Incubio: la incubadora de start-ups al servicio del Big Data
28 noviembre, 2016
Te presentamos Love Negocio
28 noviembre, 2016

¿Por qué no se me ocurrió a mí? Ideas de negocio millonarias

Las ideas sencillas suelen ser las mejores. En el mundo de los negocio y en otros muchos ámbitos, basta con encontrar una pequeña necesidad no cubierta para dar lugar a un modelo de negocio millonario. Esto es lo que debieron pensar los emprendedores detrás de los tres casos de éxito que veremos a continuación y que ejemplifican, en cierto sentido, lo que se vivió durante distintas décadas (80, 90 y 2000). Eso sí, el maná no llegó del cielo, sino de sus éxitos empresariales, convirtiéndose de un día para otro en personajes reconocidos y admirados.

¿Por qué no se me ocurrió a mi?

Esta es la pregunta que asalta constantemente a las personas que tienen despierto su espíritu emprendedor, pero hay otra afirmación más frustrante: “¡Mira! ¿Te acuerdas de la idea que te había hablado? Esta gente ya lo tiene funcionando…”. Talento, ambición, inspiración, preparación, creatividad, etcétera, son solo algunas de las características en común de los tres casos de éxito que veremos a continuación. Pero hay algo más, están basados en una idea simple. Veamos cómo se les ocurrió y cómo triunfaron con ella.

Las tortugas ninja

Si te dijeran que cuatro tortugas capaces de hablar, disfrazadas de extraños ninjas de colores, fueran capaces de generar con una sola película 231.208.727dólares, te quedarías sin palabras, pues igual que les hubiera sucedido a sus creadores hace casi 30 años. En 1984, dos dibujantes de cómics independientes, Kevin Eastman y Peter Laird, tuvieron una original idea que cambiaría su vida: hicieron el primer esbozo de las cuatro tortugas antropomórficas, mutantes y desaliñadas, lo que dieron a conocer como las Tortugas Ninja Mutantes Adolescentes.

millonarias Por esa época, Kevin Eastman trabajaba como cocinero a tiempo parcial y compartía casa con su amigo, el dibujante y artista gráfico Peter Laird. Una noche como otra cualquiera, en su apartamento, se plantearon hacer una parodia de los cómics que se hacían en ese momento, homenajeando a Frank Miller, el creador de Batman, entre otros personajes. Para este cometido, se plantearon cuál sería el animal que resultaría más divertido dominando las artes marciales al estilo Bruce Lee: la respuesta que se les vino a la cabeza fue una tortuga. No se quedaron ahí, ya que fueron dibujando una tortuga detrás de otra, hasta llegar a cuatro, otorgándoles nombre de famosos artistas italianos del Renacimiento. ¿Los recuerdas? Leonardo (por Da Vinci), Raphael, Donatello y Michelangelo.

Como cualquier emprendedor, Eastman pidió 1000 dólares prestados a su tío, consiguiendo imprimir así las 3.000 copias del cómic de lo que iba a ser un único número. Su primer pensamiento fue que tardarían un tiempo en venderlas, pero no fue así; en seguida sacaron la segunda edición de 15.000 ejemplares y, en el año 86, ya habían vendido 100.000 copias.

Pero su visión emprendedora no acabó ahí. Comics, juegos para consolas, máquinas para salones de videojuegos, merchandising, obras musicales, series de televisión y películas son las derivadas que han dado lugar al millonario negocio actual de las tortugas ninjas y que surgió de la inspiración que dos personas plasmaron con la ayuda de un lápiz y un papel.

millonarias2Las subastas de eBay

El imperio de eBay ve la luz en el año 1995 y, como no podía ser de otra manera, de la forma más simple posible. La ahora mujer de Pierre Omidyar, su fundador, era gran aficionada al coleccionismo, costándole mucho localizar tanto artículos como a otras personas con las que compartir tal hobby. Ambos se pusieron manos a la obra para intentar solucionarlo.

Omidyar, que por aquel entonces trabajaba en una empresa tecnológica, decidió crear una web en la página de su compañía para que funcionara como un pequeño servicio de  subastas online. Denominado en un principio como AuctionWeb, poco después, el proyecto evolucionó con las primeras ventas, tomando el nombre que tiene actualmente, eBay (por electronic bay, pequeño homenaje a la bahía de San Francisco).

El creador de eBay ha contado que el primer artículo que consiguió vender fue un puntero láser inservible por unos 13 dólares. Debido a la sorpresa que se llevó por esta venta, Omydar contactó con su primer comprador para saber por qué había hecho tal adquisición y su respuesta fue simple pero valiosa: “Me gusta coleccionar punteros láser inservibles”. Y así nació un imperio.

Actualmente, el portal de comercio online maneja una cifra de negocio de unos seis mil millones de euros en 2016, lo que significa un incremento del 5% respecto a los primeros nueve meses del pasado año.

Del País Vasco al cielo…

Así debieron sentirse dos emprendedores anónimos para el gran público, como son Ander Michelena y Jon Uriarte, que en el 2009 fundaron Ticketbis y que este año vendieron por 165 millones a eBay como estrategia de crecimiento de nuestro anterior caso de éxito. Vender y comprar entradas de deportes y espectáculos parece una idea básica, pero, tal y como ellos defienden, no hay que confundir que la idea sea simple con que no sea meditada, ya que fue el fruto de un análisis de los modelos de negocio vigentes en ese momento.

millonarias3La fundación de Ticketbis suponía para sus creadores un salto al vacío, dejando sus empleos en el sector financiero en Londres para crear esta startup. Ese salto fue bien y, en 2005, contaban con 400 empleados y una facturación de 84 millones de euros, incrementando sus cifras de negocio anualmente desde su creación por encima del 60%.

Ander, Jon, Pierre, Kevin y Peter… Cinco nombres, tres empresas y un futuro glorioso.