perfiles públicos de nuestros clientes para aconsejarnos.

 

Mejores tableros de control y gestión de KPI

Aunque tiene mucho más potencial para una gran empresa que para una compañía pequeña, los tableros de control ayudan a gestionar la marca. Un tablero de control simplificado puede ser un Excel que nos diga si estamos cumpliendo o no nuestros KPI.

 

Ya hay en el mercado APIs como Alteryx o Tamr que nos ayudan tanto a definir qué tenemos que medir en una empresa como a optimizarla a partir de sus datos.

 

Adaptarse a la inteligencia artificial no será difícil, pero requerirá trabajo

Como ocurrió con el uso del teléfono móvil, el email y el smartphone, la inteligencia artificial será asequible para la mayoría de los usuarios. Aunque hoy día sean necesarias algunas nociones de programación para según qué casos, las apps y API ya están llegando al mercado.

Voice recognition.

 

Muchos chatbots se integran como plugins de WordPress. Así, basta con saber manejar WordPress, para evitar programarlos. Del mismo modo, no programamos un chat en nuestro smartphone. En lugar de eso, nos bajamos Telegram o WhatsApp, y no consideramos que su uso sea complejo.

La inteligencia artificial cada vez tiene más opciones plug&play para autónomos y pymes, facilitando su instalación. Sin embargo, hemos de aprender a usar cada sistema. Por ejemplo, no se nos ocurre enviar fotos de gatitos a nuestros clientes vía mail, aunque las compartamos en nuestro muro personal de Facebook.

Cada herramienta de inteligencia artificial se ha diseñado para un uso específico que tendremos que aprender a controlar. De nada nos servirá tratar de llevar la contabilidad con un chatbot programado para atender al público, por ejemplo. Pero, una vez aprendidas, podemos hacer negocio con estas herramientas.

 

Por Marcos Martínez