8 espacios de coworking en Madrid
1 marzo, 2017
La indemnización del paro: punto de partida para un emprendedor
2 marzo, 2017

15 herramientas gratuitas para las tareas diarias de la empresa

Cualquier gestor que tenga que instalar software para un equipo se plantea si no habrá una solución más asequible a los programas clásicos. Tenemos en mente programas como Word para edición de textos, Photoshop para modificar imágenes o AutoCAD para archivos 3D. La lista es larga.

Pero al asignarnos un presupuesto rara vez se contempla una partida para software. Y saltar de licencia de 30 días en licencia de 30 días u optar a una versión de estudiante no suele ser operativo. Las alternativas a trabajar con el temor a una inspección son varias: pagar la cuota del software de pago o ir a servicios de software gratuito.

Necesito un editor de texto

El editor de texto es el programa clave en las oficinas. Desde un documento para tomar notas rápidas al archivo oficial que entregaré a mis clientes. Lo que necesitan estos documentos es básico: negritas, cursiva, subrayado, títulos, enlaces, imágenes,  índice de manera ocasional, y poco más.

Esto te lo da cualquiera de los siguientes programas (aunque la mayoría tiene muchas más opciones).

Apache OpenOffice Writer

Si tu equipo está acostumbrado al paquete de Office, Open Office será uno de los más indicados para que la adaptación sea lo más rápida posible. Como puede verse en la imagen inferior, su interfaz es prácticamente idéntica a Word.

Tiene todas las opciones avanzadas que puede tener el paquete de Office de Microsoft (tablas en documentos, macros, referencias, sistema de comentarios…). La diferencia más grande es una visual poco cuidada, pero más rápida que la de Word.

La ventaja de OpenOffice frente a otros sistemas es que aunque incluye también otros programas clásicos, estos pueden descargarse por separado:

  • Writer, el editor de textos (puede sustituir al Word de Microsoft)
  • Calc, hojas de cálculo (Excel)
  • Impress, presentaciones (PowerPoint)
  • Base, gestor de bases de datos (Access)

 

LibreOffice

Muy parecido a OpenOffice es LibreOffice, con la diferencia de que hay que descargarse el paquete ofimático completo, y no un programa específico para cada ocasión.

Scribus

Scribus es una versión gratuita que puede competir con los mejores editores de texto y composición de imagen. Esto significa que también es la alternativa perfecta a Adobe Illustrator. Este programa tiene todos los elementos necesarios para maquetar documentos a nivel profesional, como puede observarse.

La visual puede ser lo más complejo de asimilar para alguien que no haya tratado maquetación. Demasiadas opciones, aunque es personalizable para eliminar de la pantalla las que no usemos.

Necesito una hoja de cálculo

Las alternativas de OpenOffice y LibreOffice vistas arriba ya solucionan este aéra de manera más que aceptable, pero aquí presentamos otras dos.

Gnumeric

Aunque con una página web algo caótica, Gnumeric es una de las mejores opciones tras Calc de OpenOffice para nuestras hojas de cálculo. Dispone de las herramientas clásicas de Microsoft Excel, además de una versión portátil que podemos llevar en un pendrive.

Kingsoft Office

Aunque cuenta con editor de texto o presentaciones, este programa merece la descarga solo por su amigable interfaz. Algunos críticos la han llamado la copia de Excel, algo complicado de negar visto lo visto.

El inconveniente de Kingsoft es que la versión completa es de pago, por lo que como sistema de hojas de cálculo es algo limitado.

Necesito un programa de edición de imagen

Aquí los referentes son Paint (el programa gratuito pero básico de Windows) y Photoshop, la opción de gama alta de Adobe, fuera del alcance de la mayoría de los bolsillos.

Gimp

Es la opción por defecto de los usuarios que no pueden (o no quieren) acceder a Photoshop. Pese a que tiene todo lo que tiene el programa de Adobe, Gimp puede ser algo confuso en su utilización, al margen de algo lento en transformaciones y renders.

La gran ventaja de Gimp es la amplia red de usuarios y las miles de horas de vídeos accesibles online. Hay un tutorial para cualquier duda que pueda surgir del uso del programa, por lo que se convierte en una de las mejores alternativas a Photoshop.

Krita

Si lo que se busca es cambiar en menos de una semana de Photoshop a otro programa de edición de imagen, Krita puede ser una buena opción. Aunque no tan completo como Gimp, usa una visual prácticamente idéntica a Photoshop CS6.

Esto ayuda a dar el salto al software libre. Especialmente para aquellos que usaban el programa de Adobe como mesa de dibujo, y no tanto como herramienta de fotomontaje.

Paint.NET

Paint.NET es muy fácil de usar, aunque extremadamente limitado. Más que un programa de edición de imagen tal y como lo conocemos, es un Paint ampliado. De hecho su interfaz es prácticamente igual, salvo algunas excepciones y utilidades.

La gran ventaja de este programa es la capacidad de trabajar mediante capas y poder guardar el proyecto. Algo en lo que Paint se quedaba muy corto. Así podremos editar una imagen sin pisarla, y volver a versiones anteriores de la misma o hacer composiciones editables sobre ella. Es perfecta para quien necesita colocar objetos o texto sobre una imagen y desplazarlos.

Necesito un programa CAD

Especialmente en el mundo de la arquitectura o la ingeniería, se hacen necesarios los programas CAD (como AutoCAD o Catia). En este campo los inconvenientes suele ser que el cliente usa ese mismo archivo y trata de editarlo, por lo que si no está en un formato abierto tendremos problemas.

FreeCAD

Para equipos que necesiten las herramientas básicas de AutoCAD (o incluso de programas de diseño como Solid Edge), FreeCAD es una opción perfecta. ¿Bazas? Gratuito, libre y con foro de dudas (en inglés).

Este programa igual te ayuda a conformar sólidos en 3D como a plasmarlos en planos acotados e imprimirlos como PDF. La única pega es que el usuario de FreeCAD no puede recurrir a herramientas típicas de AutoCAD, necesitando más conocimientos de dibujo técnico o expresión gráfica.

QCad

Como FreeCAD, QCad no es un programa con una visual impecable, recordando a las primeras versiones en castellano de AutoCAD. Sin embargo es ideal si usamos el plano como medio de expresión y dejamos de lado el 3D.

Lector PDF

No pocas veces nos mandan un fichero PDF que no podemos abrir porque no tenemos instalado Adobe Acrobat Reader. Pero podemos recurrir a estos programas:

Sumatra PDF

Se trata de un programa bastante tosco a nivel visual en su arranque (toda la pantalla amarilla chillona), pero que lo supera en cuanto abrimos un archivo.

Lee PDF, ePub, MOBI, XPS, DjVu, CHM, CBZ y CBR, por lo que es improbable que no podamos abrir el archivo. Se puede descargar aquí.

Foxit

Foxit es de los primeros programas que surgen cuando preguntas a compañeros. Es liviano, lee casi todo y además puedes usarlo para subrayar o para crear copias en la nube de comentarios o discusiones sobre un documento.

Microsoft Edge

Aunque técnicamente se trata de un navegador, este programa puede hacer las veces de lector PDF. Además , es bastante rápido en comparación con otros programas.

Necesito un gestor de correo

Aunque los dominios conocidos y gratuitos de tipo @gmail.com, @outlook.es o @yahoo.com siguen siendo gratuitos si los usas por debajo de su capacidad máxima, suele ser aconsejable disponer de un dominio de empresa propio, como @orange.es, para aportar seriedad a tu marca.

Thunderbird

Este software gratuito permite una visual muy similar al Outlook de Office, pero integrada en el navegador. Esto puede suponer un problema si queremos un programa aparte, aunque aporta bastantes ventajas. Por ejemplo, depende de mozilla.org, una empresa casi paranoica con el uso de la información y la protección, de manera que tu correo estará blindado.

Mailbird

Es posible que los pájaros estén de moda en el mundo de los gestores de correo. En el caso de Mailbird, su versión gratuita es muy simple. Sin embargo, tiene todo lo que un gestor de tareas puede necesitar. La ventaja de este gestor de correo frente a otros es la posibilidad de conectarlo a otras plataformas, como Facebook, WhatsApp, Asana, Google Calendar…

Marcos Martínez