¿Cómo medir el valor de las redes sociales para tu empresa?
8 mayo, 2017
Publicidad: La credibilidad está de la mano de los Influencers
8 mayo, 2017

Calambur Teatro, la inquietud por la innovación

Hablamos con Steward Peña, fundador y socio de Calambur Teatro, una apuesta de ocio en Madrid que no deberías perderte por su frescura, creatividad y porque estos emprendedores abordan todo tipo de espectáculos artísticos: improvisación, teatro, monólogos, todo tipo de eventos personalizados a medida, shows de gran y pequeño formato, espectáculos de magia, animaciones, fiestas, videoproducciones…

  1.     ¿Qué o quién te inspiró para montar tu propia empresa? ¿De dónde viene ese primer impulso?

Sin duda, el primer impulso me lo dio la Improvisación. Me encontraba en un momento personal en el que me asaltaban muchas inquietudes artísticas. Tenía ganas de montar una compañía de teatro propia especializada en la improvisación. Me di cuenta de que era un campo artístico que necesitaba ser investigado y explorado. Una vez creada la compañía, no tardé en comprender que no podía hacerlo solo. Fue entonces cuando apareció mi socia Elisa Espinosa. Entre los dos dimos el paso definitivo para crear lo que hoy día es nuestra empresa.

  1.     ¿Cuéntanos qué es CALAMBUR TEATRO?

Calambur Teatro es una empresa que aborda el campo artístico desde cualquiera de sus dimensiones: improvisación, teatro, monólogos, eventos personalizados a medida, shows de gran y pequeño formato, espectáculos de magia, animaciones, fiestas, videoproducciones… En nuestra trayectoria se puede comprobar que somos una compañía con gran inquietud por la innovación, y la producción de espectáculos originales para todos los públicos.

Somos una compañía profesional e interdisciplinar, unidos para ofrecer espectáculos de calidad, y para desarrollar soluciones artísticas a empresas. A partir de la petición de nuestros clientes generamos y proponemos una idea: eventos de team building, jornadas de motivación, ice breaking, incentivos, animaciones…

Además, de cara al público infantil y familiar también somos una fuente de entretenimiento tanto en el escenario como en eventos o family days. Disponemos de cuentacuentos, músicos, payasos, títeres, talleres lúdicos, gymkanas… y en especial de espectáculos de improvisación, en los que los más pequeños son quienes participan activamente en la creación de las historias. Una manera divertida y artística para estimular su imaginación, espontaneidad y creatividad.

Por último, en el ámbito académico y formativo somos, en España, una de las escuelas de improvisación con más alumnos.. Calambur La Escuela ofrece un plan de estudios aplicado en sesiones de tres horas, en las que el aprendizaje se trabaja con juegos teatrales y de improvisación para después aplicarlo sobre la interpretación de escenas. Contamos con varios grupos: Iniciación a la Improvisación, Improvisación deportiva (catch y match), Técnicas teatrales aplicadas a la improvisación (nivel 1, 2 y 3), Improvisación gestual  e Interpretación. El alumnado pasa a formar parte de nuestra cartera de artistas y, por lo tanto, a promocionarse en la bolsa de empleo de nuestra empresa.

  1.     ¿Cómo fueron los inicios? Con qué sorpresas te encontraste?

El principio fue muy bonito pero nada sencillo. Generar un producto es un trabajo difícil, sobre todo cuando empiezas tú solo al mando de la parte directiva y no tienes un respaldo económico que te avale.  Cuando empiezas desde cero, no tienes suficiente capital para invertir, así que tienes que aprender a hacer trabajos con los que ni siquiera estás familiarizado: diseñar dossieres, vender el producto, lanzar una página web, generar material gráfico o componer un equipo de trabajo no son tareas sencillas para un joven emprendedor.

  1.     ¿Hubo gente a tu alrededor que pensó que era una locura?

En realidad, no. A pesar de que dejé a medias mis estudios en Ingeniería de Telecomunicaciones, la mayoría de la gente a mi alrededor comprendió que era el momento de dejarlo todo y dedicarme en cuerpo y alma a mi pasión. Claro está, siempre hay opiniones en contra. Lo importante no es escucharlas sin más, sino aprender a  valorarlas y aplicarlas en la justa medida de tus necesidades, siempre en pos de avanzar y crecer.

  1.     ¿Cuál ha sido la mayor satisfacción que te ha reportado?

    Construir una gran familia. Poder montar una estructura  con un gran equipo de trabajo compuesto por gente muy válida profesionalmente y de gran valor humano. Éste es uno de los valores que me hace sentir más orgulloso. Para mí, encontrar a diario ilusión y pasión por mi trabajo es la mayor satisfacción que puedo tener.

  1.    ¿Qué relevancia ha tenido para ti el uso de redes sociales a la hora de darte a conocer?

Creo que hoy en día las redes sociales son la primera herramienta de la que dispone el emprendedor, sobre todo porque son gratuitas y llegan a muchas personas. En este sentido, hemos tenido que aprender a usarlas de la forma más efectiva posible. En la actualidad disponemos de un manejo de la red muy efectivo, pero lo hemos logrado tras muchos ensayos, tras muchas pruebas y, por supuesto, después de cometer muchos errores.

  1.     Una ventaja y una desventaja de ser emprendedor

Para mí la principal ventaja es que puedes desarrollar tu pasión a tu manera y de la forma que más te guste. Adaptarte a las circunstancias tomando el camino que más se acerca a tu forma de trabajo y a la de tu equipo. La desventaja principal son los altos costes económicos a los que nos enfrentamos y las pocas ayudas que existen. En España ser un emprendedor autónomo puede salirte más caro que no trabajar.

  1.     ¿Cómo ves el futuro?

Con optimismo. Creo que si seguimos trabajando con el mismo compromiso, profesionalidad y dedicación seguro que seguiremos creciendo. Actualmente tenemos más de cien alumnos en la escuela, trabajamos en cuatro salas teatrales de Madrid y tenemos una cartera de clientes de eventos en constante crecimiento. Nos encanta nuestro trabajo y esperamos que el futuro se porte bien con nosotros.

  1.     ¿Qué consejos le darías a alguien que quiere montar una empresa?

Sobre todo que se junte con un buen equipo humano y que invierta todo lo que puedan en ellos. Gente motivada, optimista y que crea en el proyecto. Es importante saber que a pesar de que el equipo tiene que remar en una misma dirección, no todos van a remar al mismo tiempo, con la misma intensidad, ni de la misma forma porque cada uno tiene unas habilidades, unas virtudes y unos procesos diferentes. Si uno se conciencia de eso en un equipo de trabajo, las fortalezas de la empresa crecerán de forma exponencial.

  1. Una frase inspiradora para aquellos que todavía no se atreven a emprender

No tienes que ser de los buenos para empezar, pero tienes que empezar para ser de los buenos – Zig Ziglar –