¿Y si tu empresa pudiese ser influencer en Instagram?

31 enero, 2017

Emprendedor sí, social también

1 febrero, 2017

Cómo hacer que tu marca sea una “Lovemark”

¿Te acuerdas de todas las veces que te han dicho que “el amor es ciego”? Siempre lo hemos relacionado con personas, pero, ¿qué pasa si este término lo asociamos a una marca?

Simplemente, ocurre que se convierte en nuestra marca favorita, en esa que tiene los mejores productos o servicios, en la que cada vez que nos vamos de “shopping” entramos para desatar una buena cantidad de endorfinas. Y que, por supuesto, carece de cualquier tipo de defecto. En resumidas cuentas, que amamos esa marca por encima de cualquier cosa.

 

No es fácil para las empresas llegar a este punto, pero si lo consiguen habrán ganado mucho como marca.

Y es que las lovemarks son aquellas que se han posicionado en el mercado por medio de la conexión con el cliente a través de una emoción positiva. Kevin Roberts, CEO de Saatchi & Saatchi, fue el primero en acuñar este término y apuntó que “amamos una marca porque forma para de nuestra historia, la percibimos como nuestra compartimos su visión.

 

¿Por qué debería ser una lovemark?

  1. Es una buena estrategia para diferenciarse, sobre todo en aquellos sectores muy competitivos.
  1. Es una de las mejores formas de fidelizar a los clientes, debido al vínculo emocional que se crea que va más allá de la razón.
  1. Genera una experiencia positiva al consumidor, que acaba resultando muy significativa cuando piensa en dicha marca.

 

Si es tan positivo, ¿cómo lo consigo?

Ya hemos dicho anteriormente que no es algo fácil y tampoco hay fórmula matemática a seguir para conseguirlo, pero vamos a explicar algunas claves que te acercarán a la meta.

  1. Marca con personalidad propia. Se trata de tener un carácter propio con el que diferenciarse de las demás. Así como conocer a la perfección la misión, la visión y los valores de la empresa, parámetros que habrá que comunicar para que el cliente se pueda sentir identificado, además de que pueda crear un vínculo.
  1. Crear experiencias. El vínculo emocional solo puede ser fuerte si se alimenta desde el primer momento, y no podía ser de otra forma que creando experiencias centradas en las emociones que darán como resultado la empatía. Un punto fundamental de las lovemarks. De hecho, una de las mejores experiencias que funcionan es la personalización del producto.
  1. Los mensajes deben conectar e inspirar al público. Y nunca engañar al cliente, así como cumplir todas las promesas que se hagan. Debemos tener en cuenta que lo que intentamos crear es una relación estrecha entre la marca y el consumidor. Y las relaciones más fuertes se basan en la confianza, la sinceridad y en el apoyo.
  1. Crear un storytelling. Las personas somos capaces de conectar mejor cuando nos presentan una historia e incluso, si nos dan la posibilidad de crear nuestra propia historia junto con la marca (haciéndonos partícipes). Nos sentimos identificados, e incluso comprometidos profundamente. Tanto, que nos convertimos en verdaderos embajadores de la marca.
  1. Comprometerse socialmente. También conocida como la parte de responsabilidad social corporativa, que trata de crear un mundo mejor. Los clientes se sienten mejor si saben que su marca trabaja para mejorar el mundo en el que vivimos y que se preocupa por causas desfavorecidas.

En definitiva, cuando conseguimos hacer de nuestra marca una lovemark, creamos una relación de verdadero amor. Solo es posible si estamos dispuestos a enamorar y tener un vínculo estrecho e íntimo con el cliente, sabiendo identificar sus expectativas y yendo más allá. Sin cabidas a engaños, errores o defraudes.

 

Las lovemarks más famosas

Apple

Se ha convertido en el referente de las lovemarks, por su diferenciación, su diseño y su exclusividad. Además, se ha corrido la voz de “quien usa Apple, nunca quiere volver a otro sistema operativo”.

Coca-Cola

Es tanto el amor que sienten los consumidores de la marca que si en algún restaurante no sirven Coca-Cola, se levantan y se van.

Starbucks

Da igual que digan que es un café mediocre, que los apasionados de Starbucks cada vez que piensan en café se les viene a la mente la experiencia altamente satisfactoria que ofrecen sus establecimientos.

Google

¿En serio existen otros buscadores? Sí, pero Google ha montado su propio imperio eclipsando cualquier tipo de competencia. Y es que gracias a su visión de organizar toda la información que existe en la Red, así como hacerla accesible a todos los usuarios, ha conseguido ser un referente. Además, ha conseguido personalizar sus servicios con doodles rememorando fechas históricas o eventos importantes, que hacen que el cliente se sienta cómodo en su web. Ah, y otra cuestión: ¿alguien que no quiera trabajar para Google?

Para estar al día de toda la actualidad síguenos en: