Lo que debes hacer para reducir gastos en tu empresa
6 marzo, 2017
Lanzadera: por qué esta incubadora está siendo clave para las empresas españolas
7 marzo, 2017

Las 5 reglas de oro para mejorar el clima laboral

Tener un buen clima de trabajo es fundamental para que una empresa prospere. Y aunque parece algo fácil en un principio, se puede decir que es algo complejo debido a que influyen diferentes factores; como el comportamiento de las personas, su manera de relacionarse entre sí, la forma de liderar a los equipos, el espacio de trabajo, la actividad personal o la cultura de la propia empresa.

Un mal clima de trabajo puede romper el ambiente e incluso crear situaciones tensas, produciendo conflictos entre los trabajadores, así como bajar la productividad de trabajo. Es por ello, que hay que construir una atmósfera adecuada, ya que aumentará la capacidad de trabajo y el bienestar de los empleados.

1. Los trabajadores deben tener independencia

Cada uno de los empleados debe tener una ejecución de tareas determinadas. Y es que este hecho, beneficia el clima laboral si cada trabajador dispone de la autonomía que es capaz de asumir. De esta manera, se sentirán responsables y útiles de cara a la compañía.

2. El espacio de trabajo debe ser adecuado a cada actividad

Las condiciones de trabajo son determinantes para realizar según qué actividades. Deben ser espacios bien distribuidos, equipados con utensilios que faciliten el trabajo. Así como una buena iluminación y materiales que reduzcan el ruido, sitios ordenados que ofrezcan un ambiente diáfano a los empleados. Y es que todos estos elementos repercuten directamente en la calidad de los resultados.

3. Fomentar la buena relación entre el personal de la empresa

Los trabajadores son la parte fundamental de la corporación y son los que crean el ambiente, pues las relaciones que se establecen entre los empleados son determinantes a la hora de hablar del clima laboral. Por tanto, se deben promover actividades para mejorar la comunicación entre todos y limar las asperezas que puedan aparecer en el trato del día a día. Los valores que se tienen fomentar son tratar con madurez, agrado y respeto a los compañeros; siempre en aras de ayudar en lo posible y mejorar como equipo.

4. Dar reconocimiento a quien lo merezca

Las personas necesitamos que se nos premie cuando hacemos algo bien, para tener ese sentimiento de satisfacción del trabajo bien hecho. Es fácil dar reconocimiento a quien lo hace bien normalmente, pero todos en algún momento nos hemos sentido felices con nuestros resultados y merecemos tener esa distinción. De hecho, si se dejan pasar estas oportunidades, cabe la posibilidad de dejar caer a tu empleado en la apatía y no tendrá esa inquietud por mejorar en sus actividades.

También, es importante tener en cuenta que los reconocimientos se deben dar en público, mientras que los fallos se comunican en privado. Si esto no es así, los trabajadores se pueden ver expuestos a situaciones incómodas y se deteriorará el clima laboral.

5. Tener una retribución acorde a la responsabilidad y a los logros

Uno de los objetivos que suele tener el sueldo es motivar al trabajador, pero la retribución estándar de cada mes es algo estático, por ello hay que buscar formas de mejorar los resultados mediante el salario. Las mejores compañías son aquellas que tienen políticas salariales acordes con parámetros previamente marcados y de objetivos medibles. De esta manera, se genera una atmósfera de superación y se promueve el esfuerzo.

Hay otras muchas pequeñas acciones que podrán mejorar el clima laboral, pero si tienes una base firme que cumplimente estas reglas de oro, el ambiente de tu empresa será óptimo, así como los resultados que se alcancen.

Marta Gámez