Tips para Emprender: El evento que no te puedes perder si eres emprendedor
19 Mayo, 2017
Juan García Rísquez, el fotógrafo de bodas que emociona
19 Mayo, 2017

Cómo Netflix se convirtió en la gran empresa que todos quieren imitar

¿Es Netflix la empresa de moda? Sin duda, es una de las más relevantes para miles de consumidores. Pero también para otras marcas. Su modelo de negocio, su expansión internacional y un producto que casa con las necesidades del público, han tenido mucho que ver para que, ahora, muchos se fijen en cómo trabaja.

Netflix nació en 1997 como un videoclub online. El concepto de streaming, la retransmisión de contenido a través de su web, fue lo que supuso una total innovación para el sector audiovisual y multimedia. Hoy, 20 años después, Netflix sigue dado nuevos pasos para ser alguien importante en el mercado, con alrededor de 100 millones de usuarios en todo el mundo.

Los puntos fuertes de Netflix

Producto estrella. Si Netflix es tan relevante es porque ha dado en el corazón de una de las tendencias de nuestro tiempo, y que Internet y lo digital están ayudando a rentabilizar. Hablamos del contenido audiovisual. Series y películas son grandes productos de consumo de nuestro día a día.

Modelo de negocio. No se trata solo de ofrecer contenido, sino de hacerlo de una manera que resulte muy atractiva. Para ello, nada mejor que utilizar herramientas como la multicanalidad o el multidispositivo. Netflix puede usarse en cualquier momento, en cualquier lugar.

Competitivo. Otro de sus puntos fuertes es lo competitivo de su oferta. La posibilidad de compartir cuentas supone que un usuario puede estar pagando tres euros al mes por acceder a toda la oferta de Netflix.

Personalización. Una de las claves de la nueva economía. Netflix utiliza algoritmos para recomendar a cada cliente un tipo de producto, en sintonía con los contenidos que ya ha visto y que le han gustado.

– Facilidad de uso. Comenzar a usar Netflix es sencillo e intuitivo. Su interfaz está pensada para resultar útil y práctica a los usuarios.

– Contenido propio. Netflix quiere ser mucho más que un contenedor de formatos. Quiere ser un autor y granjearse la estima de los espectadores más exigentes, que encuentren en la VoD un reflejo por ese gusto por las producciones de calidad. Desde que Netflix produjera una serie como ‘House of Cards’ en 2013, su popularidad creció de forma notable.

Lo que podemos aprender de ella

Netflix maneja ciertas claves que pueden inspirar a muchos de los que quieren parecerse a ella.

Estudio del Big Data. Los datos que los propios usuarios producen sobre sí mismos. Sobre sus gustos y rutinas de vida. No es una leyenda urbana. Es el mecanismo que la empresa utiliza para crear nuevas (y adictivas) ficciones.

– Wantedness. Este término se relaciona con los gustos del cliente. Para las empresas actuales es fundamental anticipar los deseos y necesidades del consumidor y satisfacerlas antes de que se produzcan. La sensación de que la empresa se preocupa por su cliente repercute de forma muy positiva.

– Atención al cliente. Las nuevas relaciones entre cliente y empresas obligan a éstas a que estén en comunicación directa con el usuario. Bien para consultar una duda, para solucionar un problema o aceptar una sugerencia. Un cliente satisfecho y fidelizado será la mejor propaganda para cualquier marca.

– Producción local. Hace tiempo que Netflix salió de su zona de confort y decidió que no sólo quería conquistar Estados Unidos, sino lograr una verdadera expansión internacional. Por ello, para empatizar con los intereses de cada país en el que aterriza, no duda en apostar por series producidas por empresas de ese lugar en cuestión. Como en el caso de España, con el reciente estreno de ‘Las chicas del cable’.

– Acuerdos con las plataformas. Otra medida muy inteligente para crecer es aliarse con aquellos partners que pueden contribuir a la mejora de nuestro servicio. En el caso de Netflix, los acuerdos conseguidos con las principales plataformas de televisión de cable como Orange son claves para facilitar su implantación.

– Netflix Kids. En ocasiones, solo pensamos en un tipo de target comercial. Pero una empresa como Netflix nos enseña que olvidar una opción puede ser la puerta más sencilla para perder a un cliente. Por ello, pensando en las familias con niños, Netflix también tiene su sección Kids.

Más allá. Otra de las claves para seguir creciendo es no dormirse en los laureles y seguir evolucionando y mejorando la experiencia del consumidor. Una de las últimas novedades en este sentido casa, además, con ese wantedness que busca satisfacer las necesidades del cliente. Como viene a ser el modo offline, con el que se puede disfrutar del contenido sin estar conectado.

Netflix es una de las empresas no solo más reconocidas del planeta, sino de las que mejor sabe conectar con las necesidades de sus consumidores, convirtiéndolos en socios confiables a los que siempre regresar.

Por Noelia Martínez