Neuromarketing, la disciplina que te ayuda a vender

27 febrero, 2017

El futuro éxito de las empresas: Deconstructing Work

28 febrero, 2017

¡A por el primer puesto en la búsqueda de Google!

“El enigma de las primeras posiciones en Google”. Así podría ser el título que daría vida a la gran trama que buscan muchas empresas para resolver el problema que influye en el posicionamiento de los sitios web en las búsquedas de Google.

Pero, en el posicionamiento natural, los atajos no existen. O mejor dicho, hay pocos y no son tan efectivos, ya que generalmente llevan más trabajo hacerlos que el valor que generan. Pero no hay que tirar la toalla. Además, estamos de suerte, ya que desde Google se han pronunciado sobre este tema. Andrey Lipattsev, Search Quality Senior Strategist en la sede principal de Google, señaló el año pasado las tres claves principales para un buen posicionamiento SEO. A continuación, vamos a desvelar estos factores que realmente nos ayudarán a posicionarnos en las primeras posiciones de Google. Porque, ya sabéis, si nuestra página no está en la primera página de resultados, no existe.

Crea contenido único y relevante

La primera clave que dan desde Google es acerca del contenido. Éste debe tener un papel principal en la web. Que el motor de búsqueda nos premie o castigue dependerá de varios factores: la calidad, la duración, la profundidad de la información, así como las palabras clave y su uso, y la frecuencia de las actualizaciones.

Si nuestras páginas contienen información útil, el contenido atraerá a muchos visitantes y convencerá al resto para que enlacen con nuestro sitio. Si la idea es crear un site con mucha información, deberemos redactar páginas que describan el contenido con exactitud. Durante el proceso, pensaremos en las palabras que podrían escribir los usuarios para localizar nuestras páginas y las incluiremos (palabras clave).

Por ejemplo, si utilizamos WordPress, es recomendable descargar el plugin gratuito Yoast SEO, que permite mejorar el SEO del sitio en todos los aspectos necesarios. Su funcionamiento es muy sencillo. Entre otros, Yoast SEO obliga a elegir una palabra clave objetivo, y luego se asegura de que la usemos en todas partes, al igual que da claves para que se escriba un mejor contenido.

Y es que la clave está en entregar la información exacta que coincida con la intención y las necesidades del buscador. ¿Por qué? Cuando se escribe algo en Google, se busca el contenido, ya sea en forma de vídeo, producto… Por eso, Google y su competencia buscan y posicionan la información de mayor calidad, más relevante y más profunda en las posiciones más altas de su página de resultados.

Si realmente queremos mejorar esta parte, existen herramientas como Content Tool con las que podrás monitorizar la información sobre la promoción de los artículos en las Redes Sociales, los backlinks y que incluso ofrece palabras clave que podrían subir nuestro artículo a las mejores posiciones de Google. No obstante, este browser también ofrece herramientas para ello. Con su Planificador de Palabras Clave será posible buscar ideas de palabras clave, conocer su rendimiento e incluso crear campañas.

Backlinks de calidad

En la actualidad, el mundo SEO no se entiende sin el término backlink. Pero, ¿qué son? Por backlink entendemos cualquier enlace entrante que otras webs, con dominio diferente a la nuestra, hacen apuntando hacia esta.

Si tenemos un blog sobre trucos de belleza y otro blog, web, revista digital o portal nos menciona e incluye un enlace hacia cualquier parte de nuestra página, decimos que el blog tiene un nuevo backlink.

Es decir, los enlaces permiten a los rastreadores encontrar nuestro sitio y, gracias a ellos, seremos más visible en las páginas de resultados de búsqueda. ¡Ojo! Los enlaces internos a contenidos propios también son importantes en el posicionamiento, pero los backlinks los valora mejor Google, ya que se entiende que son más difíciles de conseguir.

Pero no basta con un cierto número de backlinks. Hay una serie de factores que premian en mayor o menor medida el posicionamiento orgánico de la web:

  •         Si la página tiene diez backlinks procedentes de un mismo dominio, mejorará su posicionamiento. Sin embargo, si los diez enlaces entrantes proceden de distintos dominios, la repercusión será mucho mayor.
  •         Que la página de origen sea de calidad en parámetros de popularidad, autoridad, reputación, etc. Es decir, Google interpreta un enlace de una página A a una B como un voto de la primera por la segunda. Ahora bien, los votos emitidos por páginas que son “importantes” tienen más peso y ayudan a que otros sitios resulten importantes.
  •         Anchor text o texto sobre el cual se coloca el enlace. Si el texto es siempre el mismo, se puede entender que se están realizando prácticas no naturales de SEO. Sin embargo, si el anchor text de los distintos backlinks es variado, el buscador lo premiará.

Pero, ¿cómo se consiguen estos backlinks? Podemos conseguirlos nosotros (artículos invitados, Redes Sociales…) o esperar a que estos se generen de forma natural. Tened en cuenta que los algoritmos de Google pueden distinguir los enlaces naturales de los que no lo son.

Los enlaces naturales se desarrollan como parte de la naturaleza dinámica de la web cuando otros sitios consideran nuestro sitio valioso y útil para sus usuarios. De ahí la gran importancia de la primera clave: crear contenido único y de importancia.

RankBrain, el sistema de inteligencia artificial de Google

Andrey Lipattsev también reveló que la tercera señal de posicionamiento SEO más importante a día de hoy es Google RankBrain.

Pero, ¿qué es? Aunque su definición es algo complicada, podemos simplificarla diciendo que es el mecanismo que analiza las consultas de búsqueda, las palabras y conceptos coincidentes que se están incluyendo en las webs, para, una vez analizadas, entregar la información más relevante al usuario. Es decir, lo que encontramos en las primeras posiciones tras una búsqueda es lo que la búsqueda RanBrain considera más relevante para el usuario. Si este sistema sigue mejorando su calidad, daría lugar a que los usuarios no tengan la necesidad de comprobar más allá de los tres primeros resultados.

Como consecuencia, las empresas tendremos que crear contenido más específico para asegurarse de que RankBrain lo considera relevante y lo posicione en la parte superior de la página de búsqueda. Entonces, ¿qué podemos hacer para tenerlo en cuenta en nuestra estrategia SEO? En primer lugar, cuánto más clics, mejor posicionamiento. Igualmente, habría que ampliar el volumen de keywords relacionadas.

Es decir, si nuestra página web está posicionada por la keyword “playeras de correr”, podemos obtener un buen posicionamiento por palabras clave relacionadas con ellas, como “equipamiento para correr”, “zapatillas training”.

Otros trucos para optimizar tu web

De nada sirve llevar al dedillo todo lo anterior, si la velocidad de carga de nuestra web no es la aconsejable. Lo que más valora Google al ver la velocidad de carga de una web es el Time To First Byte, es decir, el tiempo de carga del primer byte de una web. Para calcularlo y optimizarlo, podemos emplear Google Page Speed. Un resultado que se encuentra por encima de 80 es algo positivo, aunque lo más óptimo es estar por encima de 90.

  •         Igualmente, podemos crear fragmentos enriquecidos de nuestras páginas. Éstos son las pequeñas descripciones que aparecen en el buscador, las cuales, además de ser un factor que se tiene en cuenta para medir la calidad de la web, también hace ganar visibilidad dentro de la lista de búsqueda.
  •         Otro punto a tener en cuenta es la usabilidad. Deberemos asegurarnos de que la web sea compatible con otros dispositivos tan en auge como móviles y tablets, y no solo desde un ordenador. Google detecta aquellas webs que tienen una versión optimizada para ser visualizada en estos dispositivos y las recompensa con una mejor posición en el buscador. Para comprobar si nuestro sitio web está optimizado, es posible realizar un chequeo gratuito en su herramienta “Prueba de optimización para móviles”. Basta con introducir la URL del sitio, para obtener un informe con alternativas de visualización y propuestas de mejora.
  •         También nos ayudará a posicionar el hecho de generar el mapa de la página para los buscadores, el cual ayuda a indexar toda la información que hemos construido dentro de nuestra página. Google nos ofrece una serie de directrices de calidad de nuestra web para que posicione lo mejor posible.

En definitiva, es hora de someter a examen nuestra web. Podemos hacerlo con ayuda de la Search Console de Google, una herramienta SEO de análisis que ofrece información detallada sobre cómo Google clasifica las webs, al mismo tiempo que muestra puntos susceptibles de mejora, como errores de rastreo, de indexación, número de visitas al sitio, etc. Además de todo esto, se encarga de transmitir el sitemap o mapa del sitio a Google, otro factor SEO a tener en cuenta.

Eva Cortés

Para estar al día de toda la actualidad síguenos en: