Intraemprendimiento, innovación desde dentro de la empresa
28 noviembre, 2016
¿Pagamos a medias? El crowdfunding de empresas de videojuegos
28 noviembre, 2016

5 momentos buenos que vivirás como emprendedor y que nadie te va a contar

El 1,1% de la población española de 18 a 64 años reconoce haber cerrado una empresa durante el último año, tal como relata el Informe GEM España 2105. Este dato implica que es bastante habitual encontrar personas que nos recuerdan continuamente lo complicado que es emprender. Pero ¡qué no cunda la desmotivación! Ser emprendedor no sólo consiste en trabajar veinte horas al día durante casi todo el año, también traerá consigo pequeñas satisfacciones y recompensas, que harán que todo el esfuerzo merezca la pena.

No dejemos que nos cuenten solo lo negativo; emprender, como todo, tiene una parte buena y otra mala. Hoy vamos a centrarnos en lo positivo, anotando algunas cosas buenas que te pasarán como emprendedor y que nadie te va a contar.

Serás un buen cliente para los bancos

El 70,6% de los expertos entrevistados en el GEM España 2015 afirma que el acceso a la financiación es la principal dificultad para la creación de empresas, por lo que, como emprendedor, al principio, quizá lo tengas difícil para que las entidades financieras crean en tu proyecto. Sin embargo, cuando comiences a tener tus primeros éxitos, todo cambiará. Cuando lleves un tiempo vendiendo y facturando, te convertirás en un cliente muy atractivo a los ojos de las entidades financieras, lo cual es muy gratificante. Ten en cuenta que hay muchos aspectos que le interesan a tu banco, como, por ejemplo, los continuos movimientos en cuenta, la cantidad de recibos domiciliados, los seguros contratados, lo facturado a través del TPV, los pagos a la Seguridad Social o el abono de las nóminas de tus empleados.

Te sentirás como una pequeña estrella del rock

Descubrirás lo que se siente cuando te reconocen, o algo todavía mejor, cuando te reconocen por lo que eres capaz de hacer. Por ejemplo, si nombramos a Iñaki Soriano, Pablo Sánchez, Alejandro y David Moreno, posiblemente no te suenen; pero si decimos que son los cuatro jóvenes creadores españoles que están detrás de las Hawkers, seguro que ya te haces una idea 😉 A un nivel más básico, podrás comprobar esto acudiendo a eventos de networking, alguna feria, presentándote a algún premio o concurso, con alguna entrevista en un medio local o, por ejemplo, cuando te sorprendan invitándote a una conferencia para hablar sobre tu producto, contar lo que haces y cómo lo haces.

El resultado económico

No hay que perder de vista que las empresas se crean para generar riqueza. En el caso de los emprendedores, los ingresos están directamente relacionados con sus capacidades y el partido que le saquen. No dependerás de nadie más, para lo malo, pero también para lo bueno será mérito propio.

En España, este es un tema tabú, y es que nadie quiere reconocer lo que realmente gana con su actividad económica. Si bien hay muchos empresarios que atraviesan un momento económico delicado, hay otra parte más afortunada con sueldos por encima de la media de los trabajadores españoles (1.640 euros al mes), que obtenienen mayores ingresos gracias a su negocio propio que lo que podrían obtener trabajando como asalariados.

Te convertirás en un experto sin darte cuenta

El reto de emprender supone un aprendizaje diario fundamental y te hará convertirte en un profesional bien preparado. Te darás cuenta de que ser emprendedor de éxito supone convertirte en un experto con mayúsculas en el sector de tu negocio. Sin apenas ser consciente irás absorbiendo e integrando en tu día a día conocimientos y experiencia. Hasta en los fracasos debemos ser capaces de aprender, por supuesto siempre para mejorar.

5momentos-2

Descubrirás que tienes superpoderes

Elevarás el rendimiento de tu día a día hasta límites insospechados, dándote cuenta de todos los asuntos que eres capaz de resolver en tiempo récord.

Cuando menos te lo esperes, caerás en la cuenta de que has incrementado tu capacidad de realizar tareas en menos tiempo del que habitualmente invierten las personas que te rodean, tanto en tu vida personal como a la hora de gestionar tu empresa. Perderás el miedo a equivocarte, te convertirás en el maestro del querer es poder y aprenderás a comprender el valor de las pequeñas recompensas y lo que cuesta conseguirlas.

Pasar por el proceso de ser emprendedor te hará madurar y seguramente te convertirá en mejor persona, ¡ánimo y a por ello! 😉

Javier Navarro